Mariotto Se Comprometió Con Barrionuevo Para Abrir El Casino Del Sasso

El vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto se comprometió con la Asociación de Empleados de Casinos de Mar del Plata a aprobar cuanto antes la habilitación de una sala de juegos en el Hotel Sasso de esa ciudad, propiedad de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), liderada por Luis Barrionuevo. 

Mariotto le dijo a los gremios que habilitará cuanto antes la sala lúdica lindera al Hotel Sasso, situado en Mar del Plata y propiedad del Sindicato de Gastronómicos. Para eso se debe conformar una bicameral. Cristina Kirchner amenazó con expulsarlo del cristinismo si beneficia a su principal enemigo, que esta semana le hizo un paro nacional.

Barrionuevo es uno de los pocos sindicalistas que siempre estuvo enfrentado al kirchnerismo y sobre todo a Cristina Kirchner, a quien los gastronómicos de Catamarca la recibieron a huevazos durante la campaña de 2003.

La presidenta recordó esa anécdota el martes para desacreditar el paro de la CGT y la CTA disidentes. Y responsabilizó a Barrionuevo de haber provocado las agresiones sobre los bares y restaurantes que permanecían con las puertas abiertas.

A Mariotto nada de esto lo conmovió. Hace poco más de un mes el vicegobernador recibió a Barrionuevo y se comprometió a gestionarle la habilitación del casino construido a una cuadra del histórico Hotel del barrio de Punta Mogotes. Y está haciendo lo posible para que esté listo cuando comience la temporada estival.

"El casino tiene la habilitación como un anexo del central, pero necesita la aprobación de una bicameral. Mariotto nos aseguró que la próxima semana estaría todo resuelto", confirmó Jorge Baino, presidente de la Asociación de Empleados de Casinos de Mar del Plata.

Las gestiones en la ciudad balnearia en nombre de Mariotto las lleva a cabo el prosecretario legislativo del Senado, Diego Raúl Garciarena, uno de sus laderos más cercanos. Fue quien aseguró que la bicameral se formaría a la brevedad y le daría el visto bueno al casino de Barrionuevo.

"Vamos a tener 150 puestos de trabajo seguros. Y será un lugar para que los apostadores fuertes tengan privacidad", explicó Baino.

En la Legislatura el tema arde y nadie se anima a tirar fechas, sobre todo en el Senado, donde Mariotto ni siquiera gestionó los miembros de la bicameral.

En Diputados el tema lo maneja con celo el presidente Horacio González y sus integrantes estarían definidos. Uno que pidió un lugar es Rubén Eslaiman, cercano al gastronómico Dante Camaño.

 


 

 

Fuente:www.lapoliticaonline.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner