Cambian Estrategia Para El Hotel Casino Carrasco

El desafío de Ignacio García, el nuevo director ejecutivo de Carrasco Nobile (consorcio integrado por la empresa de juego española Codere con un 51% del paquete accionario y Argentina Gaming Group), empresa que administra el Sofitel Montevideo Casino Carrasco & Spa, es posicionar al hotel “como uno de los centros más relevantes en materia de excelencia en Latinoamérica”. Para eso, trae consigo dos planes a corto plazo; uno está centrado en atraer más huéspedes extranjeros y el otro en aumentar los dividendos del casino.

Un edificio emblemático para los uruguayos que habla por sí solo. Esa fue la percepción que tuvo Ignacio García, el nuevo director ejecutivo de Carrasco Nobile, cuando, pocos minutos después de haber llegado al aeropuerto y a altas horas de la noche, hace un mes y medio, pasó por delante del Sofitel Montevideo Casino Carrasco & Spa.

Recién llegado de Italia, donde se desempeñó durante dos años como director de operaciones de los negocios de juego que Codere en ese país, García vino con una idea en la cabeza: unir el servicio del hotel con el de entretenimiento.Tras la salida del antiguo director de Carrasco Nobile, Guillermo Arcani, a fines de 2013 y la desvinculación del experto estadounidense Robert Heller de ese cargo a mediados de este año, los inversores convocaron a García, que tiene vasta experiencia internacional en la gestión de salas de juego.

Según explicó el flamante director, su desafío es posicionar al hotel "como uno de los centros más relevantes en materia de excelencia en Latinoamérica". Para eso, trae consigo dos planes a corto plazo; uno está centrado en atraer más huéspedes extranjeros y el otro a aumentar los dividendos del casino.

Para remontar el casino, la estrategia será apostar a la realización de eventos, espectáculos y shows para que el hotel se identifique como un "punto de encuentro". Un primer ejemplo de esto fue el evento realizado el 17 de julio en el Bar Thays por Ronda de Mujeres. Para el encuentro, se iluminó el salón y los exteriores, y se abrió la puerta del bar sobre la calle Arocena generando un acceso independiente. "Había alrededor de 400 personas y vimos el hotel de otra forma. A eso vamos a apuntar, a eventos nocturnos pero más des contracturados", explicó García. La idea con esto es que los montevideanos que concurran a los eventos también aprovechen para hacer uso del casino.

De lunes a jueves la estrategia es explotar el hotel para eventos empresariales y viernes, sábados y domingos que el fuerte sean los eventos sociales. Aunque García señaló que "no tienen la varita mágica de Harry Potter" para saber si el plan va a funcionar, confían en que este mix logrará atraer más clientes.En cuanto a lo corporativo, el hotel está trabajando con una política "mas agresiva" ofreciendo el servicio a las embajadas para sus distintos eventos. Por ejemplo, la próxima cumbre de la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) -que fue postergada hasta
octubre- se realizará en el Sofitel.

La segunda etapa del plan implica posicionar al hotel en mercados como Chile, Brasil, Argentina y Paraguay. Para eso, se van a abrir puntos de venta en esos países para aumentar los huéspedes que se quedan en el hotel. Si bien la mayor parte de los clientes que se quedan en Sofitel son brasileños, como un "comportamiento atípico" cada vez son más los uruguayos que deciden pasar el fin de semana allí -ya sea con motivo de una escapada romántica o por la noche de bodas-.

El Hotel Casino Carrasco estuvo cerrado quince años, y volvió a resurgir gracias a una inversión privada de más de US$ 70 millones. Sin embargo, fueron varias las postergaciones antes de su reapertura por atrasos que sufrieron las obras de remodelación.

Consultado sobre si esto puede haber dañado la imagen del hotel, García explicó que actualmente se viene "respetando religiosamente" el pago de las multas a la Intendencia de Montevideo como consecuencia de los atrasos, aunque señaló que para mejorar esa imagen apostará a una "transparencia en la comunicación".

Las obras ya están finalizadas, y según explicó García, no van a haber más modificaciones en la infraestructura del hotel. "El edificio comunica, ya tiene su identidad que se ve en su iluminación y su decoración por ejemplo. Ahora lo que falta es la ejecución de un plan de mantenimiento", señaló García.

Por otra parte, Carrasco Nobile también carga con un juicio iniciado por la empresa constructora Caputo -que estuvo a cargo de la remodelación del hotel-, quien le reclama al consorcio el pago de una deuda que supera US$ 1 millón. En contrapartida, el hotel le inició un juicio a esta constructora por incumplimiento del cronograma de obra. Si bien García no estaba en el cargo cuando sucedió esto, tiene confianza en que este diferendo "tendrá que solucionarse en un dictamen".

Sobre la situación del grupo de juego Codere -que tiene fuertes pérdidas económicas motivo por el cual podría entrar en concurso de acreedores en España-, García señaló que este acuerdo es algo que se maneja "a nivel de bonistas" y por tanto "no impactará en nada al hotel". "El acuerdo puede ser satisfactorio y sé que Codere está trabajando en él. No afectará la estructura del consorcio Carrasco Nóbile y menos a Sofitel", concluyó García.


 

 

Fuente:www.elobservador.com.uy

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner