El Negocio De Los Casinos Bajo Sospecha

Durante el 2014, 23 empresas operadoras de casinos en todo el territorio mexicano ganaron 16.200 millones de pesos (U$S 964.000.000). Entre las más rentables y sin sanciones, figura Comercial de Juegos de la Frontera, perteneciente a los hermanos Francisco Javier y Oscar Rodríguez Borgio, supuestamente vinculados al narcotráfico. El dato forma parte de una investigación periodística de la revista Contralínea que muestra con cifras y hechos el entramado de una actividad que en México continúa generando polémicas mientras se espera que el Parlamento promulgue una nueva Ley de Juego para encausar definitivamente esta industria.

De las 32 empresas con permisos para operar casinos en México, Comercial de Juegos de la Frontera, SA de CV, es la que registra más ingresos en forma individual (4.300 millones de pesos anuales), mientras que la filial de la española Codere -socia o dueña de ocho compañías con permisos- es el conglomerado que lidera el mercado del juego en el país, tanto en número de centros de apuestas como en utilidades.

En total, la Secretaría de Gobernación (Segob), a través de su Dirección General de Juegos y Sorteos, ha otorgado permisos para la instalación y operación de 1.038 salas de sorteos de números y centros de apuestas remotas, de los cuales hay al menos 357 establecimientos en operación.

A pesar de ser vulnerables al delito de lavado de dinero, sus rentables negocios tienen escasa vigilancia: las sanciones impuestas por irregularidades en su funcionamiento son mínimas, y ni siquiera se les aplica un régimen fiscal especial, acorde con sus multimillonarias ganancias.

La empresa más rentable en lo individual, Comercial de Juegos de la Frontera, pertenece a los hermanos Francisco Javier y Óscar Rodríguez Borgio, señalados desde 2012 por las autoridades federales de estar supuestamente vinculados al crimen organizado.

De acuerdo con un reporte del Centro de Investigación y Seguridad Nacional al que se tuvo acceso, los casinos habrían servido para lavar dinero del Cártel del Golfo, y los 60 establecimientos de su Grupo Gasolinero México, para la supuesta venta de combustibles robados a Petróleos Mexicanos.

Incluso el empresario Francisco Javier habría estado prófugo de la justicia, luego de enfrentar una orden de aprehensión por la presunta falsificación de una licencia de la Dirección Adjunta de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, con la que estaría operando alguno de sus casinos y centros de apuestas, hechos consignados en la causa 324/2012 del Juzgado 22 Penal del Distrito Federal.

Pese a ello, en los registros de la Dirección General de Juegos y Sorteos, su hermano Óscar Rodríguez Borgio sigue ostentándose como apoderado legal de Comercial de Juegos de la Frontera. Más aún, la Dirección de la Segob no registra ningún procedimiento en contra de alguno de los hermanos ni de su empresa, revela la respuesta a la solicitud de información pública 0000400046115, hecha por Contralínea.

Lo que sí informa la autoridad federal son las multimillonarias ganancias del grupo: en el ejercicio 2014, la compañía reportó ingresos netos por 4.321,643 millones de pesos, de los cuales se desprendió una utilidad bruta de 456. 232. 733 pesos. El pago de impuestos apenas se fijó en 11. 950.499 pesos.

De acuerdo con la información oficial, Comercial de Juegos de la Frontera opera bajo el permiso DGG/723/97, que data del 18 de diciembre de 1997, con una vigencia ilimitada. Ésta tiene en operación 18 centros de apuestas remotas con sala de sorteo de números llamados, todos, Big Bola.

Las salas se ubican en Ahome, Sinaloa; en Álvaro Obregón, Distrito Federal (dos establecimientos); Atizapán, Metepec, Naucalpan, Tlalnepantla y Huixquilucan, Estado de México; Córdoba, Orizaba, Tuxpan, Xalapa y Boca del Río, Veracruz; Ciudad del Carmen, Campeche; León y Celaya, Guanajuato; Querétaro, Querétaro; y San Luis Río Colorado, Sonora.

Como negocio de casinos, el único procedimiento que ha enfrentado en el periodo 2013-2014 según la Segob fue el proceso administrativo AJP/0051/13-VI, para aclarar el sorteo de un automóvil, el funcionamiento de la ruleta, black jack, así como la entrega de un premio de sorteo, sin que se le impusiera sanción alguna.

La escasa supervisión de la Dirección General de Juegos y Sorteos sobre esta empresa contrasta con la actuación de la Procuraduría General de la República (PGR) en torno a otras empresas de los Rodríguez Borgio. En 2014 congeló las cuentas en el extranjero de GGM Energy que estaban presuntamente vinculadas a Oceanografía, de Amado Yáñez (Alfredo Méndez, La Jornada, 22 de octubre de 2014). Además, de acuerdo con la Agencia Quadratín, en febrero de 2012 elementos de la PGR catearon las oficinas del Grupo Gasolinero Mexicano para buscar indicios de combustible robado.

Codere México

En términos globales, la empresa líder en el negocio es Codere México, que se describe a sí misma como "la compañía más importante en la industria del juego en el país", debido -indica- "a la distribución de actividades y al número de establecimientos" que posee.

Aunque no tiene asignado en forma directa permiso alguno para operar casinos, es la que más ingresos obtiene de éstos: en 2014, reportó ganancias por 341.9 millones de euros (unos 5.983,25 millones de pesos a un tipo de cambio de 17.5 pesos por euro) provenientes de la filial mexicana.

Y es que Codere México es propietaria de Promojuegos de México, SA de CV; Mio Games, SA de CV; Libros Foráneos, SA de CV; Operadora Cantabria, SA de CV; Operadora de Espectáculos Deportivos, SA de CV; Recreativos Marina, SA de CV; y es socia de Administradora Mexicana de Hipódromo, SA de CV; y de Grupo Caliente (Operadora de Apuestas Caliente, SA de CV, e Hipódromo de Agua Caliente, SA de CV).

De acuerdo con su propia información empresarial, en total cuenta con 17.414 terminales de juego, 84 establecimientos, 73 puntos de apuesta y un hipódromo. "Todas las actividades se realizan con las marcas comerciales Royal Yak, Yak, Jackpot, Mio Games, Bingo 777, Casino Bingo 777, Caliente e Hipódromo de las Américas", detalla en su página web.

En términos individuales, la segunda empresa más rentable es justamente Administradora Mexicana de Hipódromo, ligada a Codere. De acuerdo con la información proporcionada a la Segob por los propios permisionarios, en 2014 la también subsidiaria de Impulsora de Centros de Entretenimiento de Las Américas, SAPI de CV, reportó ingresos netos por 4 mil 64 millones 772 mil 84 pesos.

La compañía -que formó parte del conglomerado Corporación Interamericana de Entretenimiento, de Alejandro Soberón Kuri- estimó su utilidad bruta para ese ejercicio en 851.830.305 pesos y se le fijó el impuesto sobre la renta (ISR) en 103. 543.445 pesos, de los cuales difirió 12. 598.586 pesos.

En 2013 sus ingresos netos sumaron 4.312, 683 millones de pesos, y su utilidad bruta se fijó en 977. 543. 838. Antes de concluir la administración de Felipe Calderón, en 2012 se le hicieron dos concesiones: el 10 de septiembre, mediante el oficio DGJS/SCEV/1097/2012, se le autorizó la captación de apuestas y sorteos vía internet, telefónica o electrónica a cambio del 0.25 por ciento por concepto de participaciones; y el 26 de noviembre de 2012, en términos del oficio DGJS/SCEV/PT-19/2012, se le autorizó la instalación, operación y funcionamiento de máquinas tragamonedas para ser operadas en los establecimientos autorizados por la Secretaría.

Otro de los activos de Codere es Hipódromo de Agua Caliente, del Grupo Caliente, que reportó ingresos totales en 2014 por más 2.599 millones de pesos y una utilidad bruta de 748.772.000 pesos. Los impuestos que debió pagar en ese ejercicio ascendieron a sólo 64.113. 443 pesos.

En febrero de 2015, la empresa también vinculada al político priísta Jorge Hank Rhon fue multada tras resolverse el proceso administrativo AJP/0049/2014-VI, por las irregularidades consistentes en no entregar oportunamente a la Dirección General de Juegos y Sorteos el reporte de ingresos y pago de participaciones correspondientes al erario federal a que refiere el artículo 5 de la Ley Federal de Juegos y Sorteos.

Entre las empresas más rentables en 2014 también se encuentra Operadora Cantabria, SA de CV. La subsidiaria de Codere se ubicó en la quinta posición, al reportar ingresos por 973.504.618 pesos. El pago de impuestos a la utilidad se le fijó en tan sólo 21. 792.549 pesos.

Las ganancias en 2014 del resto de las empresas ligadas a Codere no son despreciables: por ejemplo, Libros Foráneos reporta ingresos por 434. 037.810 pesos e impuestos a la utilidad por 3.003. 796 pesos.

Ese año Operadora de Espectáculos Deportivos reportó ingresos por 211.165.653 pesos y pagó impuestos a la utilidad por apenas 2 .676.pesos.

En el caso de Mio Games, a la que se le identifica como subsidiaria de Grupo Inverjuego, SAPI de CV, tuvo ingresos por 31.035.369 pesos. De impuestos a la utilidad pagó 127.794 pesos. El 23 de noviembre de 2012, mediante el permiso DGJS/SCEV/PT-07/2012, se le autorizó el uso de máquinas tragamonedas.

Dos empresas de Codere no transparentaron sus ingresos: Promojuegos de México y Recreativos Marina. En el primer caso, a la fecha, ésta no ha hecho público su reporte anual 2014. En su informe del trimestre octubre-diciembre indica un total de activos por 176.671.726 pesos. Recreativos Marina sólo informó un activo total por 86.323.712 pesos.

En el caso de Operadora de Apuestas Caliente, a la que se ubica en sus estados financieros como subsidiaria de Turística Akalli, SA de CV, tuvo ingresos por 45.490.065 pesos, mientras que los impuestos que pagó ascendieron a 6.573.076 pesos.

Las más rentables

En términos individuales, después de Comercial de Juegos de la Frontera -de los hermanos Rodríguez Borgio-, de
Administradora Mexicana de Hipódromo y de Hipódromo de Agua Caliente -ambas ligadas a Codere-, se localiza la empresa de Marco Antonio Ayala Anzaldua y Antonio Ochoa Garza, Comercializadora de Entretenimiento de Chihuahua, SA de CV. Ésta reportó 1.024.068.700 millones de pesos en ingresos por apuestas en 2014, de los cuales tuvo una utilidad bruta de 91.340.980 pesos.

El 26 de noviembre de 2012, mediante el permiso DGJS/SCEV/PT-11/2012, la empresa fue autorizada a operar máquinas tragamonedas en todos sus establecimientos.

En cuarto lugar de rentabilidad se ubica Apuestas Internacionales, SA de CV, subsidiaria de Televisa Juegos, SA de CV, que el año pasado reportó ingresos por 795.420.000 pesos, mientras que en 2013 fue por 828.950.000 pesos. En 2014 reportó el pago de impuestos por sólo 70.024.000 pesos.

En la sexta posición, después de Operadora Cantabria (de Codere), se encuentra Atracciones y Emociones Vallarta, SA de CV -la propietaria del Casino Royale-, que reportó ventas totales por 630. 460.075 pesos, de los cuales su utilidad neta, según sus estados financieros, ascendió a 6.238.819 pesos, y los impuestos en 7.757.311 pesos.

El resto del mercado

Aunque en 2014 la economía mexicana se enfrentó a la recesión, los estados financieros entregados por los casineros a la Dirección General de Juegos y Sorteos revelan ganancias millonarias en la mayoría de los casos.

Aunque no emitió el reporte anual, en su balance general al cierre de ese año Promociones e Inversiones de Guerrero, SAPI de CV, refiere un activo total por 1.292.198.810 millones pesos.

Juega y Juega, SA de CV, reportó ingresos netos por 358. 212.553 pesos y una utilidad antes de impuestos de 94. 920.527 pesos. Por concepto de ISR pagó 30.746.224 pesos.

Los ingresos totales de Grupo Océano Haman, SA de CV, ascendieron a 286.583.435 pesos, mientras que su utilidad se fijó en 282.074.631 pesos. En 2015 se le inició un proceso administrativo (el AJP/0031/15-IV) por "las presuntas irregularidades consistentes en no entregar oportunamente a la Dirección General de Juegos y Sorteos el reporte de ingresos y pago de participaciones, respecto de diversos meses de 2014".

Espectáculos Latinoamericanos Deportivos, SA de CV, reportó ingresos por 172.075.515 pesos en 2014, de los cuales su utilidad bruta se ubicó en 166.045.567 pesos, mientras que los impuestos se fijaron en apenas 778.151 pesos.

En su escueto estado de resultados, Divertimex, SA de CV, cuyo apoderado es Faustino Islas Ponce, informa que sus ingresos ascendieron a 123. 792.000 pesos.

Cesta Punta Deportes, cuyo apoderado es José María Guardia, también presenta un escueto estado de la situación financiera de su casino. Éste cuenta con un total activo de 69. 617.196 pesos. En 2013, la empresa enfrentó un juicio administrativo (AJP/0087/2013-VIII) por irregularidades consistentes en la apertura del establecimiento denominado Atlantic, en Boca del Río, Veracruz, de la empresa operadora Siol, SA de CV, sin contar con la autorización correspondiente. El proceso se resolvió en su contra, al decretar la clausura total y definitiva del establecimiento.

Los ingresos de Impulsora Geminis, SA de CV, ascendieron a 48.090.250 pesos y su utilidad bruta se fijó en 47.520.835 pesos. En el rubro del ISR, el estado financiero presentado por la empresa a la Segob se reporta en cero.

El Palacio de los Números, SA de CV -propiedad de Eduardo Luis Laris Rodríguez, Ramón Manuel Aznar González y Óscar Paredes Arroyo- reporta ingresos por 40.402.869 pesos en 2014. Este año, a la empresa se le inició un proceso administrativo (el AJP/0028/15-IV) por "las presuntas irregularidades consistentes en no entregar oportunamente a la Dirección General de Juegos y Sorteos el reporte de ingresos y el pago de participaciones". Desde el 26 de noviembre de 2012, cuenta con permiso para operar máquinas tragamonedas.

Para 2014, Espectáculos Deportivos de Cancún, SA de CV, reportó una utilidad bruta de 25.817.086 pesos. Los ingresos totales de Eventos Festivos de México, SA de CV, sumaron 657.731 pesos, mientras que su activo circulante ascendió a 68.449.251 pesos.

Durante 51 días de operación, Pur Umazal Tov, SA de CV, reportó ingresos netos por 26.354.253, de los cuales la utilidad bruta se fijó en 21.194.955 pesos y el pago de ISR en 214.938 pesos. Esta empresa se constituyó el 28 de agosto de 2014 con el propósito de operar salas de juego de números y salones de apuestas deportivas y sorteo de números a través de dispositivos electrónicos.

Los permisos con los que opera fueron otorgados el 27 de noviembre de 2014 por la Dirección General de Juegos y Sorteos de la Segob. Esta compañía está asociada con El Palacio de los Números. Sus accionistas son Shalom Vehatzlaja Raba, SA de CV; Juegos y Espectáculos Win, SA de CV; Organización Mazal, SA de CV; Operadora con Beraja, SA de CV; Operadora Briut Ubrajá, SA de CV; Buen Mazal del Norte, SA de CV; Controladora de Juegos Mazal, SA de CV; Buen Mazal de México, SA de CV; Loto Win, SA de CV; Operadora Win, SA de CV; Administradora, SA de CV; Mazalico, SA de CV; Briut Ubrajá, SA de CV; Entretenimiento y Diversiones Selectas, SAPI de CV; Nes Gadol, SA de CV; Siempre con Buen Mazal, SA de CV; y Diversiones Win, SA de CV.

Producciones Móviles, SA de CV, registró ingresos totales por 9.676.085 pesos y fijó su utilidad en 5.829.053 pesos. Los impuestos que pagó ISR ascendieron a 377.100 pesos. Entre 2013 y lo que va de 2015, ésta es la empresa que ha enfrentado más procesos judiciales y administrativos: 27 en total.

En 2014, Sabia Corporation, SA de CV, reportó ingresos totales por 6.590.184 pesos mientras que fijó sus impuestos en cero pesos. Su permiso, el DGJS/DGAJ/DEV/P-01/2014, fue otorgado el 16 de enero de 2014 para operar un centro de apuestas remotas con sala de sorteo de números, con vigencia de 10 años.

Juegos y Sorteos de Jalisco, SA de CV, tuvo una utilidad bruta de 5.933.206 pesos en 2014, mientras que en el rubro de pago de impuestos no reporta cifra alguna. No obstante, en fuentes de financiamiento indica como impuestos por recuperar la cantidad de 319.091 pesos, mientras que en impuestos por pagar reporta una cifra menor: 201.059 pesos.

Actualmente, dicha empresa enfrenta un proceso administrativo, el AJP/0017/15-III, por las presuntas irregularidades consistentes en no contar con autorización de la Dirección General de Juegos y Sorteos para el funcionamiento del establecimiento ubicado en Camino Desierto de los Leones, 52, locales H-1, H-2, H-3 y S-3, Colonia San Ángel, México, Distrito Federal.

Los que ya no figuran

Aunque mantienen vigentes sus permisos para operar casinos, cuatro empresas no reportan actividad. Entre ellas Espectáculos Deportivos de Occidente, SA de CV, cuyos apoderados son Norberto Adrián Mantiñan Macouzet y Fernando Mendoza Chávez. Ésta que dejó de presentar estados financieros en el segundo semestre de 2013, cuando reportó un activo total por 50.000 pesos.

Espectáculos Deportivos Frontón México, SA de CV, del apoderado Jorge Herrera Gómez, aún no registra actividad; y Operadora de Coincidencias Numéricas, SA de CV, no ha presentado estados financieros.

Petolof, SA de CV, podría estar en esa misma situación, pues reporta en sus estados financieros ventas netas por 18.800 pesos (sic), e impuestos por 5.641 pesos (sic). El año pasado, esta empresa enfrentó un proceso administrativo -el AJP/0010/14-II- con motivo de no acreditar fehacientemente la legal operación de un establecimiento y sus actividades. El 19 de diciembre de 2014 se emitió la resolución en la que se determinó imponer multa y la clausura definitiva del establecimiento.

Las sanciones

De diciembre de 2012 a marzo de 2015, la Secretaría de Gobernación (Segob) ha impuesto tan sólo 37 sanciones establecidas en la Ley Federal de Juegos y Sorteos y su Reglamento, tanto a permisionarios como a terceros no permisionarios, revela a Contralínea la dependencia encabezada por Miguel Ángel Osorio Chong.

De acuerdo con la respuesta a la solicitud de información 0000400046115, de las 37 sanciones, 24 implicaron el pago de una multa. En total, las multas sumaron sólo 235.286 pesos.

Las 37 sanciones también derivaron en el cierre de 56 casinos y centros de apuestas ilegales y tres revocaciones de permisos. Las multas más altas ascendieron a 20 mil pesos (una de ellas, aplicada al municipio de Benito Juárez, por ingresar de forma extemporánea las publicaciones y por reincidencia; la otra, a la Feria de Espectáculos y Paseos Turísticos de Durango, por ingresar de manera extemporánea el reporte de ingresos y el pago de participaciones al erario federal); las más bajas, a 5.000 pesos.

Entre las sanciones económicas destaca una de 10 mil pesos, fijada a la Cremería La Borbolla, por operar sin permiso una máquina electrónica con cruce de apuestas. También, por la misma cantidad, la multa al Colegio de Bachilleres de Veracruz por comprobar de forma extemporánea la entrega de premios de un sorteo.


 

 

Fuente:contralinea.com.mx

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner