Los Países Con Alto Riesgo De Lavado De Dinero

El Instituto de Basilea sobre Gobernanza, una organización internacional para la investigación y la asesoría, dio a conocer el primer índice que evalúa los niveles de riesgo de los países en relación al lavado de activos y financiamiento del terrorismo. Entre 144 países evaluados, Argentina se posiciona en el puesto número 12 y, junto con Paraguay, Ecuador, Bolivia y República Dominicana, forman parte del grupo de las 25 naciones con alto riesgo de lavado de activos.

No siempre liderar un ranking implica buenas noticias. Si bien Argentina no está en el "top- ten", lo cierto es que de entre los 144 países evaluados, se posiciona en el puesto número 12 de las naciones con mayor riesgo de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, siendo Paraguay el único país de la región sudamericana con un riesgo mayor. Chile, por su parte, se ubica entre los 10 países con menos riesgo en el mundo, mientras que Irán, Kenia y Camboya encabezan la lista. 

Así lo dio a conocer el Instituto de Basilea sobre Gobernanza, a través de su Centro Internacional para la Recuperación de Activos (ICAR), el cual desarrolló un "Indice sobre riesgos de lavado de dinero" que evalúa los niveles de riesgo de los países en relación al lavado de activos y financiamiento del terrorismo. Según aseguran, se trata del primer ranking global a disposición pública elaborado por una institución pública académica independiente.

El objetivo del Instituto es el de crear un estándar mundial para una apropiada valoración del riesgo por país, y de esa forma proveer una solución accesible para las instituciones financieras que les permita manejar el Enfoque Basado en Riesgos de forma que se puedan satisfacer sus necesidades y las exigencias de sus supervisores. 

La investigación, publicada la semana pasada, una lista de 144 naciones de todo el mundo, donde la mejor puntuación es 144, por lo que los puestos cercano a esta cifra quedan en nivel bajo de riesgo de lavado de activos. A medida que un país se aleja de esta cifra su calificación se degrada. De este modo, se establecieron cuatro categorías de riesgo: bajo, bajo medio, medio y alto.

Entre los aportes de este índice, en un mapa de riesgos se pueden apreciar los países y regiones en colores en función del riesgo absoluto. De ello se desprende que los 10 países con mejor resultado (del 144 al 134) o menor índice de riesgo son, por este orden: Noruega, Estonia, Eslovenia, Suecia Finlandia, Nueva Zelanda, Lituania, Chile, Sudáfrica y Francia.

En el caso de América Latina se pueden observar resultados dispares pues así como Chile se sitúa con la posición Nº 137 y una puntuación de 4.08 como el octavo país evaluado con mejor puntuación, de la vereda de enfrente se encuentran, Paraguay (Nº 8), Argentina (Nº 12), Bolivia (Nº 15), República Dominicana (Nº 17) y Ecuador (Nº 24), todos ubicados entre las 25 peores posiciones del ranking en la zona de riesgo alto.

En la zona de riesgo medio a nivel regional se ubican Venezuela (Nº 34), Costa Rica (Nº 38), Honduras (Nº 57), Guatemala (Nº 58), Panamá (Nº 60), Nicaragua (Nº 67), México (Nº 73), Brasil (Nº 83), Uruguay (Nº 101), El Salvador (Nº 107), Colombia (Nº 122), y Perú (Nº 124).

Los países centrales se sitúan en general en posiciones media-bajas del ranking de riesgo. Así, de menor a mayor riesgo se sitúan Francia (135), Reino Unido (121), Canadá (110),  España (104), EEUU (98), Italia (90) Rusia (80), Suiza (72) Alemania (69) y Japón (65).

¿Qué es lavado de activos?

El lavado de activos se define como el conjunto de operaciones realizadas por una o más personas para disfrazar u ocultar bienes de origen ilícito o actividades que provienen de actividades ilegales como el narcotráfico, la trata de persona y el tráfico de armas. 

Por Honduras, citando un ejemplo de la zona de riesgo medio, pasa, según se calcula, casi la mitad de la droga anual que llega a Estados Unidos. Eso representa unas 25
toneladas de cocaína que se mueven por aire, mar y tierra. Otros cuantiosos cargamentos quedan en el país como pago de los traslados del alucinógeno. Todo este tráfico deja cascadas de millones de dólares que luego son lavados mediante diferentes transacciones.

De esta forma, el dinero "sucio" se invierte normalmente en actividades como bienes raíces, comercio, turismo y hasta se ha mencionado que las actividades deportivas suelen estar implicadas.

La autoridades nacionales han detectados cómo se diversifica el lavado, ya que, según investigaciones, las iglesias y la venta de lotería electrónica y convencional también son métodos utilizados para "limpiar" el dinero mal habido.

En el caso de algunas organizaciones religiosas se sabe que criminales obligan a líderes de estas denominaciones para que ingresen a sus cuentas bancarias recursos como si fueran diezmos u ofrendas y así el dinero queda "legalizado".

Por otra parte, también se sospecha que los delincuentes ubican a personas que ganan premios de lotería y les ofrecen una cantidad mayor a la que se hicieron acreedores para que les entreguen los boletos ganadores. Luego, el criminal cambia el premio y lo deposita en una cuenta bancaria. 

¿Qué mide el índice y cómo se elabora?

Este índice no mide la existencia actual del lavado de activos en un país, sino que establece una base para valorar el nivel de riesgo, es decir las probabilidades de que se produzcan actividades de lavado.

El índice se ha elaborado incluyendo la valoración de 144 países, aquellos para los que había suficiente información. Se han excluido del índice aquellos países respecto a los cuales no se contaba con información suficiente, es el caso de países como Afganistán o Liechtenstein.La percepción del riesgo depende de la adhesión de un país a estándares internacionales sobre percepción de corrupción, transparencia financiera, financiamiento de partidos políticos, fortaleza del sistema judicial, entre otras categorías relevantes.

El Instituto Basel no ha generado sus propios datos para el índice sino que ha realizado una labor de agregación técnica de los datos de otras terceras fuentes fiables para generar sus propios resultados. El ICAR consultó a 12 fuentes especializadas, entre ellas al Banco Mundial, Transparencia Internacional, el Foro Económico Mundial y Freedom House, entre otros.

Destaca en la ponderación realizada la información derivada de las evaluaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y de los Grupo Regionales estilo GAFI.

Así el índice ha tenido en cuenta la integración de 15 variables. Los factores de riesgo valorados incluyen: el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, la corrupción, la transparencia financiera y los riesgos legales y políticos.

Una versión pública del Indice de riesgos está disponible en index.baselgovernance.org de forma gratuita, para facilitar el acceso a todos los interesados. Esta versión se actualizará de forma anual. También hay una versión para Expertos que permite a los usuarios modelar a medida los indicadores de riesgo y comparar los resultados dentro de las subcategorías de riesgo. Esta versión es de libre acceso y gratuita para los académicos y organizaciones sin ánimo de lucro interesadas, así como para las instituciones que han provisto datos para su elaboración. Otras instituciones deberán abonar una tasa anual de 2100 dólares para ayudar al mantenimiento de los costes del Basel AML Index.


 

 

Fuente:www.controlcapital.net, www.prevenciondelavado.com, www.estrategiaynegocios.net y www.elheraldo.hn

 

 


 
Banner
Banner
Banner