Proyecto En Veremos

Cuando se hizo público el proyecto para relocalizar el casino de Viedma en el predio de un club deportivo de esa ciudad rionegrina, una parte de su población se levantó en contra de este propósito esgrimiendo razones de índole social, urbanística y hasta morales. Tanto Lotería de Río Negro como los representantes del Club, se muestran cautos, mientras que la empresa Casinos del Río promete importantes inversiones se se produce el traslado. La controversia suscitada tiene varias aristas y actores en pro y en contra pero hasta ahora, ninguna definición.

La posibilidad de que la sala de juegos se traslade al Club Sol de Mayo comenzó a analizarce a mediados de este año. La propiedad del predio -ubicado en Francisco de Viedma y Avenida Don Bosco- es del club y fue cedido luego de un comodato. Sin embargo, la cesión es específica: debe ser utilizado con fines deportivos, recreativos y turísticos, lo que impide un desarrollo inmobiliario de casas o departamentos como se había propuesto en el pasado.

La inversión para la reubicación del casino superaría ampliamente los 100 millones de pesos. La dirigencia de la institución se ha mostrado partidaria de entregar más de una hectárea del actual complejo donde funciona la cancha de rugby, sobre la esquina de avenida costanera y Don Bosco de la capital rionegrina. La empresa, a cambio, expresó la necesidad de emplazar un hotel, patio de comidas, minishopping, y el Anexo de la sala de juegos de El Cóndor, que en la actualidad funciona en un local alquilado de ese balneario.

Los responsables del club todavía no están muy seguros de dar su visto bueno pues muchos socios se están manifestando el contra. El titular de la entidad, Adán Valdebenito, por su parte, considera que lo mejor es esperar a diciembre para que se resuelva en una asamblea general.

Una de las voces más a favor del traslado es el secretario general de UOCRA Viedma, Damián Miller, quién le pidió a los concejales locales ser más abiertos y convocar a los ciudadanos al debate. Para Miller, los legisladores que se muestran reacios al cambio de la locación del casino están teniendo una postura sectorial y personal sobre el tema. Por supuesto el sindicato de la construcción ve en esta mega obra una posibilidad de trabajo para sus afiliados, más allá de cualquier otra connotación que tuviese la mudanza.

Pero si bien Miller pretende debatir, va a tener que hacerlo solo sobre supuestos, pues la oficina parlamentaria del Concejo Deliberante de Viedma confirmó que hasta la fecha no ingresó a esa oficina ningún proyecto de ley al respecto. Todo parece estar dando vueltas sobre dichos y entredichos nacidos a partir de un acuerdo entre los directivos de Casinos del Río, propietaria de la sala de juegos, y las autoridades del Club Sol de Mayo.

Agustín Mogio, presidente de la Cámara de Comercio de Viedma, explicó que se desconoce de dónde surgió la negociación y lo único cierto es que, una sala de juego que
nació como un anexo del Casino del Balneario El Cóndor, habilitado éste último para fomentar el turismo, se convirtió en uno de los casinos más importantes de Río Negro. "Hoy nos encontramos con que el local que actúa como sede central es el (casino) que está en Viedma, y el del balneario está bastante venido a menos, con menos afluencia de público, con menos inversión y prácticamente sigue abierto para tener el argumento legal que permita sostener al casino de Viedma, que es el que le resulta más redituable a la empresa", explica.

Mogio, uno de los más fuertes opositores no sólo al traslado, sino al casino mismo, explicó que la intención real de la iniciatica se entiende porque está en peligro la habilitación, que vence el 31 de diciembre de este año, debido a que, según una ordenanza de 2010, el casino se tiene que reubicar para la renovación de su permiso. El problema es que una cláusula en el contrato de concesión indica que de no presentarse un anteproyecto de reubicación antes del 31 de julio de 2015, la habilitación se caía automáticamente.

Según el dirigente, "eso no sucedió porque no se presentó ningún anteproyecto. Ahora ante la inminencia del vencimiento de la habilitación, de forma bastante a las apuradas se está hablando de esta iniciativa que tendría también atada una condición de la propia empresa: la renovación de la licencia de los seis casinos que opera en la provincia", añade Mogio.

Además de las cuestiones que enarbola en presidente de la Cámara de Comercio, los vecinos reclaman que existen aspectos urbanísticos ya que el predio está ubicado en una zona residencial, hay una plaza en la zona y es la puerta de Viedma. Para algunas de las personas que están visiblemente en contra que haya un casino a la entrada de la localidad, no es la mejor imagen que puede dar una ciudad. Incluso Mogio recalcó que tener una sala de juego en un lugar donde hay una plaza y dentro de un lugar donde los chicos se van a formar deportivamente, presenta una incompatibilidad desde el punto de vista ético.

Cabe destacar que la empresa Casinos del Río propone hacer obras en el Club, por lo que buena parte de su comisión directiva está a favor del proyecto.

Lo que más duda genera a quienes ven con desconfianza este traslado, es que el proyecto no pasa de ser un voceado de promesas sin que no lo respalde, hasta el momento, ningún plan tácitamente escrito ni presentado ante el Concejo Deliberante.


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner