Las Compañías De Apuestas Online Se Revalorizan En Las Bolsas Europeas

En las primeras semanas de confinamiento, la cancelación de las grandes ligas de fútbol europeas, la NBA y el aplazamiento de la temporada de Fórmula 1 y Moto GP -la materia prima de la que se nutren la mayoría de las casas de apuestas-, dejó en un segundo plano en las preferencias para la revalorización a las firmas de apuestas online a favor de las plataformas de reparto de comida a domicilio y de streaming.

Sin embargo, más de 40 días después, la industria del juego regresó al foco de los inversores a juzgar por las revalorizaciones que experimentaron en el último mes. El aburrimiento, la soledad y el exceso de tiempo libre son el cóctel perfecto para este sector en pleno estado de alarma, lo que llevó a las grandes firmas por capitalización bursátil, en su mayoría británicas, a anotarse un 53% en el caso de William Hill (dueña de Bet365) o un 39% en el de la sueca Evolution Gaming.

Por su parte, GVC Holdings (propietaria de Bwin pero también de otras marcas como partypoker, partycasino, Ladbrokes, Coral, CasinoClub y Betboo) rebota un 29%, mientras que Gamesys Group avanza un 22% y Loterías de Francia, que dio al salto al parqué a finales del año pasado, sube un 14% en el mismo periodo.

Y en el caso de la representante española del sector, Codere con un valor de 165 millones de euros en bolsa, repunta un 9,5% en lo que va de abril.

"El casino en línea está demostrando ser altamente defensivo a pesar de algunos temores por la disminución de las apuestas deportivas", recuerdan los analistas de JP Morgan, quienes aprecian que "anecdóticamente" se está produciendo una sustitución de los deportes hacia otros productos de juego.

"En nuestra opinión, dentro del sector del ocio las apuestas online tienen la mayor probabilidad de una recuperación en forma de V cuando el calendario deportivo se normalice. Sin embargo, existe el riesgo de que los actuales usuarios sean sensibles a la crisis macroeconómica que se avecina y que el colapso en la adquisición de clientes deprima los futuros ingresos", añaden desde la entidad.


 

 

Fuente:www.eleconomista.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner