Jugosos Juegos Por La Web

Por Jorge E. Pereira

Los juegos de azar, como poderosa actividad comercial, se han posicionado en la Web, la cual se puede ver como una inmensa Las Vegas digital.

La computadora, conectada a la Red, se ha convertido en el centro de las principales actividades tanto de la oficina, como del hogar. La transformación de las actividades cotidianas, que han impulsado las tecnologías informáticas y de comunicación, es enorme. Pareciera ir incrementándose a cada momento.

Los juegos de azar, como poderosa actividad comercial, se han posicionado en la Web, la cual se puede ver como una inmensa Las Vegas digital. Y era de esperarse, porque sin salir de la casa, o en el lugar de trabajo se puede jugar a la ruleta, al póquer, hacer apuestas deportivas, jugar a las loterías digitales, apostar a los caballos, entre otros muchos. Perder hasta la camisa es ahora más sencillo que jamás lo fuera.

La posibilidad de jugar a cualquier hora del día o de la noche, en cualquiera de los miles de casinos en todo el mundo, lo hace tan sencillo que no es de admirarse de la popularidad que han alcanzado. Contribuye a ello, la calidad de los gráficos, que hacen pensar que uno se encuentra en un casino de verdad.

Los países donde hay más casinos y lugares permitidos de juego en Latinoamérica - de acuerdo a Casino City - son: Argentina (141), Costa Rica (37), Colombia (36), Panamá (36) y México (34). Estos son los casinos de cemento y madera, no los virtuales, de los cuales no hay muchas estadísticas, dada su condición virtual.

Los casinos en la Web pueden estar en cualquier servidor de la Internet, lo cual hace imposible mantener control de ellos. Las apuestas online - tan populares entre millones de usuarios - son ilegales en Estados Unidos. De ahí que los casinos en línea se hayan establecido fuera de ese país, principalmente en Centroamérica y el Caribe, donde no haya legislación restrictiva respecto a juego de azar.

Una búsqueda en Google por casino "games on line" da 59,800,000 resultados. De ellos una tercera parte pueden ser lugares donde se puede jugar dinero plástico. El porcentaje que sea de lugares de juego, debe llegar a ser una cantidad muy respetable.

La componenda entre tecnología y juegos de azar, junto con la tentadora posibilidad de ganar dinero fácil, sin ser visto en un casino, ha dado un fuerte impulso a este negocio de los casinos en la Red. Un segmento al cual se ha captado es aquellos que no pueden ir a los Casinos, ya sea por
limitaciones físicas o por su edad.

En cualquier caso, es un hecho que el azar ha dejado de ser materia exclusiva de casinos, hipódromos y loterías para ingresar en los hogares de la mano de Internet. Y esta convergencia entre los juegos de azar y la tecnología, con todas sus particularidades y riesgos, apunta directo a un objetivo específico: las generaciones jóvenes.

Muchos de los casinos más grandes de los EE.UU. durante mucho tiempo se opusieron a las apuestas por Internet. Ahora están pensándolo detenidamente. Su postura dura se ha estado suavizando. El grupo de empresarios que representa a casinos importantes como Harrah's Entertainment, MGM Resorts y Wynn Resorts, está trabajando en una propuesta por la cual se solicitaría al Congreso la legalización de algunas formas de apuestas on line.

El Congreso de EE. UU., ha estado analizando una propuesta, por la cual se legalizaría todo tipo de apuestas por Internet, incluyendo las apuestas relacionadas con los deportes. La cantidad de impuestos que se puede conseguir con ello, puede ser una suma que ayude a financiar el déficit de ese país. Quizás mucho mas que la legalización del consumo de marihuana.

Algunos operadores de casinos estiman que las apuestas en línea canibalizarían las ganancias, al reducir la cantidad de público que asiste a los casinos. En los últimos años, los operadores de casinos han buscado generar ganancias agregadas de los visitantes invirtiendo mucho para convertir las salas de juego repletas de humo en "resorts", centros de recreación con restaurantes lujosos y otras comodidades.

Un analista de la industria de las apuestas, Sebastian Sinclair, expresó que un cambio de idea entre los operadores de casinos no resultaría sorprendente, dado los montos que está en juego. Uno de los sitios más grandes de la industria del póquer por Internet. "Cuando una industria se enfrenta a algo de esta naturaleza, algo que cambia el juego y que es un cambio paradigmático, la primera reacción es unirse para proteger el negocio", declaró Sinclair. "Pero luego, eso se modifica con el tiempo".

A PokerStars, que opera en la Isla de Man, frente a Irlanda, se le han estimado utilidades anuales de 1,000 millones de dólares, por la empresa Poker Analytics, firma consultora ubicada en Nueva York.


 

 

Fuente: Revista Virtual Mercadeo.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner