En Melincué El Agua Sigue Acechando

La situación en Melincué se normaliza. A una semana de ser evacuado, reabrió el casino y volvió a funcionar con cierta tranquilidad. En el pueblo no hay agua pero la laguna, a unos pocos metros del casco urbano, es una amenaza constante. Para mañana anuncian lluvias y viento sur; un cóctel demasiado peligroso.

Los trabajos de contención de las aguas de la laguna Melincué no se detienen en el cruce de las rutas 90 y 93. En ese sector, el espejo de agua experimentó un sensible ascenso desde el viernes y el pronóstico de probables lluvias para los próximos días traen preocupación a los pobladores de la región.

Maximiliano Conde, uno de los voluntarios que trabaja en la zona, describió las tareas que se están realizando en esa zona. "Se están rellenando bolsones para terminar de apuntalar el canal aliviador que va hacia Elortondo. Faltan tres o cuatro camiones. Una vez que se termine eso, las tareas seguirán desde atrás del motel hacia la ruta 93", dijo.

Conde agregó que "del lado de la ruta 90 hay más agua que el viernes. El nivel subió porque después de las lluvias, el caudal sigue aumentando por el agua que sigue entrando de los campos. Estamos esperando que dos o tres días más siga entrando agua y si se confirma el pronóstico de lluvia, la situación se agravará", agregó el socorrista.

"Siempre nos respusimos"

Para el emblemático propietario del histórico comedor Esther, Raúl Caamaño, "vamos a salir de ésta situación. Siempre nos repusimos. Hoy (por ayer) por suerte abrió el Casino que nos da vida a los melincuenes. En ese lugar trabajan más de 150 personas que estaban paralizadas por la inundación. En el casino ya no hay agua. Esperemos que el tiempo siga acompañando", señaló.

En efecto, el principal empleador del pueblo es el casino y aunque parezca raro también lo es la alcaidía y sus "presos". La semana pasada trasladaron a 60 de ellos hacia la cárcel de Piñero y Coronda y en las arcas de los negocios se notó claramente. "No vino nadie los días de visita que son jueves, sábados y domingos y a los comerciantes nos afectó notoriamente", dijo Caamaño. "No vendimos nada ya que no vinieron los familiares de los presos que son quienes compran en los negocios del pueblo".

El peligro del viento

Para el jefe del cuartel de Bomberos de Melincué, Waldemar "Wally" Nardi, "el principal problema no son tanto las lluvias sino el viento sur que nos trae las aguas de la laguna. Ahora se está construyendo un terraplén con bolsones de una
tonelada de arena a lo largo de siete kilómetros sobre la ruta 90 que es la que separa al pueblo de la laguna. Es una medida paliativa pero necesaria en estos momentos".

A partir del sábado pasado, centenares de camiones transportan arena en bolsas desde la intersección de las rutas 90 y 93. Llevan esos inmensos bolsos con arena hasta el complejo de camping La Fábrica, completamente bajo agua, y vienen hacia la zona del motel ubicado a pocos metros del pueblo. Es un impresionante anillo de contención de alrededor de 7 kilómetros sobre la vera de la 90 que hacen que el agua sea contenida.

Por el momento todo funciona a la perfección pero los habitantes saben que es clave el comportamiento del tiempo para zafar nuevamente de una inundación.

Esto es, justamente, algo a que están acostumbrados los habitantes de la cabecera del departamento General López. Ya lo padecieron en otras oportunidades, como en 1975, 2003 y ahora que para muchos es la peor de todas.

Casino

Las autoridades del Hotel Casino Melincué emitieron un comunicado en donde expresan que "el regreso del complejo a la actividad fue posible gracias a un conjunto de esfuerzos realizados por diversos organismos y por los mismos vecinos, que ante contratiempos como el recientemente ocurrido demuestran su espíritu solidario".

"Melincué Casino & Resort ha mantenido históricamente una integración con la comunidad, y es en pos de este compromiso que realizó la compra de dos bombas arroceras, cada una con capacidad de extracción de 2,5 millones de litros de agua por hora, las cuales se encuentran a disposición de los organismos provinciales; paralelamente colaboró con la donación de mercadería y alimentos para los grupos de voluntarios", dice el comunicado.

En tono optimista, la empresa consignó que "habiendo quedado atrás el problema hídrico, Melincué Casino & Resort aprovecha su reapertura para renovar el compromiso con los clientes".

Durante todos estos días, los mismos empleados del casino se sumaron, junto con vecinos y efectivos de distintas dependencias, a trabajar para frenar el agua.


 

 

Fuente:www.lacapital.com.ar

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner