Baja Más Del 40% La Recaudación Por Apuestas Y Sorteos En México

El cobro del impuesto a juegos con apuestas y sorteos en México registró una caída de 40.1% en enero de 2017 con relación al mismo periodo del año anterior. Se trata de la mayor baja en la recaudación por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en tabacos labrados, bebidas alcohólicas, cerveza, juegos con apuestas, bebidas saborizadas y energetizantes que se registró en el primer mes del año.

El sector de Casinos en México paga 30% en concepto del IEPS, 2% sobre aprovechamientos por uso de licencia que cobra la Secretaría de Gobernación. También a nivel federal y estatal abona el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), y los diferentes gravámenes locales, además de los pagos al IMSS e INFONAVIT.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por el cobro de impuestos a los tabacos labrados se obtuvo una recaudación de 3,312 millones de pesos, monto que fue 5.6% menor a lo registrado en enero del 2016.

En tanto, el IEPS que se cobra en bebidas alcohólicas se redujo en 0.6% con un total de 1,948 millones de pesos, y la recaudación por el gravamen que se cobra en la cerveza y bebidas refrescantes también se redujo en 1.8%, con lo que se obtuvieron ingresos por 3,262 millones de pesos.

La mayor reducción se percibió en la recaudación que se hace en juegos con apuestas y sorteos, pues en el primer mes del 2017 registró una caída del 40.1%, respecto de enero del año anterior, y reportó una recaudación por 154 millones de pesos.

Destaca el hecho que el IEPS que se cobra en bebidas saborizadas como los refrescos se redujo en 9% con lo que sólo ingresaron 1,938 millones de pesos; mientras que en bebidas energetizantes se obtuvo 800,000 pesos, es decir, una reducción del 17.6%, respecto de enero del 2016.

Se agotó la reforma fiscal

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) comentó que, lo
anterior demuestra que una parte de la reforma fiscal ya se agotó, pues si bien cuando entraron en vigor los ajustes fiscales a estos productos mostraron una fuerte recaudación, pero hoy ya empezaron a disminuir.

"Estos incrementos que se dieron en algunos rubros, ya están reflejando agotamiento, ya que este esquema no da para más. También esta reducción se atribuye a que, el consumo está desacelerándose, pues las familias cada vez están gastando menos en productos que no forman parte de la canasta básica", expuso.

Indicó que, si bien el gobierno federal ha anunciado el incremento de nuevos trabajos, son puestos que registran ingresos de dos o tres salarios mínimos, entonces, eso también influye en que no haya un mayor consumo. Además, se debe considerar que la incertidumbre que se vive actualmente, inhibe el gasto del gobierno y de las familias mexicanas.

En el caso del impuesto que se cobra a los alimentos no básicos con alta densidad calórica (comida chatarra), en el mes de enero se observó un incremento del 4.5%, respecto del mismo periodo, pero del 2016, con lo que la recaudación fue por 1,855 millones de pesos.

De la Cruz mencionó que, el objetivo de este gravamen fue netamente recaudatorio, ya que no necesariamente se tiene claro que exista una política de salud que esté ayudando a combatir los problemas de obesidad y de diabetes que hay en el país.

"Las estadísticas muestran que esa medida ya se agotó sin necesariamente mostrar que mejoró el sistema de salud o la salud de los mexicanos", apuntó.


 

 

Fuente:eleconomista.com.mx

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner