Portugal Constituye Un Grupo De Trabajo Para Regular El Juego Y Las Apuestas On Line

Laura GuillotPor Laura Guillot *

Después de varios años en que las casas de apuestas han estado operando en Portugal sin un marco jurídico, el Gobierno ha decidido tomar cartas sobre el asunto y actuar.

El primer paso ha sido la creación de un grupo de trabajo compuesto por representantes de la Presidencia del Consejo de Ministros, Ministerio de Hacienda, Ministerio de Economía y Ministerio de Seguridad Social y que se va encargar de examinar el mercado de juegos On Line en Portugal y en la Unión Europea, y de proponer medidas.

La idea ha sido bien acogida por todos, tanto por las casas de apuestas, la Liga de clubes de fútbol, los casinos, como por la Santa Casa da Misericordia, que tiene el monopolio de juegos de azar y los juegos sociales portugueses. La batalla legal que enfrenta ambas partes, se remonta por lo menos a cinco años en Portugal.

La cuestión no es pacífica en toda Europa, las realidades difieren entre los distintos países, pero la Comisión ya ha dicho que tiene la intención de armonizar las reglamentaciones en la Unión Europea. A pesar de que las apuestas On Line son difíciles de controlar, no es excusa para no regular porque al final la falta de legislación constituye un freno económico para el Estado. En Portugal se espera que en el grupo de trabajo rija por lo tanto el equilibrio, la imparcialidad y la independencia.

Pues bien, en este momento están sobre la mesa para ser examinados los siguientes temas: Los peligros del juego
compulsivo al alcance de todos, incluido los menores, Internet, el problema de la facilidad de lavado de dinero y la posibilidad de manipular los resultados de los juegos.

Además, recientemente el Gobierno portugués ha nombrado a Antonio Alegría, actual Director del Servicio de Inspección de Juegos de Azar, para coordinar el referido grupo de trabajo que debe analizar el juego On Line y proponer un nuevo marco jurídico para regular esta actividad.

La primera reunión del grupo de trabajo ya se ha celebrado el viernes de la semana pasada y ya se han definido los primeros pasos.

Durante los próximos tres meses este grupo va a escuchar a todo el sector, desde las casas de apuestas, clubes, casinos, salas de bingo y, por supuesto, la Santa Casa de Misericordia, que ostenta el monopolio del juego. La idea es encontrar las propuestas definitivas que permitan poner fin al vacío legal que existe actualmente. Al cabo de tres meses, el grupo presentará un informe final con propuestas y una evaluación de impacto financiero y económico de las nuevas medidas que podría sugerir al Poder Ejecutivo.

El Gobierno portugués ya ha decidido tomar cartas sobre el asunto y actuar. Habrá que ver si cunde el ejemplo en España...


 

 

 *Consultora en juego, ocio y medios.

 

 


 
Banner
Banner
Banner