Bolsonaro: "El Juego Sería Un Caos Que Destruiría A Las Familias”

A poco menos de 48 horas de la definición de las elecciones presidenciales en Brasil, Jair Bolsonaro se ve como el favorito, a pesar de que en la última encuesta de Ibope cayó algunos puntos en la intención de voto y su contrincante Fernando Haddad estaría superándolo en São Paulo. En una transmisión en vivo por Facebook, Bolsonaro negó que esté en sus planes legalizar el juego en su país porque dijo que la actividad serviría para lavar dinero y destruir familias.

Las cosas en Brasil parecen que ya están del todo decididas si nos atenemos a las últimas encuestas de Ibope que dan como favorito al ultraderechista Jair Bolsonaro, a pesar de que creció su índice de rechazo en favor del candidato del Partido de Los trabajadores, Fernando Haddad. En San Pablo, ciudad en la que el ex Capitán arrasó en primera vuelta, las cosas parecen que se están dando vuelta, al dar como ganador al petista en esa ciudad.

La política de Bolsonaro, sobre todo basada en la mano dura y la persecución a los adversarios, es apoyada por los partidos y sectores ultra cristianos, sobre todo evangelistas, que ven al líder de derecha como un mesías que los va a salvar de los males que aquejan al Brasil, males entre los que se encuentran los juegos de azar. Algunos medios locales habían dicho que el "mesías" dio un guiño a los empresarios que están esperando se apruebe la ley de juegos, pero éste lo negó. "Esto es nuevo ¡Casinos en Brasil! ¡Yo voy a legalizar los casinos en Brasil! No voy a acreditar una mentira de éstas. Todos sabemos que si en Brasil hubiese casinos sería una gran lavandería que serviría para lavar dinero y también el juego sería un caos que destruiría a las familias", dijo un exacerbado Bolsonaro.

Según el periodista y analista Magnho José, el rechazo a la legalización de los juegos de azar es común entre el electorado evangélico e, infelizmente, el tema de la regulación fue introducido en un momento delicado de la campaña de Bolsonaro. José explica que esta semana un sector de los evangelistas de San Pablo abandonó al ex capitán lo que inclinó la balanza para el lado de Haddad, cayendo siete puntos en la intención de voto. "El tema es que el juego no debió mezclarse con las banderas que rechazan los evangélicos como el aborto, casamiento igualitario, legalización de las drogas e ideología de género. Estas cuestiones políticas y religiosas acabaron contaminando el debate sobre la legalización de los juegos", explicó.

Vincular el lavado de dinero con las actividades de los juegos de azar está mostrando un error en el discurso de Bolsonaro y un desconocimiento total sobre el tema. En todas partes del mundo, es sabido que los controles puestos en la actividad de los juegos de azar son tan férreos que el lavado no es algo que se pueda hacer fácilmente, como quien va a comprar un paquete de cigarrillos al quiosco. "Con toda la tecnología disponible el argumento de que el juego legalizado podría ser propicio para el lavado de dinero es una falacia o una leyenda urbana repetida innumerables veces", explica nuestro colega paulista.

Los análisis en los porcentajes de los tributos de las
empresas operadores y sobre los premios, parece echar por tierra las afirmaciones del candidato de la derecha, además que, como en otras regiones, las actividades más usadas para lavar dinero son otras, como por ejemplo la construcción y los negocios inmobiliarios. Magnho explica que la legislación brasilera obliga que los premios por encima de 10 mil reales sean notificados por los operadores al Consejo de Control de Operaciones Financieras (COAF), que es un organismo vinculado al Ministerio de Hacienda y el responsable de la fiscalización del lavado de capitales en el país, "por lo tanto, lavar dinero en el país es caro, además de arriesgado", dice.

Los sectores que impulsan la legalización de los juegos en Brasil siempre tienen expectativas cuando se acercan los tiempos de elecciones y a pesar de que la ley dependerá de la aprobación del Congreso, es sabido que en los regímenes presidencialistas la opinión del primer mandatario cuenta y mucho, porque es de quien depende el trámite de agilización y puesta en marcha de la ley. Al declarar que no va a legalizar los casinos, Bolsonaro generó un desánimo entre quienes creen que la ley es buena para el país e hizo que los sectores a favor del juego buscaran una reunión con los asesores del candidato.

Magnho José explica que, quien gane este próximo domingo deberá ser informado sobre el potencial económico de este sector en materia de tributos, subvenciones, inversiones, generación y formación de empleo, además de los mecanismos y controles para evitar el lavado de activos y fraudes. "Es muy temprano para análisis catastróficos u optimismos exagerados. La legalización de los juegos en Brasil es un proceso permanente de trabajo político y esclarecimiento sobre el potencial de esta actividad", explica el analista. Cabe recordar que el expresidente Lula da Silva fue favorable a la legalización del jogo do bicho, cuestión que luego no prosperó.

El apego de los sectores evangélicos de Brasil con el candidato de ultraderecha, parece que va a jugar un papel determinante en el futuro del juego brasileño. Bolsonaro no hace propuestas, sólo enumera temas que deberían ser prohibidos para el regocijo de las multitudes que claman porque todo lo que no sea dictado por sus creencias y costumbres, sea desterrado. El juego no parece estar a salvo, y a pesar de que los defensores brasileños del juego explican que países como Estados Unidos las cuestiones religiosas y el juego van de la mano, todo apunta a que la política del candidato de ultraderecha va a hacer las cosas muy difíciles para los sectores más progresistas de la política y la economía de Brasil.


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner