Reino Unido Lidera El Mercado Europeo Del Juego Online

La tasa de penetración del sector de juego online, en el mercado nacional de juegos del Reino Unido alcanzó un 37,3 por ciento, ubicándose como el más desarrollado de Europa. De lejos aparece Italia (7,2%) y España (6,1%), de acuerdo a los datos del informe "El sector de los juegos en línea: comparación y perspectivas internacionales", presentado por la Libera Università Internazionale degli Studi Sociali de Roma (Luiss), y producido por Deloitte Financial Advisory jutno a Casmef (Centro Arcelli de Estudios Monetarios y Financieros).

Italia representa junto con España el mercado impactado por el mayor crecimiento de los juegos en línea en los últimos años, tanto en nivel de recaudación per cápita (+ 26.4% y + 24.5%) que en el nivel del margen bruto (+ 29.7% y + 32.7%).

Francia, por otro lado, representa el país con la mayor carga fiscal en relación con la financiación y el GGR (Gross Gaming Revenue) -6.2% y 46.0% respectivamente en 2017-.

El Reino Unido fue el país líder en la legalización de los juegos en línea. Este sector fue regulado definitivamente en 2014 y actualmente representa el 37,3% del mercado de juegos del Reino Unido, empleando a alrededor de 10.273 personas.

En Francia, el crecimiento del sector en línea comenzó en 2010 con la introducción de una nueva regulación, que puso fin al monopolio estatal y permitió a las empresas privadas solicitar licencias para operar y ofrecer servicios de juego. De 2016 a 2017, la recaudación total aumentó en 500 millones de euros, alcanzando los 7.100 millones de euros. El payout, por otro lado, mostró una ligera disminución de 2016 a 2017. En España, el valor de la recaudación total de juegos en línea se duplicó de 2014 a 2017, alcanzando EUR 13,3 mil millones, mientras que el payout se mantuvo casi estable e igual, en torno al 96%.

El mercado de juegos en línea en Alemania, de acuerdo al informe, mostró una tendencia creciente desde 2014. El GGR general pasó de 1.400 millones en 2014 a 1.900 millones de euros en 2017, con una tasa de crecimiento anual promedio del 11%. El mercado está dominado principalmente por los juegos de casino (incluidas las máquinas tragamonedas) y las apuestas.

En 2017, el mercado global de juegos online alcanzó los 43,3 mil millones de euros. Las apuestas deportivas son el primer elemento con una participación del 48,3% del total, mientras que los juegos de casino representan el 46,9%.

Geográficamente, Europa tiene una cuota de mercado del 45,2%.

El estudio señala asimismo que en Italia la mayoría de los jugadores están en el grupo de edad de 25 a 34 años (29%), mientras que solo el 11% tiene más de 55 años, en línea con otros países europeos. En Italia, los jugadores online son predominantemente hombres (82%), aunque el porcentaje de mujeres en los últimos años está aumentando.

El informe señala que en Italia, año tras año, la penetración de los juegos online aumentó, de 4,2% en 2014 a 7,2% en 2017, con un payoput casi sin cambios de 94,9%. En 2017, las recaudación neta ascendió a 1.072 millones de euros, con ingresos fiscales de 305 millones de euros.

En comparación con otros países europeos, solo en el Reino Unido los juegos en línea tienen un mayor impacto, equivalente al 37,3%, seguidos de Italia con el 7,2% y España con el 6,1%. Al analizar el margen bruto por tipo de juego, en Italia el 55% está representado por apuestas deportivas, seguido por los juegos de casino y el póker con el 26%. Incluso en otros países, las apuestas deportivas son el
elemento más significativo, pero con porcentajes mucho más altos: 82% en el Reino Unido y 72% en España, Francia y Alemania.

Finalmente, el estudio muestra que en Italia el porcentaje de jugadores con problemas se encuentra entre el 1% y el 1,6%.

A nivel mundial, el mercado de juegos (tanto en línea como offline) de 783 mil millones de euros en 2015 alcanzó un valor de 897 mil millones de euros en 2017.

Las principales tendencias que impactan en el mercado y alimentan su crecimiento son el aumento en participación femenina -los hombres dominan en gran medida la industria de los juegos, sin embargo, con la expansión de los juegos en línea, la participación femenina aumentó-, mayor posibilidad de jugar online, la posibilidad de jugar sin un sitio físico, y finalmente una capacidad de gasto cada vez mayor.

El mercado global de apuestas deportivas -aquellas online alcanzaron los 20.900 millones de euros solo en 2017-, está bastante desarrollado en Europa, Australia y partes de Asia. Se estima que el mercado crecerá con tasas anuales que promediarán entre 4% y 5% en los próximos años, con un crecimiento impulsado por la legalización de las apuestas en muchas áreas geográficas.

Por su parte el mercado mundial de juegos de casino es probablemente el segmento más prometedor y se espera que crezca a una tasa anual de alrededor del 10% en los próximos años. El aumento en el ingreso disponible entre la población, la penetración de teléfonos inteligentes y tabletas, y la popularidad de las plataformas de redes sociales son las principales razones para el crecimiento.

Por otro lado, se espera que el mercado global de lotería crezca a una tasa ligeramente más baja que la de los casinos, con un crecimiento impulsado principalmente por los países desarrollados (Europa). En 2017, Europa occidental contribuyó a la mayor parte de los ingresos totales del mercado de lotería.

En cuanto a los dispositivos utilizados, el informe señala que en 2017 el mercado de juegos online para desktop alcanzó los 28.600 millones de euros (aproximadamente el 66% del mercado), pero se espera que esta cuota en comparación con el móvil disminuya rápidamente con el tiempo.

Los juegos desktop o de escritorio se está convirtiendo en una tecnología estancada entre los medios digitales debido a la mayor adopción y penetración de los dispositivos considerados "inteligentes". Sin embargo, en la actualidad, el segmento sigue siendo el dominante en el mercado gracias al mayor tamaño de pantalla y una mejor experiencia de video que otros dispositivos móviles.

El juego en línea atrae a una gran parte de la población más joven y llega a aquellos usuarios que no visitan casinos o bares legales para apostar. La edad promedio de los usuarios de casino es de 48 años, mientras que la de un jugador en línea es de 34,5 años, lo que subraya el cambio de paradigma en la transición del canal tradicional al entorno en línea.


 

 

Fuente:www.agimeg.it

 

 


 
Banner
Banner
Banner