Carrera Para Legalizar Las Apuestas Deportivas

El mercado de las apuestas deportivas en Estados Unidos está interesando a casi todas las regiones de ese país. Mientras 7 estados lanzaron esta modalidad de juego desde el 14 de mayo, cuando la Corte Suprema anuló la Ley de Protección de Deportes Amateur y Profesionales que las había prohibido, otras 20 o más jurisdiccciones se preparan durante sus sesiones legislativas de 2019 para aprobar la reglamentación sobre la materia.

Algunos estiman que los impuestos sobre las apuestas deportivas legales podrían sumar millones de dólares para sus tesoros, aunque los expertos exigen precaución al anticipar ese tipo de ingresos.

Delaware actuó primero, autorizando las apuestas el 5 de junio (el gobernador hizo la primera apuesta, en un juego de béisbol de los Filis, y ganó). Luego siguió Nueva Jersey, el 14 de junio. Mississippi, Virginia Occidental, Pennsylvania, Rhode Island y Nuevo México también legalizaron rápidamente las apuestas deportivas.

Los estados en la cima, donde la legislación deportiva se presentó previamente o los legisladores indicaron su intención de hacerlo, comenzarán a considerar la legislación en enero. Además de Maryland y Virginia, son Arkansas, California, Connecticut, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Louisiana, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Missouri, Montana, Nueva York, Ohio, Oklahoma, Oregon, Carolina del Sur y Tennessee.

Por ejemplo, mientras el concejo municipal de Washington, DC, se preparaba para aprobar un proyecto de ley este mes que legalizaba las apuestas sobre deportes, el concejal Jack Evans estaba observando los estados fronterizos de la ciudad, Maryland y Virginia, que podrían resultar en una dura competencia a menos que DC se estableciera primero.

"Es importante para nosotros poner en marcha nuestra legislación y nuestros deportes para poder ser los primeros en nuestra región y, con suerte, capturar parte del mercado", dijo Evans justo antes de la aprobación del proyecto de ley 11-2 la semana pasada.

El consejo también adoptó una medida de emergencia que permite que las apuestas deportivas comiencen tan pronto como el alcalde demócrata Muriel Bowser firme el proyecto de ley, saltándose el período de revisión durante el cual el Congreso puede vetar una nueva ley de DC.

Mientras tanto, el Congreso está estudiando la regulación de las apuestas deportivas. El senador demócrata de Nueva York Charles Schumer y el senador republicano de Utah, Orrin Hatch, presentaron este mes un proyecto de ley que establecería estándares mínimos para los estados que ofrecen apuestas deportivas. Requeriría que los estados usen los datos, como la distribución de puntos y las probabilidades de apuestas, proporcionados por las ligas deportivas.

Los estados que legalizaron las apuestas deportivas tienen sus propios criterios para los datos, lo que incluye permitir que las ligas lo proporcionen.

El proyecto de ley federal no incluye una "tarifa de integridad" o un recorte de los ingresos por apuestas para las ligas deportivas. Las ligas presionaron exitosamente para incluir esa tarifa en algunas de las medidas estatales.

En Washington, DC, las apuestas deportivas estarán disponibles en lugares como el Nationals Park y el Capital One Arena, hogar de los equipos profesionales de béisbol, baloncesto y hockey de la ciudad.

Los apostantes también podrían apostar en restaurantes y tiendas de licores que compren una licencia, o mediante una aplicación móvil dentro de los límites de la ciudad. La Lotería de DC supervisaría la industria, asegurando que los operadores obtengan licencias y aplicando reglas tales como el requisito de edad mínima, que es de 18.

Se espera que las apuestas aumenten U$S 92 millones en ingresos en los próximos cuatro años, según el director financiero de la ciudad. Anticipándose al dinero, la ciudad designó partes de la recaudación para la educación de la primera infancia y el tratamiento de la adicción al juego.

La mayoría de los otros estados también están calculando ingresos. La American Sports Betting Coalition, un grupo de la industria, estima que los estadounidenses apuestan ilegalmente alrededor de U$S 150 mil millones al año en competiciones deportivas. Los expertos sugieren que las
apuestas deportivas legales cortarán (pero no eliminarán) las apuestas ilegales.

Pennsylvania informó este mes que en las primeras dos semanas de apuestas deportivas, los apostantes jugaron U$S 1,4 millones, generando U$S 500.000 para los casinos y otros sitios de juego y aproximadamente U$S 180.000 en impuestos estatales.

En Nueva Jersey, los apostadores de deportes colocaron U$S 330 millones en noviembre, generando U$S 21,2 millones para los casinos y otros lugares de apuestas, y U$S 2,45 millones en impuestos estatales ese mes, informó el tesorero estatal.

Las apuestas deportivas fueron tan populares el primer fin de semana que estuvo disponible en Rhode Island este mes, que el presidente del Senado de ese estado dijo que le preocupaba que las largas filas impidieran a las personas hacer apuestas en los primeros partidos de fútbol del domingo. Los funcionarios del casino dijeron que agregarán terminales y quioscos de autoservicio para acortar las esperas.

Según los expertos, los estados deberían tener en cuenta muchos factores antes de estimar los ingresos de las apuestas deportivas. Por ejemplo, apostar a los deportes podría afectar los ingresos de otras formas de juego, incluidas las loterías.

Y los ingresos podrían resultar volubles, dijo Lucy Dadayan, investigadora principal asociada y experta en todo tipo de apuestas autorizadas por el estado en el Urban Institute, un grupo de expertos con sede en Washington.

"Las apuestas deportivas sin duda traerían ingresos adicionales para los estados en el corto plazo", dijo. "Sin embargo, es probable que esos ingresos tengan la misma suerte que los ingresos de otros tipos de juegos de azar: volátiles, poco confiables, insostenibles y probablemente a expensas de los ingresos de la lotería".

Señaló que Nueva Jersey, donde las apuestas deportivas ya son legales desde hace seis meses, el mercado ya mostró altibajos, cayendo significativamente de septiembre a octubre, pero luego se recuperó en noviembre.

"Creo que los estados son altamente optimistas en sus pronósticos de ingresos para las apuestas deportivas", apuntó Dadayan. "Los estados adoptantes tempranos ciertamente verían ganancias de ingresos en el corto plazo".

"Pero es solo una cuestión de tiempo hasta que las apuestas deportivas legalizadas se extiendan por todo el país, y creen una competencia entre estados, lo que eventualmente lleva a una disminución en los ingresos generales de las apuestas deportivas", agregó.

Si los estados quieren competir con éxito con el mercado de apuestas deportivas ilegales, deben estructurar cuidadosamente sus impuestos y regulaciones, dijo Chris Grove, director gerente de Eilers y Krejcik Gaming, un grupo de análisis de la industria en California.

"Una vez que su tasa impositiva total comienza a ubicarse por encima del 20%, está obstaculizando la capacidad de los operadores para invertir en marketing y productos", dijo. "Una vez que haces eso, es más difícil para ellos competir con operadores ilegales".

La medida sancionada en DC exige impuestos del 10 o 20% de los ingresos brutos de apuestas, dependiendo de si las apuestas se realizan en persona o en línea.

Pennsylvania tiene una tasa impositiva total del 36% sobre los ingresos por apuestas deportivas, mientras que Virginia Occidental (10%), Mississippi (12%) y Nueva Jersey (8,5 a 14,25% según la ubicación) están muy por debajo de esa línea. Algunos estados asignarían parte de los ingresos fiscales a los gobiernos locales.

"Cuando observamos que las apuestas deportivas están reguladas en la mayoría de los estados", dijo Grove en una entrevista, "creo que verá que la tasa de impuestos se establece en ese rango del 10 al 20%".


 

 

Fuente:www.huffingtonpost.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner