En Bolivia El 69% De Las Casas De Juego Son Ilegales

El Ministerio Público estableció mediante un proceso de investigación que el 69 por ciento de las casas de juegos que operan en Cochabamba, La Paz y Santa Cruz son ilegales y sólo 31 por ciento son legales, según informó  la Agencia de Noticias Fides (ANF).

El fiscal del caso, Fernando Cortez, mediante informe a la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas de la Cámara de Diputados, reveló que se advirtieron ilícitos penales, como enriquecimiento ilícito de particulares y un millonario daño económico al Estado, debido a que las empresas de juego, excepto Lotex S.A., incumplieron el pago del canon establecido y de tributos.

Ante la denuncia, diputados de la oposición y del oficialismo citarán  a los ejecutivos de la Lotería Nacional de Beneficencia y Salubridad (Lonabol), Impuestos Nacionales y la Aduana para que expliquen la falta de control, fiscalización y las razones por las que hubo incumplimiento de deberes.

De acuerdo con Cortez, en el eje del país evidenció la existencia de 115 salas de juegos, de las cuales 45 tienen licencias de funcionamiento emitidas por la Lotería y los municipios, pero 70 son ilegales. Las firmas de juego que son investigadas desde hace tres meses son CorHat, Jet Games, Star Mirage Games y Lotex S.A. Las tres primeras son sospechosas de no tributar al Estado, de evadir los pagos establecidos por ley.

El fiscal señaló que sólo Lotex aportó al Estado cerca de 34 millones de bolivianos al año y un promedio de 120 millones de bolivianos en los últimos cinco años, es decir, más del 80 por ciento de las recaudaciones que percibe Lonabol, teniendo solamente 15 casas de juegos. No obstante, CorHat (con 25 casas de juegos), Jet Games (seis) y Star Mirage Games (una sola) aportaron menos del 20 por ciento a la Lotería.

Ante este panorama, los diputados del MAS Samuel Pamuri y de la oposición Hernán Paredes, Mauricio Muñoz y Felipe García demandaron la presencia de los directores de Lonabol, Impuestos Nacionales y la Aduana para que expliquen el porqué de la apertura de salones de juegos ilegales, de que no haya tributos a favor de las arcas del Estado, de la importación ilegal de máquinas tragamonedas hechizas y de la persecución de firmas que cumplen con los tributos y cuyo funcionamiento es legal, como Lotex S.A.

"Hemos 'torteado' la información estadísticamente y yo calculo que más de 160 millones de bolivianos está perdiendo el Estado al año (...) Creo que el talón de Aquiles en
esto está en la Lotería Nacional, es la autoridad que debería tener un contacto directo con empresas y máquinas registradas legalmente. Cómo se explica que Lotex pague 34 millones de bolivianos al año y las demás empresas de juego no lleguen al 20 por ciento de ese aporte. En el caso de CorHat se evidenció que tiene más salas de juegos y aporta menos, eso debe explicar la Lotería Nacional", dijo el Fiscal

Señaló que los delitos están enmarcados en la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz y que en Cochabamba, La Paz y Santa Cruz existen 1.559 máquinas tragamonedas ilegales, la mayoría de ellas funcionan con el logotipo de la empresa CorHat, mientras que de las 4.635 máquinas legales, 1.226 pertenecen a CorHat, 1.377 a Lotex, 214 a Jet Games y 259 a Star Mirage Games.

Las empresas se acusan entre ellas

Ante la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas de la Cámara de Diputados, rindieron también informe oral los representantes de las cuatro empresas de juego en el país, según ANF. El representante de Star Mirage Games, Antonio Asseff, acusó a CorHat de emitir sublicencias y de cobrar el 15 por ciento a las casas de juegos que funcionan con su licencia de riesgo compartido emitido por la Lotería, figura que fue cuestionada por el fiscal Fernando Cortez, quien considera que ese contrato es irregular. Asseff acusó a CorHat de monopolizar el mercado, de contravenir así la Constitución, que prohíbe esa práctica, y de obstaculizar la apertura de salas de juego que no paguen tributos a esa firma, arguyendo que cuenta con influencias para decidir la apertura o cierre de salas de juegos.

El ejecutivo de Lotex, José María Peñaranda, apoyó la desaparición de la Lotería para dar lugar a una entidad fiscalizadora y de control efectivo y transparente propuesta por el Ministerio de Economía. Y dijo estar de acuerdo con el proyecto del diputado Felipe García para que cada máquina tragamonedas pague 140 dólares al mes al Estado, es decir que, si existen 10.000 máquinas, el erario nacional percibirá 1,4 millones de dólares. Pero lamentó la falta de conocimiento técnico en el negocio por los asesores del Ministerio de Economía que proponen un impuesto del 30 por ciento, lo cual hace insostenible la tributación.


 

 

  Fuente: laprensa.com.bo

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner