Los Australianos Juegan Menos

De acuerdo a una reciente encuesta, hubo una gran caída en la cantidad de australianos que juegan, disminuyendo al 47,9 por ciento de la población, o 9,3 millones de personas, en comparación con casi dos tercios de los adultos de hace una década.

A fines de 2017, el 50,1 por ciento de los australianos informaron que participaron de juegos de azar, en un promedio de tres meses, lo que indica que la tendencia a la baja continúa, según el informe realizado por Roy Morgan.

La encuesta que se realiza anualmente (comenzó en 2002) se basa en entrevistas personales con más de 50.000 consumidores en sus hogares, que incluyen preguntas detalladas a más de 7.000 jugadores.

La de este año encontró que ha habido una disminución en la participación en todos los tipos de juegos, aunque la mayor caída se produjo en los boletos de lotería y del tipo "raspa y gana", que son la categoría de juegos más populares. La tasa de participación disminuyó 16,3 puntos porcentuales al 40,1 por ciento.

Los jugadores que jugaron en las tragamonedas cayeron en 11,9 puntos porcentuales al 13,7%, seguidos de las apuestas en 5,9 puntos a 9,4 por ciento.

Los australianos más jóvenes fueron los menos propensos a apostar, con una participación en el grupo de edad de 18 a 24
años con solo el 25,7%, seguido por el segmento de 25 a 34 años con el 37,5 por ciento. La participación más alta es para aquellos de 50 a 64 años, con 61% y aquellos de 65 años y más, con 57,8%.

"El hecho de que menos australianos de todas las edades estén apostando, en un mercado con un número cada vez mayor de opciones de juego, es probable que se deba a que se compite con la proliferación de otras actividades de entretenimiento y ocio. El aumento de las advertencias y la publicidad sobre posibles problemas de juego, también pueden desalentar la participación", dijo el director de comunicaciones de Roy Morgan, Norman Morris.

"Es interesante notar que con la facilidad de apostar desde un teléfono, debido al rápido crecimiento de las aplicaciones de apuestas, más de un cuarto (27,4%) de las personas apostadoras ahora lo hacen en un teléfono móvil, en comparación con solo el 5,3% de hace seis años. Aunque se espera que el uso de esta nueva tecnología para apostar atraiga a más jóvenes, esta investigación muestra que este no es el caso, ya que han tenido los mayores descensos".


 

 

Fuente:agbrief.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner