La Tasa De Juego Problemático De Los Indios Americanos Duplica Al Promedio

La participación de los casinos tribales en este segmento industrial de los Estados Unidos habla muy bien del impacto económico de la actividad en estas comunidades pero también evidencia que la población de nativos americanos tiene una tasa más alta de adicción al juego que el promedio en la población general.

De acuerdo a los estudios realizados por el profesor David Patterson Silver Wolf de la Universidad de Washington, los cálculos estiman que la tasa de problemas de juego entre los nativos americanos es del 2,3 por ciento, más del doble de la tasa de todos los adultos.

"El tipo de trastorno por abuso de sustancias coexiste con trastornos del juego. Participé en un estudio sobre los juegos de los indios americanos y cómo esas dos cosas juegan juntas y cómo una podría proteger a la otra o influir en la otra , dijo Silver Wolf, quien es Cherokee.

Silver Wolf dice que los nativos americanos que tienen como objetivo vivir una vida tradicional, como asistir a ceremonias y abstenerse del consumo de alcohol y drogas, tienen la menor cantidad de problemas con el juego.

"Los nativos más tradicionales son nativos más saludables. Y puedes hablar sobre volver a aprender tu idioma, aprender tu cultura. Hacer todas esas cosas protege los asuntos de salud", apuntó.

Es por eso que hay esfuerzos para conectar a las personas con su cultura en las comunidades de nativos americanos.

El Acta Reguladora de los Juegos Indios de 1988 allanó el camino para los juegos tribales. Hoy en día, 28 estados en EE.UU. tienen casinos tribales, que están alojados en reservas. El año pasado ganaron más de U$S 32 mil millones en ingresos, según la American Gaming Association (AGA)

Una parte de los ingresos del juego se comparte con los individuos de las tribus donde se encuentran los casinos. El dinero también beneficia a las comunidades apoyando la educación, los edificios y los servicios. Y los casinos también ofrecen empleos por miles, aunque no está claro exactamente cuántos. La AGA pone el número en más de 600.000, mientras que la Oficina de Estadísticas Laborales lo sitúa en cerca de 100.000.

"Lo que sucede es que la comunidad quiere apoyar ese casino de cosecha propia", dijo el profesor. "¿Y por qué no encontrarían la forma de ir allí y apoyar eso, incluso si les cuesta un impuesto adicional si gastan su propio dinero?"

Jack Conrad le dirá a cualquier persona que es un alcohólico en recuperación. Cuando se trata del control que el juego tiene sobre él, está menos abierto. Dirá que sabe que tiene que mantenerse alejado de los casinos.

Conrad es de Oklahoma, donde hay unos 130 casinos tribales. Hay al menos seis en el área de Kansas City, Missouri, donde vive ahora.

La adicción al juego no se trata de una falla personal o moral, según el profesor David Patterson Silver Wolf. "La
adicción, el trastorno de abuso de sustancias es un trastorno cerebral".

Según la AGA, hay alrededor de 500 casinos tribales en todo el país. Y su proliferación desde 1988 presenta un tema complejo para los nativos americanos, muchos de los cuales son candidatos principales para el abuso o la adicción al juego. Mientras tanto, el impacto positivo que tienen los ingresos del casino en las vidas se ve en todas partes, en una mejor atención médica, escuelas, carreteras y otras necesidades de la comunidad.

A menudo, no hay competencia entre los dos.

"La buena voluntad de ayudar a su propia gente se desvanece y la adicción se apodera", comentó Silver Wolf.

Timothy Fong, un profesor de psiquiatría de adicciones y co-director del Programa de Estudios de Apuestas de UCLA, es otro experto que ha estudiado cómo la raza y la etnicidad se cruzan con los problemas de apuestas.

"Debe tener una programación y un tratamiento específicos para cada grupo étnico, pero también debemos entender cuáles son las culturas específicas que generan un riesgo elevado", dijo Fong. "Ciertamente, durante años, sabemos sobre el aumento del alcoholismo y los problemas de abuso de sustancias entre los nativos americanos. Y las preguntas son: ¿Son esos mismos factores de riesgo los que impulsan los problemas de juego? O, ¿hay algo único acerca de los juegos de azar para las tribus que están causando algunos problemas allí?"

Los estudios muestran que aproximadamente uno de cada cuatro nativos americanos vive por debajo del umbral de pobreza. Pero Pruitt dijo que el juego no es tan ampliamente reconocido como un problema en la comunidad de nativos americanos como lo son otras adicciones.

Patrick Pruitt, un trabajador social de Kansas City Indian Center, Missouri -quien es un descendiente de Chickasaw Nation-, dijo que ese Centro Indio ofrece un espacio culturalmente cómodo para que las personas sean un poco más honestas acerca de cómo el juego impacta sus vidas. "Ven entornos que les son más familiares. Ven cosas como una concha de abulón, hierba dulce, salvia, plumas. Así que están un poco más cómodos".

Aunque los nativos americanos con problemas de juego no solo van a los casinos tribales, Pruitt dice que son una espada de doble filo.

"Sí, traen ingresos, pero al mismo tiempo, me pregunto a mí mismo: ¿Están lastimando más de lo que están ayudando?. No sé la respuesta a eso", dijo Pruitt.


 

 

Fuente:www.kcur.org

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner