La Religión ¿Un Freno A La Ludopatía?

La relación entre la religión y el juego se ha investigado raramente en sociología y en algunos otros campos relacionados. En pocos casos, han encontrado que el apego a los cultos, en diversos grados de persuasión y según la creencia, disminuye la práctica lúdica. Los últimos sondeos muestran que ser parte de una congregación religiosa o simplemente ir activamente a una iglesia reduce la probabilidad de que el juego se convierta en un problema.

Algunos predicadores de los estados norteamericanos más creyentes están convencidos de que los efectos disuasivos de la fe pueden desanimar a las personas a alejarse para siempre de lo que ellos consideran un auténtico mal: el juego. Un estudio denominado Predictors of Problem Gambling in the U.S., publicado en el Journal of Gambling Studies, muestra que los hombres entre 31 y 40 años, la gente de color y las personas con menor educación formal, tuvieron los síntomas más altos de juego patológico. Asimismo, los habitantes de los barrios desfavorables también tenían los indicios más marcados, pero en ese mismo rango, aquellos que asistieron a servicios religiosos con mayor frecuencia tuvieron el menor número de señales problemáticas, independientemente de la denominación religiosa.

En sí, el estudio muestra que la devoción puede ayudar a inducir a las personas a no jugar de manera compulsiva, cuestión que entra en conflicto con muchos gobiernos locales están buscando nuevas maneras de incrementar sus ingresos fiscales a partir de la legalización de casinos y apuestas. Los líderes religiosos, sobre todo en lugares como Alabama o Utah, dicen que el la industria del juego ejerce su mayor daño en los más vulnerables de la sociedad. Por su parte, este estudio, de carácter nacional, muestra que las personas que asistieron a los servicios religiosos con más frecuencia tuvieron el menor número de síntomas con relación a la ludopatía, como pedir prestado dinero para apostar o perder más de lo que se le permite su economía personal.

Una segunda investigación que midió los efectos diversos de la fe en los juegos de casino, apuestas en línea y lotería, encontró que ser parte de una congregación religiosa o simplemente ir activamente a una iglesia, generalmente reduce la probabilidad de que apostar se convierta en un problema. Los investigadores explican que las personas que están a cargo de propagar las enseñanzas divinas creen que el negocio del juego es un asunto faustiano y que la religión es un camino para mejorar el nivel de vida de las personas jugadoras. Cabe destacar que casi todas las religiones se oponen al juego, arguyendo que es uno de los peores males personales y sociales.

Por ejemplo, el Corán enseña que "El plan de Satanás es excitar, enemistar y generar el odio entre vosotros con bebidas embriagantes y juegos de azar, y os impiden recordar al Señor con el poder de la oración". En 2012, la Iglesia Metodista Unida declaró que "el juego es una amenaza para la sociedad, mortal para los mejores intereses de la vida moral, social, económica y espiritual".

La investigación mostró también que las altas tasas de
asistencia a los cultos lograron menos males con relación al juego y aquellos que asistieron semanalmente o incluso con mayor frecuencia, reportaron el número más bajo de indicadores de juego problemático. "Los individuos que asisten a los servicios religiosos con regularidad son menos propensos a encajar en el modelo antisocial impulsivista del juego problemático", sugirieron investigadores del Buffalo State College de Nueva York.

Para muchas personas, la consideración de la fe como parte elemental de sus vidas es la única dimensión posible para alejarse del juego como vivio. Los investigadores señalaron que, por lo general, existen múltiples formas en que el culto pueda desalentar el hábito del juego. "En pocas palabras, pasar tiempo en congregaciones significa menos tiempo para ir a un casino. Estar integrado en la vida de las instituciones religiosas significa que uno es menos propenso a correr el riesgo de ser visto como un jugador comprando boletos de lotería. E incluso la forma más aislada de juegos de azar en Internet, parece ser restringida cuando consideramos la cantidad de orientación personal que la gente toma de la religión ", declararon investigadores de la Universidad de Arizona.

Por su parte, la Universidad de Utah estudió las reacciones cerebrales de 19 devotos mormones que fueron expuestos a oraciones, escrituras y sermones diseñados por la Iglesia para evocar sentimientos espirituales, encontraron una activación reproducible en el núcleo accumbens, una región del cerebro asociada con recompensa y placer. Según análisis realizados con imágenes por resonancia magnética funcional (IRMf) la conexión entre las experiencias espirituales y los circuitos de recompensa del cerebro sugiere que el entrenamiento religioso puede ser una forma clásica de condicionamiento y se empata con el sentimiento de obtener recompensas.

"La asociación de retroalimentación positiva, música y recompensas sociales con creencias o doctrinas religiosas, puede llevar a que estas doctrinas se vuelvan intrínsecamente gratificantes", dice el autor principal Jeffrey S. Anderson. "Estos mismos mecanismos pueden ayudar a explicar el apego a líderes religiosos y sus ideales. Puede ser que una mujer luterana en Minnesota y un seguidor de ISIS en Siria puedan experimentar los mismos sentimientos en las mismas regiones del cerebro para sistemas de creencias completamente diferentes, con desiguales consecuencias sociales ", dijo Anderson. "Sabemos que regiones similares se activan durante la apreciación de la música, la experiencia del amor romántico y parental, y ganar en los juego de azar".


 

 

Fuente:www.huffingtonpost.com, link.springer.com y www.engadget.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner