Videojuegos En España: "De Mercado Consumidor A Potencial Productor"

Abre sus puertas este martes en la ciudad de Barcelona la 12ª edición de Gamelab, uno de los eventos más prestigiosos a nivel mundial en el mundo de los videojuegos y marco para el intercambio a través de conferencias y networking, para empresas españolas que buscan proyección en el extranjero, y puerta de entrada para aquellas que quieren llegar al mercado europeo y de habla hispana. El sector en España incrementó sus ventas el año pasado un 8,7% y superó los 1.000 millones de euros de facturación por primera vez, según los datos del Anuario de la Industria del Videojuego 2015, elaborado por la Asociación Española del Videojuego (AEVI).

Al respecto, el director y fundador del evento, Iván Fernández-Lobo, destacó la madurez del sector español del videojuego que pasó de ser "un mercado consumidor a un potencial productor".

"En España hay que trabajar más la didáctica y aprender a diferenciar entre mercado e industria. Hay multinacionales que venden aquí su producto y que les va muy bien, pero eso no tiene nada que ver con el estado del videojuego. No porque se vendan más videojuegos en España eso tiene que beneficiar a los estudios locales", aseguró.

"Llevamos 12 años siendo un catalizador muy importante para el sector del videojuego. En 2005, cuando empezó Gamelab, había cinco empresas enfocadas a este mercado y ahora hay más de 400. Hemos pasado de ser un mercado consumidor a ser un potencial productor de videojuegos", explicó Fernández-Lobo.

En este tiempo, las compañías desarrolladoras han pasado de desempeñar un papel apenas residual en la industria española del entretenimiento a convertirse en uno de los principales motores de la economía digital.

Sólo en 2014, las empresas productoras facturaron 413 millones de euros, un 31% más, y el empleo en el sector se incrementó un 28%.

"Estamos en un buen momento. Hay empresarios muy destacados y con mucha experiencia, y en la medida en que esas compañías se consoliden y crezcan irán surgiendo más oportunidades de tener éxito fuera", destacó el fundador de Gamelab.

La expo, que tendrá lugar entre el 29 de junio y el 1 de julio en la capital catalana, contará también con la presencia de Peter Moore, director de la División de Competencia de Electronics Arts (EA), que dará a conocer los cambios que traerá el fenómeno de los deportes electrónicos en el sector.

"En la edición de este año vamos a hacer una incidencia importante en uno de los cambios más relevantes de la historia del sector como es la convergencia entre el videojuego y otros medios. Empresas de mucho peso están transformándose para adaptar sus contenidos a una nueva audiencia que ve el videojuego como un espectáculo y lo sigue a través de Internet", afirmó Fernández-Lobo.

Pese al éxito de plataformas como Twich, adquirida por Amazon hace un par de años por 732 millones de euros, y los 200 millones de usuarios que cosechan los torneos de videojuegos virtuales, el director de Gamelab cree que los e-sport son un fenómeno viejo. "Los que jugábamos a máquinas de arcade ya nos situábamos alrededor del que jugaba. Lo que ha cambiado es la magnitud de la audiencia gracias a las plataformas de streaming".

La primera jornada de Gamelab en el Hotel Hesperia Tower de Barcelona incia con una conferencia de Brent Bushnell, cofundador y director de Two Bit Circus, una empresa que crea productos y eventos de entretenimiento experiencial que inspiren a los jóvenes, al que seguirá una sesión de preguntas con Jens Bergensten, jefe de programación de Minecraft desde que se fue, en 2011, el creador del juego, Marcus Notch Person.

A continuación disertarán Peter Moore, hablando de cómo convertir a todos los jugadores en estrellas, y John Romero, que participará en una ronda de preguntas sobre los FPS.

La sesión vespertina la abre Noah Falstein, diseñador jefe de juegos en Google. Continúa Hugo Martin, director creativo del nuevo Doom en id Software y cierra Brinkley Warren, cofundador de Megabots, robots humanoides pilotados por
humanos que compiten en eventos deportivos.

El primer día también da espacio a 17 ponencias más técnicas, dentro del III Congreso de la Sociedad Española para las Ciencias del Videojuego, que se clausurará con una asamblea de la sociedad.

El jueves abre las conferencias el director del motor en Insomniac, Mike Acton, seguido por uno de los artífices del auge de los eSports, Mike Sepso (actualmente en Activision). Tomará el relevo uno de los oradores más esperados, Ron Gilbert, que participará en una sesión de preguntas. Además recibirá el premio Leyenda de la Industria David Braben, fundador y director de Frontier Developments, creador de la serie Elite, un simulador espacial, y responsable de Raspberry Pi, un ordenador de bajo costeo para el fomento de la alfabetización informática.

Enric Álvarez, diseñador jefe de MercurySteam Entertainment, hablará de su nuevo juego, Raiders of the Broken Planet. Sigue una sesión de preguntas centrada en la educación con Jordan Casey, quien creó su primer estudio a los 12 años, e Ian Livingston (cocreador de Tomb Raider).

La jornada termina con la entrega de los Premios que concede la Academia de las Artes y las Ciencias Interactivas de España, con más de diez categorías en las que compiten las mejores producciones nacionales.

En la Workshops room habrá durante todo el día distintas charlas a cargo de desarrolladores españoles sobre temas tan variados como la realidad virtual, los juegos multiplataforma o cómo es realmente el proceso de editar un videojuego.

Las tendencias más pujantes protagonizan la última jornada: inmersión sensorial, eSports y los videojuegos basados en la historia. Michael Schade, director de Rockfish Studios, experto en tecnología 3D en el móvil para videojuegos, hablará sobre microfinanciación. La sesión de preguntas tiene como protagonista a Minh Le, cocreador de Counter Strike, y Dan Connors, cofundador de Telltale Games que hablará de la narración de historias en un mundo interactivo. La jornada vespertina aglutina a los responsables de distintos juegos indies o de eventos centrados en producciones independientes.

El encuentro es también un escaparate para que los pequeños desarrolladores españoles muestren sus trabajos en una vidriera internacional con el Indie Hub. En la presente edición está prevista la presencia de casi 70 juegos, desde los ambiciosos y prometedores de Reskube que incluyen figuras reales hasta otros que utilizan la realidad virtual como Hypnos o House of Terror VR.

Este año, por primera vez, España contará con dos ferias de videojuegos. La tradicional Madrid Games Week se mudará de la capital a la ciudad condal y pasará a llamarse Barcelona Games World. En su lugar, la cita madrileña del videojuego la ocupará la Madrid Gaming Experiencie. Un movimiento que situó a la urbe catalana como el epicentro de la industria del videojuego español, algo en lo que Gamelab jugó un papel destacado.

"Cuando llegamos en 2011 a Barcelona la situación era radicalmente diferente a la que hay ahora. Nuestro objetivo era ser el disparador que motivase a las empresas catalanas a asomar la cabeza en el mercado internacional y sacar el máximo partido de la ciudad", concluyó el responsable de Gamelab.

Hace seis años se trasladó de su sede original en Gijón hasta Barcelona, y desde 2008 entrega los premios conocidos como "pulga" en honor al primer videojuego español.


 

 

Fuente:www.expansion.com y www.vandal.net

 

 


 
Banner
Banner
Banner