El 55% De La Población En Estados Unidos Apoya Legalizar Las Apuestas Deportivas

Por primera vez, la mayoría de los estadounidenses apoyan la idea de permitir las apuestas legales en los deportes profesionales, según revela una reciente encuesta. Casi un cuarto de siglo atrás, una ley federal prohibió la práctica de este tipo de apuestas en la mayor parte del país.

Una mayoría del 55 por ciento aprueba la legalización de las apuestas en los eventos deportivos profesionales, de acuerdo a la encuesta realizada por el períodico The Washington Post y la Universidad de Massachusetts Lowell.

Si bien el tema ha sido debatido durante décadas, los próximos meses parecen ser fundamentales para el juego deportivo en los Estados Unidos. La Corte Suprema deberá escuchar argumentos del estado de Nueva Jersey para legalizar las apuestas deportivas, y los principales actores del mundo del deporte profesional se mostraron cada vez más abiertos a la idea.

La Asociación Americana de Juegos de Azar (American Gaming Association) tiene previsto celebrar una conferencia de prensa hoy en Capitol Hill, y el sentimiento público parece haberse movido en una dirección que podría facilitar a los tribunales o legisladores reconsiderar la legislación federal que limita en gran medida las apuestas deportivas a Las Vegas. Según el nuevo sondeo, el aumento en el apoyo es amplio y recorre la mayoría de la demografía, con el apoyo de hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, y de familias de bajos y altos ingresos.

De acuerdo con la encuesta de Post-UMass Lowell, sólo uno de cada cinco fanáticos del deporte (21%) apostó por eventos deportivos profesionales en los últimos cinco años y es más probable que sean fanáticos de los deportes, hombres y fanáticos del fútbol, no blancos, y menores de 40 años.

El apoyo a la legalización es más alto entre los que apostaron en los últimos cinco años (84%), y es casi tan alto entre los aficionados que jugaron en una liga de deportes de fantasía (79%), ávidos aficionados al deporte (60%), hombres (63%), personas con ingresos de U$S 100.000 o más (61%) y fanáticos del fútbol profesional (60%). Hay poca diferencia partidista en el tema, con el 52% de los republicanos y el 57% de los demócratas en apoyo de legalizar las apuestas deportivas.

La oposición a las apuestas en los deportes parece desaparecer con las generaciones mayores. En 1993, el 29% de los estadounidenses de 50 años o más apoyaba la legalización de los juegos deportivos, al igual que el 48% de los adultos menores de esa edad. Hoy, el 46% de los mayores de 50 años apoya la legalización, llegando al 62% en las personas de 18 a 49 años.

La evolución en el sentimiento público refleja un cambio similar de muchos de los principales tomadores de decisiones en todo el mundo del deporte, una industria en la que el juego fue considerado un pecado cardinal. Las ligas profesionales cambiaron opinióm sobre el tema o por lo menos realizaron movimientos para reconocer que el cambio podría estar en marcha. La NHL (National Hockey League) abrirá su próxima temporada con una franquicia basada en Las Vegas, y los Oakland Raiders de la NFL (National Football League) se mudarán a esa ciudad en 2019. El comisionado de la NBA (National Basketball Association), Adam Silver,discutió abiertamente la legalización del juego, al igual que la MLB (Major League Baseball), que se asoció con Genius Sports, una compañía que monitorea las apuestas en el béisbol.

"Estamos en el proceso de hablar con nuestros dueños y averiguar dónde queremos estar en el caso de que de hecho haya un cambio significativo", dijo el comisionado de MLB, Rob Manfred, en julio.

Las encuestas históricas de Gallup de 1951 encontraron que el 38% favorecía la legalización nacional de los juegos de azar en "carreras de caballos, loterías y números", y los juegos de azar en general ganaron apoyo público en las décadas desde entonces. Un examen de Perspectivas Públicas de 1994 de la opinión pública, encontró que mientras el juego crecía en apoyo, el apoyo a las apuestas deportivas no. A finales de los años ochenta, de hecho, menos personas aceptaron las apuestas en el deporte de los que lo hicieron a principios de la década, coincidiendo con la prohibición de jugar béisbol de por vida a Pete Rose en agosto de 1989, después de que se descubriera que apostaba.

En 1992, el Congreso aprobó la Ley de Protección de Deportes Profesionales y Aficionados (PASPA), que prohibía las apuestas deportivas en todos menos un grupo de regiones. Pero los partidarios de los juegos de azar afirman que cientos de miles de millones de dólares, se invierten ilegalmente en apuestas deportivas cada año en un mercado no regulado, y en los 25 años desde que PASPA se convirtió en ley, esos puntos de juego se volvieron más accesibles.

"A medida que nuestra industria se expandió, enfrentamos muchos temores, muchas preocupaciones, y lo que el tiempo ha demostrado es que esos miedos y preocupaciones fueron a menudo extraviados", dijo Geoff Freeman, presidente y CEO de la American Gaming Association.

Las encuestas recientes demuestran un aumento en el apoyo a la legalización de las apuestas deportivas. Las encuestas de la Universidad de Fairleigh Dickinson encontraron una delgada mayoría del 53% de los estadounidenses en 2010 en contra de las apuestas deportivas en todos los estados, con un 39% a favor. Pero para el año 2016, la legalización nacional más apoyada que se le oponía, 48% a 39%, es una tendencia que parece continuar en la nueva encuesta Post-UMass Lowell.

La encuesta se llevó a cabo del 14 al 21 de agosto, entre una muestra aleatoria nacional de 1.000 adultos alcanzados en teléfonos celulares y teléfonos fijos. El margen de error de muestreo para los resultados globales es de más o menos 3,7 puntos porcentuales.

Freeman señala tres razones clave para los cambios marcados en las actitudes estadounidenses relacionadas con el juego en los deportes en el último cuarto de siglo: el surgimiento de Internet, la prevalencia de los casinos en todo el país, y la popularidad de los deportes de fantasía.

Mientras que los casinos podrían haber normalizado el juego para muchos e Internet hizo el acceso a las líneas de apuestas y los bookies más fácil que nunca, los deportes de fantasía en particular dieron respaldo a jugadores y aficionados al deporte, lo que les permite ganar dinero basado en las actuaciones de los jugadores individuales.

De acuerdo con la encuesta de Post-UMass Lowell, el 16% de los aficionados al deporte han participado en ligas de fantasía deportiva en los últimos cinco años, y jugar en ligas de fantasía es más popular entre los ávidos aficionados al deporte, hombres y personas de menos de 40 años.

Quizás lo más revelador es que hay una importante superposición entre los jugadores de apuestas deportivss y aquellos de deportes de fantasía: el 56% de los jugadores de deportes de fantasía apostaron en los deportes profesionales en los últimos cinco años, mientras que el 42% de los apostadores en el deporte profesional apostaron en deportes de fantasía en ese mismo período.


 

 

Fuente:www.washingtonpost.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner