Jugar Desde El Celular Es Más Adictivo

Las aplicaciones de juegos de azar para teléfonos inteligentes son más peligrosas para las personas con problemas de adicción que las terminales de apuestas con probabilidades fijas (FOBT) que existen en el Reino Unido, porque las oportunidades de perder dinero están "a un toque de distancia", de acuerdo a un estudio publicado en la revista académica European Addiction Research.

Los juegos de apuestas en smartphones aumentaron en popularidad en los últimos años permitiendo apuestas de alto nivel en la palma de las manos de sus usuarios.

Frente al incremento de la adicción al juego, el gobierno británico resolvió que las apuestas en las máquinas denominadas Fobt (Fixed odds betting terminal) se redujeran de de 100 a 2 libras esterlinas, aunque esto aún no se implementó.

Sin embargo, los juegos en smartphones podrían ser más problemáticos para las personas psicológicamente predispuestas a la adicción.

El estudio encontró que debido a que los usuarios revisan sus teléfonos con frecuencia a lo largo del día, los jugadores móviles tienden a apostar con mayor frecuencia, incluso después de sufrir repetidas pérdidas.

Un principio de diseño común en los juegos móviles, como se hace referencia a este tipo de juego, es que una combinación de pequeñas ganancias y pérdidas fomentan mayores niveles de participación.

Los expertos asdvirtieron previamente que las compañías de juego utilizan técnicas sofisticadas para integrar sus productos en las vidas de sus usuarios al crear dependencias psicológicas, empujando a las personas a juegos en vivo a través de notificaciones, correos electrónicos y otros métodos.

A pesar de la euforia de ganar, esto puede activar mecanismos en el cerebro similares al efecto de la cocaína, invocando "notificaciones fantasma", donde los usuarios perciben el zumbido de su teléfono inteligente incluso cuando no se disparó, lo que les obliga a verificar eso.

Los activistas argumentaron durante mucho tiempo que las leyes de juego del Reino Unido están en extrema necesidad de una revisión, frente a los rápidos avances tecnológicos que las hacen obsoletas dentro de un sector que rindió £ 5,4 mil millones el año pasado.

Matt Zarb-Cousin, portavoz de la reforma del juego y cofundador de Gamban, una aplicación que bloquea los sitios web de juego, dijo que "nuestras leyes de juego se redactaron antes de que existieran los teléfonos inteligentes, y en un momento en que el juego por Internet apenas comenzaba".

"Entonces, si bien el gobierno puede regular las apuestas en máquinas como las FOBT, no hay disposiciones de este tipo online, aunque los juegos son los mismos. Nuestras leyes deben actualizarse en respuesta a la forma en que las personas juegan hoy".

Los autores del informe dijeron que los juegos en teléfonos inteligentes son más peligrosos que los FOBT porque son "tan omnipresentes", y agregaron que casi no existen restricciones legales para los juegos para smartphones porque las compañías a menudo se basan en otras jurisdicciones. "El trabajo de regularlos es extremadamente desafiante".

El profesor Richard Tunney, jefe de psicología de la Universidad de Aston y autor principal del artículo, junto a Richard James, investigador de psicología en la Universidad de Nottingham, y la profesora Claire O'Malley de la Universidad de Durham, dijeron: "Los responsables de la formulación de políticas han restringido con fuerza los terminales de probabilidades fijas porque se han asociado en la imaginación pública con los jugadores con problemas. Pero en realidad, la tecnología nos ha superado, porque ahora es posible que las personas jueguen en cualquier lugar y en cualquier momento desde su teléfono inteligente"..

"Para las personas psicológicamente dispuestas a comportamientos adictivos, esto significa que una salida para esa adicción está ahora a solo un toque de distancia", agregaron.

La diputada laborista Carolyn Harris dijo que el mayor problema era que las apuestas desde los hogares, paradas de autobuses, pubs o en la oscuridad de la noche se habían normalizado, con la facilidad cada vez mayor de oportunidades para apostar, lo que lo hace cada vez más adictivo.

"No hay regulaciones estrictas sobre elegibilidad, verificaciones de crédito o asequibilidad, y las personas vulnerables son absorbidas por un mundo donde las compañías offshore solo quieren quitarte todo el dinero posible, sin ningún tipo de interés sobre las consecuencias sociales", recalcó. "La absoluta accesibilidad de los juegos de azar en los teléfonos inteligentes se ha convertido en el principal enemigo para los jugadores con problemas".


 

 

Fuente:www.theguardian.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner