Mónaco, La Ciudad Del Glamour

El Principado de Mónaco es una de las ciudades más distinguidas de Europa y cuenta con autonomía propia, lengua oficial y por supuesto sus propias costumbres y cultura. Conocida mundialmente por el Casino de Montecarlo y por las historias de la familia monárquica, es uno de los lugares más bellos del mundo.

El Principado de Mónaco es una ciudad moderna que ha sabido administrar su espacio al agrandarse hacia el mar. Cuenta con más de 30 mil habitantes y está situado en una península de bordes escarpados que se adentra en el mar unos 800 metros, donde se agrupan las construcciones residenciales y públicas.

La ciudad es un gran atractivo para el turismo que llega para disfrutar de sus hermosos paisajes y para conocer el mítico Casino, o ver correr el Rally de Montecarlo y al Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1.

El Casino de Montecarlo data del siglo XIX y su nombre ha estado ligado al glamour de sus visitantes, entre los que se encuentran millonarios, famosos o miembros de la nobleza europea. La decoración y los espectáculos tradicionales que allí se brindan, como la Ópera o el Ballet del Casino, contribuyeron a resaltar su imagen de lugar selecto y legendario.

El casino es propiedad de la Société des Bains de Mer, una empresa pública, en la que el gobierno tiene una participación mayoritaria. En los jardines del casino se podrán ver los mejores autos de Europa, limusinas y una arquitectura única en el mundo. Más allá de las apuestas, es un paseo inolvidable.

Una de las curiosidades del casino reside en que tanto Sean Connery como Pierce Brosman grabaron escenas allí de la famosa película James Bond. La entrada a la sala donde están las tragaperras es gratuita, aunque para entrar al resto del casino hay que pagar 10 euros.

Tampoco se puede dejar de ver el Puerto de la Condamine uno de los puertos más lujosos de todo el mediterráneo, en donde es increíble la cantidad de yates de todo el mundo
que hay atracados en él. Allí hay varios bares en donde hacer una parada y tomar una cerveza.

El Palacio Grimaldi, es un lugar mítico en el Principado de Mónaco dado que allí vivió desde siempre, la monarquía monegasca. Tras la muerte en el año 2005 del Príncipe Rainiero, su hijo, Alberto II ocupó su lugar y supo saltar a las tapas de los periódicos tras su comentado enlace matrimonial en 2011 con Charlènne Wittstock, luego de que se descubriera que tenía dos hijos no reconocidos.

La ciudad cuenta con una amplia oferta de jardines, para los amantes de la naturaleza, la cual va desde el Jardín Exótico y la Gruta del Observatorio, hasta el Parque paisajista de Fontvieille y la Rosaleda de la Princesa Gracia. El jardín exótico agrupa a miles de especies de plantas y fue inaugurado en 1933.

Cerca del barrio Spelugies se alojan las más famosas discotecas y clubs nocturnos. Como los establecimientos son muchos, cada uno trata de atraer a los huéspedes, ofreciendo originales programas culturales.

Montecarlo es uno de los lugares más atractivos para los amantes de la playa. Es muy popular el club de diving "Cup D'eil», donde se puede alquilar cualquier equipamiento y entrenarse con un instructor experimentado. La playa más popular es Larvotto, cerca de la cual se ubican muchos restaurantes y cafés.

En su gastronomía, claro está, se destacan los productos de mar, en donde se pueden probar las escalopas rellenas, langostas, shashlik de gambas con legumbres y especias mientras que el restaurante Blue Bay ofrece platos de la cocina mediterránea, que además dispone de su propia bodega de vino.


 

 

Fuente:www.elpatagonico.net, www.vermonaco.com y www.orangesmile.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner