Cuando Las Tragamonedas Eran Mecánicas

Si bien el origen exacto de los juegos de apuestas es desconocido, y el primer registro oficial aparece en China donde se narra su práctica en el año 2300 antes de Cristo, en general se piensa que, de una forma u otra, el juego existió en la mayoría de las sociedades. La historia más reciente también muestra que los juegos de azar fueron prohibidos, vinculado a actividades ilegales y estigmatizado por ciertos sectores. Imágenes en blanco y negro son un fiel testimonio de una época donde las tragamonedas eran mecánicas, los jugadores fumaban en los casinos y la destrucción de máquinas incautadas se hacía a golpes de hacha.

En Estados Unidos, los primeros establecimientos de juegos de azar eran conocidos como salones. Fue en los salones donde los viajeros podían encontrar gente con quien hablar, beber y muchas veces jugar. Durante el siglo 20 en Estados Unidos, el juego fue prohibido por la legislación estatal y los reformadores sociales de la época. Sin embargo, en 1931, fue legalizado en el estado de Nevada, junto con Las Vegas y Reno, y años mas tarde en algunos otros estados.

Actualmente son pocos los países en el mundo que aún no legalizaron el juego en sus territorios. La implementación de nuevas tecnologías y la era de Internet, están produciendo un radical cambio de lo que hasta no hace mucho era solo el juego en un salón de casino o en una casa de apuestas.

Jay Sarno fue un empresario de Las Vegas, dueño de varios hoteles de alto perfil, como el famoso Caesars Palace, y el principal impulsor de los hoteles y centros de ocio dirigidos principalmente a las familias. Irónicamente y a pesar de que Sarno era un firme defensor de Las Vegas como una ciudad que podría sobrevivir con menos jugadores y más turismo familiar, él mismo era un jugador empedernido.

Su ex esposa, Joyce Sarno Keys, llegó a manifestar que, durante un día de juegos de azar, Sarno podía llegar a ganar 100.000 dólares sólo para terminar ese mismo día perdiendo una cantidad similar. Jay Sarno abrió el primer hotel orientado principalmente a las familias, el hotel Circus Circus, de Las Vegas.

La atracción principal del Circus Circus era su magnifico circo que realizaba actuaciones cada día para los niños, mientras los padres podían apostar su dinero en el casino
del hotel. El mismo Jay Sarno se vestía como un maestro de ceremonias para recibir a las familias y a los niños en el circo, como podemos ver en la fotografía en la que aparece en una entrada teatral deslizándose por un tobogán, el día de su inauguración.

Las Vegas fue considerada desde siempre la ciudad del pecado y del juego, donde las ruletas, tragamonedas, dólares, y luces, se mezclaban con historias de mafia, delincuencia y arrestos. Pero en otras ciudades también proliferaba el juego y las apuestas al márgen de la ley.

Joe Adonis también conocido como "Joe Arosa", "James Arosa" y "Joe DiMeo", fue un mafioso de Nueva York que participó de manera decisiva en la formación de la moderna Cosa Nostra, las famosas familias mafiosas del crimen organizado. De joven, Adonis se dedicaba a pequeños robos y se especializó como carterista. Mientras trabajaba en las calles, se hizo amigo del futuro jefe de la mafia Charles "Lucky" Luciano, con el que se involucró en el juego ilegal. Desde entonces, Joe desarrolló una lealtad por Luciano que se mantuvo durante décadas. Adonis y Luciano se dedicaron también al contrabando de alcohol y consiguieron el control total del tráfico en Broadway y el centro de Manhattan. En su apogeo, llegaron a recaudar 12 millones de dólares al año dando empleo a más de 100 trabajadores.

Numerosos hechos vinculados al mundo del juego legal e ilegal quedaron registrados en la prensa desde inicio del siglo pasado, y las fotos son un fiel testimonio de una época donde las tragamonedas eran mecánicas, los jugadores fumaban en los casinos, y la destrucción de máquinas incautadas se hacía a golpes de hacha.


 

 

Fuente:ibytes.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner