Política Inmigratoria Del Reino Unido Afectará A La Industria De Casinos

El Reino Unido ya no es parte de la Unión Europea (UE), y está en el proceso de formalizar sus propias regularizaciones en diversos temas como la política de inmigración, lo que podría generar problemas al sector de juego del país, de acuerdo a la U.K. Betting & Gaming Council (BGC).

El gobierno birtánico planea implementar un nuevo sistema de inmigración "basado en puntos", incluso para aquellos que vienen de la UE. Esto esencialmente significa que las personas solo serán aprobadas para una visa de trabajo si pueden obtener suficientes puntos en función de diferentes criterios, como la capacidad de hablar inglés y haber obtenido ciertos niveles de educación, entre otros. Según un informe de la BGC, esto afectará seriamente las operaciones de los casinos, así como los sectores de la hospitalidad y el turismo.

Se espera que la nueva política entre en vigencia a partir del 1 de enero del próximo año, y muchos croupiers de casinos que actualmente trabajan en el país según las leyes anteriores de la UE, podrían verse obligados a dejar sus puestos tras el Brexit. BGC afirma que hasta el 70% de los crupiers de casinos son extranjeros, y que no pueden calificar para el empleo bajo el nuevo régimen.

"Los casinos siguen siendo una parte muy importante de la economía del ocio de Gran Bretaña, atraen turistas al Reino Unido y brindan una experiencia social inigualable para millones de personas cada año. Un sector de casinos vibrante, moderno y de renombre mundial es un motor para el turismo de alto valor de China, Oriente Medio y otros lugares. La Federación de Pequeñas Empresas advirtió que las medidas propuestas afectarán duramente a las empresas
de hotelería y turismo. Los casinos emplean a más de 14.000 personas, apoyan indirectamente otros 4.000 empleos en todo el Reino Unido y contribuyen con más de £ 300 millonesen ingresos fiscales cada año ", sostuvo BGC.

Con tanto en juego, existe la preocupación de que la industria de los casinos del Reino Unido sufrirá otro golpe, además de las reglas de juego más estrictas que ahora se aplican, y perderá la competencia que está creciendo en otros lugares, especialmente en Asia y otras partes de Europa.

El CEO de BGC, Michael Dugher, afirmó que "si bien estamos decididos a aumentar el número de crupiers del Reino Unido a través del NVQ en las operaciones de juego disponibles en muchas universidades y a través de la Academia de Casino de clase mundial, necesitamos la capacidad de emplear el mejor de todo el mundo. El uso de habilidades arbitrarias o requisitos salariales dañará partes altamente exitosas de la economía del Reino Unido".

Para superar la caída esperada en talento e ingresos, el grupo está presionando al gobierno para permitir que los casinos y ciertos segmentos de hospitalidad estén exentos de las nuevas reglas de inmigración.

Exenciones ya se han incluido en las políticas de inmigración para otros sectores, por lo que los legisladores del Reino Unido sabían que de repente podrían encontrarse sin trabajadores calificados.


 

 

Fuente:calvinayre.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner