Malta: El Nuevo Destino De Los Operadores Del Juego Online

Las empresas líderes del juego online como William Hill, GVC, 888 Holdings, Ladbrokes Coral Group, Bet365 y otras multinacionales del sector afincadas en Gibraltar, son responsables de 3.000 de los 28.000 puestos de trabajo en ese territorio británico de ultramar. Estos empleos podrían desaparecer si las firmas deciden trasladar su actividad a la no muy lejana Isla de Malta. Las negociaciones del Brexit dejarían al Peñón sin las importantes ventajas impositivas que se aplican a estos operadores.

El negocio de este segmento industrial asciende a 30.000 millones de euros anuales según H2 Gambling Capital, y supone el 25% de la economía del Peñón, además de ser el sector con mayor ritmo de crecimiento.

Un enclave de habla inglesa, con un régimen fiscal muy favorable y con libre intercambio de personas y mercancías con Europa, el principal mercado del mundo en este negocio, hacían de Gibraltar un paraíso para los colosos del juego online, hasta que la consulta popular decretó la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Malta mantiene estas características y el hecho de tratarse de una isla en vez de un territorio conectado físicamente al continente no supone un problema para compañías que prestan sus servicios a través de cables de fibra óptica.

La primera entidad en mostrar preocupación por los efectos posiblemente catastróficos del Brexit para el juego online de Gibraltar fue 888 Holdings, coloso especializado en el póker fundado en 1997 por dos parejas de hermanos, Avi y Aaron Shaked y Shay y Ron Ben-Yitzhak, emprendedores israelíes.

La compañía opera a través de una sociedad llamada Cassava con sede en Gibraltar, a dónde mudó sus oficinas centrales en 2003. En 2005 fue la primera compañía del sector que cotizó en la bolsa de Londres. En 2015, cuando el juego online volvió a ser legal en Estados Unidos, 888 Holdings controlaba 4 de los 5 casinos online existentes en ese país. En su último informe anual, la compañía expresa su preocupación de que la licencia gibraltareña no sea aceptada por los cuerpos que se encargan de regular este tipo de actividad (en España, la Dirección General de Ordenación del Juego) poniendo así en peligro uno de los principales objetivos estratégicos de la compañía: su expansión en Europa.

"El estatus de Gibraltar en relación al Reino Unido como resultado del Bexit es incierto en estos momentos. Si 888 siguiera registrada, licenciada y operando en Gibraltar en
estas circunstancias, su capacidad para contar con los principios de libertad de movimientos a la hora de prestar sus servicios en Europa quedaría limitada". Con esta contundencia se pronunciaron los ejecutivos de 888 en el recientemente publicado informe anual de la compañía en el que también se podía leer que "Malta puede ser considerada como una jurisdicción 'dot.com' alternativa".

Este pequeño país del mediterráneo, con una población de poco más de 400.000 habitantes no es ajeno a la industria que supone el 11% de su PIB y da trabajo a 8.000 personas. Y aunque ninguno de los gigantes del juego online ha hecho pública su decisión de mudar el negocio a la pequeña isla del Mediterráneo, lo cierto es que Ladbroks Coral Group y William Hill formarono equipos para monitorizar las posibles consecuencias regulatorias y financiaras del Brexit. En concreto, William Hill quiere estar seguro de que "puedan ser llevadas a cabo medidas apropiadas en el caso de que se obstaculice el tránsito en la frontera o se vea comprometida la capacidad de la compañía para ofrecer sus servicios desde Gibraltar".

El temor de las multinacionales del juego online a que la Verja se torne un obstáculo peligroso no es infundado. Según Ap, el 60% de los empleados de las empresas de juego online con base en Gibraltar residen en España. En el momento en el que se consume la salida de Reino Unido de la Unión Europea la Verja de Gibraltar se convertirá automáticamente en una frontera exterior y Bruselas no podrá velar por los intereses británicos como sucedió hace apenas tres años, cuando las autoridades del Peñón arrojaron 30 bloques de hormigón en aguas en disputa provocando una crisis diplomática en el marco de la cual se intensificaron los controles por parte de la Policía española. El mejor aliado de Gibraltar fueron entonces los observadores de la UE, una ayuda que no podrá volver a repetirse una vez se consume el Brexit.


 

 

Fuente:www.larazon.es

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner