La Dispar Situación Del Juego Online En El Mundo

Más del 50 por ciento de la población mundial tiene prohibido el acceso a los juegos de azar online en sus propios paises, mientras que más de 60 naciones de todo el mundo concedieron licencias de juego en línea que permite que sus ciudadanos puedan apostar, de acuerdo a un nuevo estudio que encontró que la situación en términos de disponibilidad de juego, varía mucho de un territorio a otro.

En algunos países, los casinos de cualquier tipo, ya sea en línea o terrestre, están prohibidos, mientras que en otros no. Los que están en países en donde se permite el juego a algunas empresas locales rige la prohibición de operar un casino, mientras que las empresas extranjeras pueden hacerlo. Existen también otras reglas peculiares. Por ejemplo, algunos países prohíben a sus ciudadanos acceder a los casinos, pero no a los turistas, y en al menos un país los casinos sólo están disponibles para personas que ganan un salario suficientemente alto.

La investigación realizada por KeyToCasino, analizó las leyes y regulaciones para el juego terrestre y online en 225 países y territorios examinando una serie de fuentes en cada uno de éstos, recopilando variada información.

En el 83% de los países, la información sobre los casinos estaba disponible en fuentes oficiales, locales, tales como sitios web administrados por el gobierno.

En el 12% de los países, la información obtenida para la investigación provino de fuentes locales de renombre, pero no eran sitios web oficiales. Los ejemplos incluyen los principales diarios locales y los sitios web de abogados especializados.

En el 5% restante la información sólo estaba disponible a partir de fuentes no locales o menos fiables.

Para el 95% de los países, o el 98% de la población mundial, la información provino de fuentes locales, de buena reputación.

El informe se basa a partir del 1 de marzo de 2015.

Los casinos terrestres existen desde antes de los online, por lo que en la mayoría de los países las leyes con respecto a sus operaciones están mucho más establecidas. De los países estudiados, 74 restricciones se aplican a los casinos terrestres:

51 los prohíben completamente; 6 países prohíben jugar a sus ciudadanos, pero lo permiten a los visitantes extranjeros; 17 países restringen casinos a ciertas ciudades o localidades específicas.

Eso deja a 151 países (o el 67%), donde los casinos son totalmente legales. Sin embargo, sólo el 47% de la población del mundo puede acceder a los casinos en sus propios países.

La situación con los casinos online es más variada. Esto es debido a la forma en que los países tratan a los operadores locales y a los operadores extranjeros, que en algunos casos es muy diferente. Alguna forma de prohibición está vigente para el 56% de la población mundial.

39 países prohíben por completo los casinos en línea; mientras que 32 países prohíben a los operadores locales explotarlos, pero muchos se ejecutan desde países extranjeros para tomar apuestas. Las razones de esta anomalía son variadas, incluyendo la reputación algunos países que no tienen los recursos o influencias para evitar a las compañías extranjeras ofrecer servicios de juego en línea.

61 países permiten a casinos online operar bajo licencia. En la mitad de estos países el requisito de licencia se aplica estrictamente sólo en los casinos locales. Los operadores extranjeros a menudo toman apuestas, incluso cuando no tienen una licencia. Al igual que en el punto anterior, estos países no están dispuestos o no pueden impedir a empresas extranjeras de ofrecer servicios de juego.

En tanto, 93 países no prohíben explícitamente los casinos en línea, y no emiten tampoco licencias.

Los datos enunciados son útiles para observar cómo países con prohibiciones de casinos terrestres manejan los casinos en línea, y viceversa. Hay 168 países en los que a sus ciudadanos permiten jugar en los casinos terrestres, aunque algunos sólo permiten casinos en ciertas partes del país.

27 países prohíben los casinos online, a pesar de permitir a los terrestres. 60 países operan algún tipo de regulación de casino en línea, y 81 países no tienen prohibición.

Los ciudadanos que viven en 57 países de todo el mundo no tienen la posibilidad de apostar en los casinos terrestres.

En 44 países los ciudadanos no pueden apostar online debido a que tanto los casinos terrestres y en línea están prohibidos.

En 13 países se permite a la población a jugar en casinos en línea, a pesar de que los casinos terrestres están prohibidos.

En 132 países en los que los operadores de juegos de azar online están prohibidos o restringidos, los apostadores pueden encontrarse con algún problema si acceden a jugar.

En 92 países, no pasa nada, ya que no se imponen
sanciones. 15 países dispusieron una sanción administrativa en los jugadores, y 25 países impusieron una sanción penal.

Algunos países hacen un esfuerzo adicional para evitar que sus ciudadanos realicen sus apuestas ilegales en línea.

36 países exigen a los proveedores de servicios de Internet bloquear el acceso a los sitios web de casino, y 18 países piden a los bancos que bloqueen las transacciones financieras de los casinos en Internet.

Las leyes y reglamentos no siempre reflejan la realidad de cómo ciertos casinos operan. Algunos casinos pretenden operar en países donde hay restricciones, mientras que otros casinos restringen voluntariamente el acceso a los ciudadanos de ciertos países, a pesar de que no hay ninguna razón legal para hacerlo. La mayoría lo hacen por motivos de marketing o de negocios.

655 casinos online brindaron a los investigadores del informe, una lista de aquellos países donde sus servicios están restringidos por las leyes locales, o por una restricción voluntaria.

En promedio, el 24% de los casinos en línea restringen el acceso a los jugadores que viven en un país en el que se requiere una licencia para operar un casino.

Medianamente, el 22% de los casinos restringen el acceso a los jugadores que viven en países en los que las prohibiciones o restricciones están en vigor. En promedio, el 16% de los casinos limitan el acceso a los jugadores, incluso cuando viven en países en los que las empresas extranjeras pueden operar. El 14% de los casinos lo hacen a los jugadores que viven en países en los que tienen licencia casinos locales, pero las empresas extranjeras pueden operar. En promedio, el 14% de los casinos limitan el acceso a pesar de que funcionan en países que no tienen restricciones de juego en línea.

Los países que se incluyen con más frecuencia en las listas de prohibidos por los casinos son Estados Unidos seguido por Francia e Israel. Las personas que viven en los Estados Unidos tienen prohibido jugar en el 72% de los casinos en línea del mundo. En Francia e Israel, el porcentaje es del 70 y del 54, respectivamente.

En el otro extremo de la escala hay países en que los casinos se limitan menos. Sólo el 7% de los casinos en línea restringen el acceso a apostar a los ciudadanos de Islandia. Lo residentes en Nueva Zelanda, Austria, Argentina y Suecia son bien recibidos por la gran mayoría de los casinos en línea.

El informe asigna una serie de puntos a cada país basándose en seis diferentes factores-hasta un máximo de mil-, combinando todos los resultados para determinar una "disponibilidad al juego" en cada uno de los territorios. Atribuye por ejemplo hasta 500 puntos en base en el porcentaje de los casinos en línea que permiten a sus ciudadanos jugar en ellos; o 100 puntos sobre la base de la existencia y la gravedad de las penas que enfrentan los jugadores online; o 100 puntos basándose sobre las transacciones financieras relacionadas con los juegos de azar en línea que son bloqueadas por cada país.

El resultado muestra que los Estados Unidos es el peor país para vivir para los jugadores en línea, con una puntuación de 311 puntos sobre 1.000. Le siguen Irán y Francia marcando 407 y 412 puntos respectivamente.

Los países que obtienen los mejores puntajes son Chile, Andorra y Venezuela. Cada uno de ellos se anotan 960 puntos.

Argentina logra 862 puntos sobre un total de 1.000.

Cabe señalar que la puntuación no tiene en cuenta la accesibilidad a internet en cada uno de los países. Muchos de los primeros países de la lista tienen bajas tasas de acceso a Internet. Esto significa que sus ciudadanos, mientras que podrían tener un buen acceso a los juegos de azar en línea, no muchos probablemente pueden hacerlo debido a su limitado acceso a internet. La puntuación por "disponibilidad al juego" refleja la oportunidad y conveniencia en lo que respecta a los juegos de azar online, en lugar de la tasa de uso del casino.

Finalmente la investigación señala otros hechos como que algunos países permiten casinos en los barcos, pero no en tierra como Rusia, Tailandia, Israel, Japón, o Estados Unidos; o que en las Islas Feroe, no se puede importar cualquier tipo de máquinas tragamonedas, incluso para uso privado; o en las islas Turks & Caicos donde juegan solo aquellos que ganan más de 75.000 dólares anuales.

En Noruega los casinos terrestres están prohibidos, pero el juego online está regulado y autorizado. Libia trata a los juegos de azar con el mismo conjunto de leyes que trata a la hechicería y la brujería.


 

 

Fuente:www.keytocasino.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner