El Deterioro Macroeconómico Argentino Perjudicó A Codere

La multinacional española del sector del juego, Codere, presentó su informe anual, en el cual indica que en el 2013 las cuentas de la compañia "han reflejado una acumulación de acontecimientos adversos" como "el deterioro macroeconómico en Argentina, las restricciones al consumo de tabaco en nuestros establecimientos, las subidas de impuestos, el cierre de salas en Monterrey –México– y la elevación de los costes financieros de nuestra deuda".

La presentación del informe que lleva la firma del presidente José Antonio Martínez Sampedro, agrega que si bien Argentina es "nuestro mercado más importante hasta hoy, el deterioro del tipo de cambio del peso, cercano al 40%, combinado con la aplicación de regulaciones restrictivas del consumo de tabaco y aumentos impositivos, han provocado un descenso del EBITDA del 31%, lo que ha representado una merma de casi 50 millones de euros".

"Por otro lado, en Italia las subidas de impuestos han recortado nuestro EBITDA local un 38,9%, lo que ha supuesto otros 13,6 millones de euros". Asimismo, "el cierre de nuestras salas mexicanas de Monterrey también ha contribuido negativamente, aunque en menor medida, restando un 7,6% al EBITDA del 2012, es decir 6,5 millones de euros".

A nivel global, se registraron ingresos de 1.546,7 millones de euros que representan un retroceso del 7% -117,2 millones- frente a lo acumulado durante 2012. "El flujo de caja operativo -EBITDA- ha disminuido 81,2 millones de euros situándose en 206,1 millones, un 28,3% menos que el año anterior que alcanzó 287,3 millones, aunque es conveniente señalar que incluye 36,5 millones de gastos no recurrentes, originados por el proceso de reestructuración financiera y los ajustes laborales que se han implementado a lo largo del año".

De acuerdo al informe, "ante este escenario" se realizaron "diversos planes de ajuste de costes e inversiones, buscando compensar la caída de los ingresos y el aumento de ciertas partidas de gastos". Precisamente "la medida más relevante" fue "la reducción de la plantilla de personal. En este sentido, durante el 2013, la plantilla ha descendido desde 21.637 trabajadores hasta 17.892, lo que supone la salida de 3.745 empleados. Esta tendencia se ha mantenido durante el primer trimestre del 2014, registrándose a su término, una plantilla de 16.657 empleados, lo que supone una disminución acumulada del
23% con respecto a enero de 2013. "Estas dolorosas medidas, necesarias para mantener la viabilidad de la Compañía, ayudarán a la recuperación de márgenes, lo que será apreciable a lo largo del 2014 y 2015". Los gastos operativos fueron rebajados en 55,7 millones, un 3,5%

"En el frente financiero, los acontecimientos han sido especialmente desfavorables. La deuda Sénior que la compañía tenía contratada con Credit Suisse, Barclays y BBVA, así como los avales tomados con Houston Casual Company, fueron transmitidos a Fondos de Inversión, cuando lo que Codere esperaba era una renovación y extensión de los plazos de esta deuda. Las consecuencias de esta transmisión han sido, en primer lugar, un encarecimiento del coste efectivo de esta deuda y, en segundo lugar, la apertura de una serie de negociaciones para la reestructuración de la deuda global de la Compañía", dice el informe.

"El 12 de junio de 2013, Codere y sus nuevos acreedores financieros firmaron un nuevo crédito Sénior, cuyo tipo anual efectivo superaba el 40%, multiplicando casi por 10 el coste previo de esta financiación. Con fecha 13 de septiembre de 2013, la línea de crédito existente de 60 millones se amplió en 35 millones más -127,1 incluyendo líneas de avales- con vencimiento el 5 de enero de 2014 y con extensiones adicionales vinculadas a posibles acuerdos de refinanciación con los Bonistas. Con fecha 2 de enero de 2014 y a la vista de la situación financiera de la Compañía, el Consejo de Administración de Codere optó por solicitar la aplicación del artículo 5bis de la Ley Concursal española, con el fin de garantizar la continuidad del negocio y otorgar un marco jurídico que facilitara las negociaciones".

"Desde entonces, amparados por el periodo de cuatro meses preconcursal y sucesivos contratos de no exigibilidad otorgados por los propios acreedores, no se han cumplido las obligaciones financieras y sigue pendiente un acuerdo de reestructuración", puntualiza el informe.


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner