En Estonia Los Bancos Limitan Los Préstamos Porque Muchas Personas Los Usan Para Apostar

La guerra en contra del juego compulsivo en Estonia, una de las repúblicas escindidas de la antigua Unión Soviética, está llevando a los funcionarios estatales a tomar medidas extremas en contra del uso de las tarjetas de crédito para el juego online y a los bancos a restringir los créditos a las personas que tengan indicios de ser jugadores compulsivos o habitués a casinos y salones de juegos.

 

El problema de la ludopatía en esta pequeña república báltica, a pesar de las leyes bastante estrictas que rigen la actividad, está creciendo en los últimos años y las proyecciones indican que seguirán creciendo casi al mismo ritmo que crecen las inversiones en el sector.

Una medida tomada durante las últimas semanas de 2011 por funcionarios gubernamentales, considerada inusual por los operadores, prohíbe el uso de tarjetas de crédito en las apuestas en juegos de azar en línea como medida drástica para proteger a los ciudadanos de los problemas causados por el juego. El Centro Nacional de Asesoramiento de Adicciones al Juego de Estonia, recomendó además que se realicen cambios en la ley de lotería y juegos de azar para cuidar más a los usuarios.

Haciendo un poco de historia, el país se sumó a los otros estados salidos del desmembramiento de la URSS y buscó en la industria del juego un método rápido para insertarse en el nuevo régimen capitalista. Originalmente, sólo Playtech tenía la exclusividad de ofrecer servicios de la industria en línea a través del Casino Estonia, sobre todo para apuestas en los juegos olímpicos. Poco después, PokerStar obtuvo una licencia, cuando todavía las empresas de juegos debían estar radicadas en el país para operar. Ahora, los permisos también admiten servidores offshore y el mercado está siendo desregulado de hecho.

Sin embargo, para los estudiosos del tema de la ludopatía, el simple hecho de prohibir el uso de tarjetas de crédito no es una decisión salida de la cabeza de un sabio. Por lo visto, los funcionarios estonios nada oyeron sobre los sistemas de procesamientos de pagos, las que están siendo cada vez más utilizadas para diferentes transacciones, así como las transacciones a través de las empresas de dinero virtual.  

Para dos expertos en el tema, Howard Shaffer y Patrick Basham, no se resuelve con medidas como la tomada por los funcionarios estonios, ya que los adictos al juego, como cualquier otro adicto patológico, van a superponer su adicción a cualquier otra actividad. Al detener las transacciones de tarjetas de crédito, es poco probable que restrinja el juego a una gran cantidad personas y sólo conseguirán que los jugadores vayan a casinos físicos o busquen otros métodos de pago para satisfacer sus necesidades adictivas.

Por su parte, los bancos más grandes del país alertaron a
las autoridades sobre los sistemas de préstamos SMS y denunciaron el "marketing agresivo" que están realizando las empresas prestamistas proveedoras de este sistema. Según los banqueros, las publicidades motivan a los clientes a tomar préstamos sin garantía bancaria. Por lo general, las empresas ofrecen a las personas préstamos que significan dinero en la mano sin transferencias bancarias, por lo que el banco no se entera y el cliente puede usar el dinero como mejor le plazca.   

Los bancos afirmaron que estos préstamos, además de ser poco éticos, van a aumentar el número de personas que integran la nómina de "deudores incobrables" y van a poner en alerta a las instituciones bancarias sobre las personas que tomaron préstamos SMS ya que, según los datos que manejan, la mayoría de esta personas consiguen dinero de esta manera para satisfacer sus hábitos de juego.

Los préstamos SMS, originados en Finlandia y hoy extendidos por varios países de Europa, son préstamos para el consumo inmediato que se pueden otorgar a través de Internet o de un mensaje de texto desde un teléfono móvil, por el cual, en un lapso de 15 minutos un particular puede tener depositado en su cuenta bancaria una suma de entre 50 y 500 euros. El periodo de devolución es de entre 15 y 30 días, con una tasa de interés mucho más alta que la de los bancos y se vende como microcréditos de rápido y fácil acceso.

Si bien no existen datos oficiales recientes sobre esta patología en Estonia, los últimos datos que se conocen son los obtenidos por el Centro de Estudios Factum, que realizó un muestro a pedido de Asociación Estonia de Ludopatía, con miras a conocer el problema y crear conciencia en la población del país.   El estudio concluyó que en Estonia, un país con 1,2 millones de personas, el 2,65 por ciento de la población sufre este tipo de trastorno, otro 2,86 pertenece al grupo de riesgo que podría convertirlos en jugadores compulsivos y otro 9.9 por ciento tiene algunos problemas con los juegos de azar, en menor o mayor medida.

Los segmentos más conflictivos son los estudiantes de entre 15 y 19 años, los habitantes del campo y de pequeños pueblos, las personas con altos salarios y los obreros calificados. El estudio concluye que el dinero se obtiene de varias fuentes, que se vuelve a volcar en el juego y que las personas de estos sectores están, por lo general, fuertemente endeudadas.


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner