El Primer Estado Que Regularía Los Juegos De Casinos Sociales

Las últimas informaciones indican que los juegos de casinos sociales crecieron un 8,6 por ciento en el segundo trimestre del año llegando a casi 664 millones de dólares, según un estudio elaborado por Eilers Investigation. El crecimiento sostenido de este sector de la industria del juego, que revela que ya está establecido en el mercado, ha dado pie para que la pequeña República de Malta se pueda convertir en el primer estado que aplique su regulación.

Los juegos de casino sociales es una industria que mueve miles de millones de dólares al año en todo el mundo y que ha crecido en pocos años debido al impulso que le ha dado, entre otras cosas, la red social Facebook. Esta situación hizo que muchas empresas hayan aparecido en este segmento de la industria del juego y que otras se hayan fusionado para convertirse en grandes conglomerados que dominan el mercado.

En este contexto, la Autoridad de juegos y Loterías (LGA) y el parlamento maltés están estudiando la posibilidad de regular los juegos sociales a través de alguna clase de legislación novedosa. A pesar de que se han dado motivos para su regulación, como las pocas o nulas restricciones a menores, la principal razón de las autoridades maltesas es continuar con el fortalecimiento de la industria del juego en ese país y consolidarse como un estado con un sistema normativo sólido, sobre todo en lo que tiene que ver con juegos digitales.

El proyecto de aviso legal que presentó ante el parlamento de Malta la LGA, y que todo indica que será aceptado por el cuerpo legislativo, tendría como ámbito de aplicación a los jugadores que participan en juegos en donde el dinero, real o virtual, se pueda ganar a partir de resultados que tengan que ver más con la habilidad del jugador que con el azar.

La idea, según trascendió en algunos medios del archipiélago, es la de proteger a los usuarios de juegos sociales y darles a las empresas un marco legal en donde poder actuar. No obstante, muchos bufetes de abogados que patrocinan a las empresas de iGaming creen que los
límites entre juegos de azar y juegos sociales no están del todo claros. Ellos explican que la línea que separa a los jugadores que compran monedas virtuales y no buscan recuperarlas, y a quienes compran crédito para apostar y ganar dinero, no está aún muy definida.

Por su parte, el presidente ejecutivo de la LGA, Joe Cuschieri, explicó que los juegos sociales deberían ser regulados de manera similar a los productos de iGaming, para así poder crear un enfoque destinado a determinar y aplicar los mecanismos de protección del jugador y asegurar juegos justos y responsables. Además, Cuschieri afirmó que, como el sector de los juegos sociales se ha convertido en un negocio de miles de millones sin casi ninguna protección, urge que se trabaje sobre el tema porque en la situación actual los peligros que acarrea son similares a los producidos por los juegos de azar no regulados. En Malta, la industria de los juegos a distancia emplea a unas 7.000 personas y significa más del 10 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI), el cual según los últimos datos es de 8.722 millones de dólares para una población total de 418.000 habitantes.

Como Malta actualmente ofrece un entorno de bajo costo y un régimen fiscal muy favorable, se ha convertido en un destino atractivo para las empresas, no sólo de juegos a distancia sino también relacionadas con negocios financieros, interesadas en un domicilio dentro de la Unión Europea. Las autoridades maltesas, que no son lentas ni perezosas, quieren ser la punta de lanza y encontrar el justo equilibrio que regularice los juegos sociales y así convertirse en su nueva Meca.


 

 

Fuente:www.tunemalta.com, venturebeat.com, www.lga.org.mt, www.tradingeconomics.com y www.pokernews.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner