Cierre O Estatización: Las Alternativas Que Se Manejan Para El Casino Flotante

El negocio del empresario catalán Manuel Lao en Argentina tiene los días contados. Ya se prepara para perder la concesión -que concluye en otoño de 2019 y no tiene visos de ser renovada- del casino flotante que funciona en la ciudad de Buenos Aires, de acuerdo al medio Economía Digital.

Fuentes de Nortia, el family office de Lao, que se quedó con los casinos del país, declinan hacer declaraciones, pero fuentes del sector aseguran que el camino más probable es el cierre de ambos centros de juego o la estatalización con tal de mantener los alrededor de 3.000 empleos que generan.

De hecho, la ley porteña prohíbe la concesión de nuevas licencias de juego, por lo que el Casino de Puerto Madero, que agrupa los dos casinos flotantes, no podría ser renovado. Antes de ser adquirida por Blackstone, Cirsa presentó un recurso ante la justicia argentina, que se inhibió al asegurar que se trataba de un conflicto político, indica Economía Digital.

Fuentes gubernamentales aseguraban a finales de año: "No hay ninguna oportunidad de renovar la concesión ya que fue otorgada por Lotería Nacional antes de la transferencia de la jurisdicción de juego a la Ciudad de Buenos Aires, donde el marco normativo es diferente e impide hacerlo".

Los casinos argentinos generaron unos beneficios de unos 33 millones de euros para Lao en 2018.

La realidad de ambos establecimientos ya es particular, pues se encuentran en barcos amarrados con la finalidad de esquivar las prohibiciones sobre el juego en la región. La solución que quedaría a Nortia sería la de llevarse los barcos a otro puerto o esperar a que la administración pagara por recuperar el negocio, indica Economía Digital.

Manuel Lao no podrá tomar la decisión en solitario, pues la posesión de los casinos está fragmentada: el empresario español posee el 50% mientras que la mitad restante se
reparte a partes iguales entre el empresario Cristóbal López, y el Hipódromo de Palermo, propiedad de Federico Achaval, presente en los Panamá Papers.

Así, todo parece indicar que Nortia perderá una importante fuente de beneficios. Según el informe de gestión de Lotería de la Ciudad -la entidad que gestiona el juego en Buenos Aires-, el Casino de Puerto Madero ganó 4.350 millones de pesos -96,5 millones de euros al cambio actual- en 2018. Restando impuestos, la empresa española obtuvo unas ganancias de alrededor de 33 millones.

Si Manuel Lao cerró la venta de Cirsa en abril de 2018 por unos 2.400 millones de euros, fue bajo la condición de dejar fuera al negocio argentino, que no formó parte del cuaderno de la venta final que se presentó a los inversores. El medio Expansión informó en su momento que la negativa de los fondos de inversión a quedarse con los casinos de Buenos Aires se debía tanto a la detención de Cristóbal López como al limbo legal en el que se encuentran: en un barco para sortear la legislación de un territorio que no les renovará la concesión.

En 2006 el mismo empresario catalán fue detenido por las autoridades aduaneras argentinas por tratar de introducir 500.000 euros en el país. "No hubo ocultamiento, esas cantidades sirven como una especie de seguro frente a cualquier imponderable, como problemas de salud, inconvenientes con la seguridad personal o necesidades de extender permanencias en sitios con dificultades de bancarización", defendió la empresa en su momento.


 

 

Fuente:www.economiadigital.es

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner