La Mafia Italiana, Una Máquina De Hacer Dinero

Es la primera empresa de Italia: factura al año 140.000 millones de euros y obtiene unos beneficios netos que superan los 100.000 millones. Con semejantes cifras bastarían 19 años para acabar con el abultadísimo déficit público italiano, el segundo más alto del mundo y que asciende a 1.911.807 millones de euros. Pero además, y con la ayuda inestimable de la crisis, esa empresa se ha convertido en el principal banco de Italia.

Ninguna institución financiera italiana puede competir con el poder financiero de la siciliana Cosa Nostra, con la Camorra napolitana o con la calabresa 'Ndrangheta. No es sólo que el crimen organizado sea la organización que más dinero mueve en el país. Es que, además, ninguna otra empresa dispone de la liquidez que tiene la mafia: la prueba son los 65.000 millones de euros en contante y sonante que ahora mismo tiene a su disposición.

Son algunos de los datos que se recogen en el informe 'Las Manos de la Criminalidad Sobre las Empresas', un estudio sobre cómo afecta el crimen organizado al mundo económico, realizado por la Confederación de Pequeñas y Medianas Empresas de Turismo, Comercio y Servicios (Confesercenti), y SOS Impresa, una asociación que defiende la libertad de iniciativa empresarial y se opone a la delincuencia organizada. Esta decimotercera emisión revela que la mafia está obteniendo grandes ganancias a costa de la recesión económica.

"La crisis beneficia a la criminalidad organizada, que condiciona la economía legal y fomenta la ilegal. El Estado está luchando, pero hacer falta un cambio de rumbo por parte de las instituciones, que tienen que decir 'basta' a los favores políticos, a los concursos amañados, a los puestos de trabajo y a las inversiones a la sombra de la criminalidad", afirma Marco Venturi, presidente de Confesercenti, una de las principales asociaciones empresariales de Italia.

El informe señaló que sólo el ramo comercial de la criminalidad mafiosa mueve unos 100 mil millones de euros, equivalentes al 7% del PIB del país, convirtiéndose en el agente económico más grande del país. 

Una empresa que puede invertir

"En este momento de crisis la mafia es el único sujeto económico-empresarial que puede hacer inversiones", destaca el informe. Además, la principal fuente de ingresos de la mafia sigue siendo la usura. Una actividad que, amparada por la crisis y las trabas que los bancos están poniendo a la hora de prestar dinero, está creciendo enormemente y que ya mueve unos 16.000 millones de euros anuales.

Según explica el informe, los bares, restaurantes, hoteles, paradas de los mercados y venta ambulante se han convertido en los sectores más tocados por las mafias. Dichas actividades, "sufren 1.300 delitos por día, casi uno por minuto" y las víctimas son más de un millón los empresarios, "lo que significa una quinta parte de las empresas activas".

Se calcula que en la actualidad unas 200.000 personas se han visto obligadas a pedir dinero prestado a la mafia, a cambio de unos intereses altísimos. Tan altos que la usura
provoca que por día cincuenta empresas italianas se vean obligadas cerrar, incapaces de hacer frente a los pagos contraídos con los mafiosos. Y, siempre por ese motivo, unas 130.000 personas al año pierden su empleo. 

En los últimos tres años unas 190.000 empresas italianas han clausurado estranguladas por la usura de los mafiosos, a los que cada una de ellas debía una media de 180.000 euros. Asimismo, las extorsiones siguen también dando sus frutos y reportando unos 8 millones de euros a los mafiosos. Todo conforma una enorme masa de dinero que cada día pasa de los bolsillos de los comerciantes empresarios italianos a los de la Mafia. 

Imposición de precios

Cosa Nostra, Camorra y 'Ndrangheta tendrían parte de la responsabilidad en el aumento de los precios de frutas y verduras (de más del 200% en el 2011), a causa de su infiltración en el mercado.Durante el pasado año las autoridades descubrieron cómo los camiones de la Camorra, mafia de Nápoles, prolongaban desmesuradamente sus viajes a lo largo de la península para aumentar el coste final del transporte de alimentos. El 86% de los transportes comerciales en Italia se realizan por carretera.

Según la asociación Coldiretti, que reúne a millón y medio de agricultores por cuenta propia, las mafias facturan en el sector agroalimentario 12.000 millones de euros, que representan el 5,6% de sus negocios criminales. El informe dijo que las empresas agrícolas y los consumidores sufren un "impacto devastador" por el hecho de que el sistema de distribución y transporte es inflado y alterado en sus costos debido a esta infiltración mafiosa. "Este fenómeno afecta a todos los operadores: pactar con las organizaciones criminales y convivir con ellas puede significar la expulsión definitiva del mercado o el hecho de poder seguir operando, tal vez con aumentos de la facturación". 

Pero no nos equivoquemos: los chicos de Cosa Nostra, la Camorra y la 'Ndrangheta también han sabido diversificar sus negocios. Según destaca el informe de Confesercenti, "gracias a la connivencia y a la colusión" con el mundo político, administrativo y con la ayuda inestimable de profesionales sin escrúpulos, las mafias han echado raíces en el centro y norte de Italia, las zonas más prósperas del país.

Allí controlan casi la totalidad de los juegos de azar -tanto legales como ilegales -, el negocio de los residuos -especialmente los tóxicos- y sus empresas se adjudican numerosas contratas de construcción. Además, los mafiosos también han conseguido abrirse paso en nuevos sectores como el sanitario (tienen clínicas privadas, centros de diagnóstico, residencias para ancianos) o el deportivo (controlan clubes amateur, centros deportivos y apuestas clandestinas.


 

 

Fuente:www.elmundo.es, bonitsoler.wordpress.com y www.publimetro.com.mx

 

 


 
Banner
Banner
Banner