Casinos Y Arquitectura: Los Destacados Diseños Del Mundo

Grandes casinos del mundo trascienden las fronteras y el conocimiento popular por su glamour, sus lujos, los maravillosos premios y la elite que los rodea, sin embargo muchos de ellos le agregan un valor especial: su particular arquitectura. Reconocidos y premiados por sus estilo modernos y de vanguardia, por su antigüedad y valor cultural, muchos edificios de las casas de juego se convierten en parte del paseo y disfrute.

El objetivo de la arquitectura en un casino es crear un entorno completamente nuevo y poco común que prepara a los visitantes para vivir una experiencia inolvidable, en la que se olvidarán de todo lo demás. Por esa razón, suelen tener algunos de los mejores y más inventivos diseños arquitectónicos del mundo.

El gran Casino de Montecarlo, el primero de toda Europa, está ubicado en el Principado de Mónaco; es un edificio reconocido en el mundo entero por su bella arquitectura que incluye los frescos del pintor Boucher, bajos relieves e increíbles esculturas, en donde su asombroso atrio de mármol y oro dan al lugar una solemnidad inolvidable.

El príncipe Carlos II de Mónaco ordenó la creación de un lugar para hospedarse que incluyera un casino, para favorecer la economía del país. Charles Garnier, arquitecto de la Ópera de París, lo construyó en un estilo barroco; la obra comenzó en 1858 y finalizó con su apertura en 1863, con la colaboración de los mejores artistas de finales del siglo XIX.

El emblemático edificio alberga algunas habitaciones realmente sorprendentes, la mayoría de ellas son muy amplias y están adornadas con una variedad de pinturas de elegantes y bellas mujeres. Dentro de las salas de este edificio también hay acceso a numerosas salas privadas (de juego), al igual que gran cantidad de salas para conferencia. Aunque haya sido construido hace más de 100 años, su diseño ha sido imitado en muchos casinos de la actualidad. Este estilo de arquitectura permite la construcción de secciones variadas con temas especiales para crear una experiencia única en cada ambiente.

El complejo del casino es un sistema de juegos de azar que incluye también el Gran Teatro de Montecarlo, una ópera, una casa de ballet, y la sede de los Ballets de Montecarlo. Como ocurre con los principales hoteles y clubes de la ciudad, es propiedad de la Société des Bains de Mer (SBM), una empresa pública, en la que el gobierno tiene una participación mayoritaria.

Un caso especial es el del diseño del Grand Lisboa en Macao, que ha sido criticado por ser demasiado ostentoso e imponente. Esta casa de juegos, tiene toda la parafernalia de los casinos comunes elevada a la enésima potencia, con su amplia colección de diseños modernos y abstractos que puede verse en casi todas las secciones del casino.

Prueba de su exageración y demasía son sus 58 plantas y 261 metros de altura, que lo convierten en el edificio más alto de Macao y en el 118° edificio más alto del mundo. Es unos de los grandes casinos más jóvenes dado que abrió sus puertas recién en el año 2007, diseñado por los arquitectos Dennis Lau y Ng Chun Man, de Hong Kong.

Su llamativa construcción, refleja la cultura de China. Su parte más alta se asemeja a la flor de loto, que es la flor oficial de la ciudad. El diseño solo es visible si se analiza de frente y por detrás, puesto que en los costados la estructura no tiene un aspecto que resalte sus formas.

En los primeros pisos del edificio funciona el casino que da vida a la ciudad, a través de una increíble iluminación LED reflejada en el cristal de recubrimiento, éste estimula una gran pantalla de video que reproduce más de 16.000 colores. La esfera está diseñada con más de 5.600 piezas únicas de vidrio, donde debido a la alta sismicidad presente en la zona, el diseño estructural, tuvo que adaptarse al código que rige las medidas de seguridad.

El casino, visto desde el exterior es una enorme bola de cristal inspirada según sus arquitectos en los huevos de Fabergé: una estructura de más de 100 metros de ancho y 50 de alto fabricada con más de 8 mil toneladas de acero.

El Megaresort Marina Bay Sands de Singapur fue inaugurado el 28 de junio de 2010. Su original forma llama poderosamente la atención y es que el estudio de arquitectura que lo diseñó, Moshe Safdie para Las Vegas Sands Corporation, se inspiró en una baraja de cartas.

Las 20 hectáreas del complejo diseñadas por Safdie también incluyeron una ruta artística que incorpora siete instalaciones de cinco artistas como Sol Lewitt, Antony Gormley y Zheng Chongbin, cuyas piezas incluyen efectos ambientales de luz, agua y viento, integrando el arte con la arquitectura.

La red paisajista de los espectaculares jardines, refuerza las conexiones urbanas con el entorno, siendo accesibles al público todos los niveles de espacios verdes y plantaciones tropicales, a través de las amplias calles peatonales que miran al mar. La mitad de los techos del hotel, los del centro de convenciones, centro comercial y el complejo del casino están cubiertos con árboles y jardines.

El núcleo del complejo está formado por tres torres independientes de 55 plantas que se fijan al suelo y se conectan en la parte superior con un parque aéreo de una hectárea de superficie. Una maravilla de la ingeniería a casi 200 metros sobre el nivel del mar. La construcción de las torres del hotel fue un momento crítico y su diseño el primer desafío para el equipo de ingenieros.

La conicidad de la base de las torres creó un desafío técnico significativo a causa de la forma asimétrica y las patas curvas en el lado este que permiten que cada torre se apoye en las patas verticales opuestas. Como resultado, las fuerzas laterales primarias demandantes impuestas en el edificio se rigen por los efectos de gravedad en lugar de los del viento o los efectos sísmicos.

La plataforma elevada se destina a un parque al aire libre, Sands Sky Park, que cuenta con la piscina elevada más larga del mundo, con un borde invisible de 150 metros y situado a 200 metros sobre el suelo, con una capacidad de 3.900 personas. La piscina está construida con 181 toneladas de acero inoxidable y tiene una capacidad de 1440 m³ de agua. El Skypark también cuenta con restaurantes en la azotea, discotecas, jardines cientos de árboles y plantas y un observatorio público con vistas de 360 grados del skyline de Singapur.

Inspirada en las grandes ciudades antiguas que se ordenan en torno a una vía pública importante, Marina Bay Sands se organiza en torno a dos ejes principales que atraviesan el barrio y le dan un sentido de orientación, poniendo mayor énfasis en la calle peatonal, como centro de la vida cívica.

El edificio del Casino de Madrid, inaugurado oficialmente en 1910, es una obra de arte en sí misma. Para su construcción se convocó, en 1903, un concurso internacional al que se presentaron los mejores arquitectos franceses y españoles de principios de siglo. El Jurado resolvió comprar varios proyectos que los Farge, prestigiosos arquitectos, refundieron en una sola idea.

La dirección de las obras corrió a cargo de José López Sallaberry, socio del Casino y uno de los mejores arquitectos de la época, a quien se deben las brillantes soluciones de la entrada, la escalera de honor y el Salón Real.

Si bien este gran casino situado actualmente en la calle Alcalá número 15 de Madrid, nace como club social en el año 1836, tuvo en sus inicios diversas sedes, todos ellos ubicados a lo largo de diversos locales del centro de la misma ciudad. . La decoración austera de los primeros locales de la Sociedad fue progresivamente substituida por otra cada vez más elegante y suntuosa. No fue hasta 1910 (en un largo proceso de edificación que duró cinco años) cuando dispone de la sede actual, justo cuando el casino alcanza el millar de socios.

Esta sede del Casino es un edificio elegantemente decorado en su interior que ofrece diversos servicios sociales de lujo a sus socios casinistas. La sede del Casino se convirtió en un espacio de representación de la élite madrileña de la época, capaz de generar capital social entre los socios. En 1993 el edificio y su contenido fue declarado de Interés Cultural.

Tras un concurso en el que participaron los mejores arquitectos de la época y que fue declarado desierto, la dirección de las obras fue adjudicada a José López Sallaberry. La fachada de estilo ecléctico afrancesado, muy valorado en aquellos primeros años del siglo, llama la atención por su asimetría, con la puerta situada en un lateral en lugar de en el centro, con un torreón.

En su interior es importante mencionar la escalera de acceso (Escalera de Honor) diseñada por José López Sallaberry y obra del escultor romántico Ángel García Díaz, ubicada en el Patio de Honor, con un destacado protagonismo.

La decoración interior posee numerosas contribuciones de artistas importantes del siglo XIX como pinturas de Emilio Sala, Cecilio Plá, Álvarez de Sotomayor y Romero de Torres, las esculturas de Mateo Inurria (Las tres edades de la mujer) y Mariano Benlliure (Las cuatro estaciones, Cleo de Merode), la decoración de las vidrieras perteneciente a Maumejean, lámparas de La Granja.

El Casino de la ciudad argentina de Mar del Plata, llamado Casino Central, forma junto con el Gran Hotel Provincial un conjunto monumental proyectado durante el gobierno de Manuel Fresco en la década de 1930, ícono principal de la ciudad. El edificio fue proyectado por el arquitecto Alejandro Bustillo, y fue construido a gran velocidad entre el 15 de julio de 1938 y el 22 de diciembre de 1939 (fecha de su inauguración), durante la gobernación de Manuel Fresco.

El amoblamiento del mismo fue realizado por el mismo Alejandro Bustillo en colaboración del decorador francés Jean-Michel Frank, junto con la casa de decoración Comte.

El conjunto de la Rambla Bristol de Bustillo, o Rambla Casino, es de estilo ecléctico, con elementos y recursos arquitectónicos que se inspiran en el neoclásico simplificado de corte francés.

Los dos edificios presentan desde el exterior cinco niveles aparentes, el primero con recovas perimetrales, formadas por arcadas de arcos rebajados y columnas hechas en piedra y el último se transforma en mansarda de pizarras negro-azul. Las recovas del edificio Casino están formadas por 64 arcos y las del edificio del Hotel Provincial por 63 arcos. Las fachadas presentan un tratamiento homogéneo de paños de ladrillo visto encuadrados en líneas verticales y horizontales en piedra. El ritmo de los aventanamientos es simétrico. Los edificios están coronados por gran cantidad de chimeneas de ladrillo. Tanto el Casino Central como el Hotel Provincial poseen accesos inmensos de doble altura.

Entre ambos edificios está la plaza seca (llamada Plazoleta Armada Argentina desde 1972) con una escultura central en honor al Almirante Brown, obra del escultor Wilfredo Viladrich, colocada en noviembre de 1977. La Plaza desemboca en la playa a través de una enorme escalinata curva, que es flanqueada por las famosas esculturas -ya todo un símbolo de Mar del Plata- de los lobos marinos.


 

 

Fuente:eldia.es, es.casinotop10.net y www.europacasino.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner