El Mercado Asiático Se Perfila Como El Más Importante Para El 2015

alt

Por Fabián Bataglia

La industria de los juegos en azar en el continente asiático está creciendo de manera insospechada, si se lo compara con otras regiones del globo, sobre todo por la implementación de leyes de juego mucho más laxas. Los operadores  de la industria de los casinos están observando detenidamente los movimientos y estudiando las posibilidades de toda la región para invertir en el desarrollo de salas de juego.

Los analistas de la industria estiman que la región del sudeste asiático presenta una oferta variopinta, ya que existen grandes mercados como Macao y pequeños salones de juego enracimados en muchas ciudades, a las que, muchas veces, se las relaciona con el delito y la corrupción.

Se estima que la industria del juego en Asia crecerá alrededor del 18,3 por ciento en promedio anual durante los próximos 4 años. De darse este panorama, los ingresos para el año 2015 se duplicarán con respecto al 2010, lo que significará beneficios por 79.3 mil millones de dólares para el 2015. Las perspectivas de crecimiento del juego en Asia se están dando por variables como la apertura a la industria turística y el crecimiento de una emergente clase media en toda la zona, sobre todo en China. A éstas, se les suma el profundo apego de los asiáticos a los juegos de azar y la creciente oferta para los distintos sectores de la población.

La perla de la corona de la industria en el sudeste asiático es sin duda, Macao. La antigua colonia portuguesa se convirtió en la meca asiática del juego, lo que significó que superara en ingresos a Las Vegas Strip. La consultora PwC dio a conocer que, en los 11 meses del año en curso, los ingresos en Macao aumentaron un 44 por ciento con respecto al año anterior, lo que significó ingresos brutos por más de 30 mil millones de dólares.

Para estos expertos, la industria en Macao crecerá más rápido que en cualquier otro lugar, lo que le dará a la región un impulso tan importante que podría convertirla en la más grande del mundo en materia de juegos de azar. Además, el impulso que le da el gobierno a la industria en Macao tiene que ver con que toma como impuestos directos, el 35 por ciento de los ingresos del juego.

Por su parte, Singapur se ubica en el segundo lugar, aunque muy lejos de Macao, con proyecciones para el año que viene que rondan los 5500 millones de dólares de ingresos por el juego. Durante el 2011, y gracias al impulso del gobierno local que otorgó permisos para abrir casinos como una manera de convertir a la isla en un destino turístico en la región, el juego obtuvo ingresos por 2800 millones de dólares y las perspectivas de PwC para 2015 se ubican en unos 8300 millones.

Muchos operadores están mirando a Japón como un posible destino de futuros salones de juego. El gobierno japonés, que es reacio a otorgar licencias por temor a las implicaciones de la Yakuza en el mercado del juego, se encuentra en una verdadera disyuntiva pues los ingresos
del juego podrían ayudar a las arcas estatales en la reconstrucción del país luego del fatídico tsunami.

Ahora, un presunto acuerdo entre el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, y el magnate Sheldon Adelson, intenta crear un "pequeño Macao" en territorio del Imperio del Sol Naciente. El proyecto está siendo apoyado por 150 legisladores de seis partidos políticos, los cuales están preparando un proyecto de ley que permitiría la construcción de casinos y complejos turísticos.

Cabe destacar que en Japón las únicas formas legales de apuestas son las carreras de caballos y las máquinas de pachinko, que si bien no dan premios en efectivo entregan objetos como recompensa, los cuales eventualmente pueden ser cambiados por yenes.

Otro de los países del sudeste asiático en donde se proyecta una incipiente industria es Filipinas, en donde se está trabajando en la construcción de un complejo turístico donde la industria del juego tendrá papel preponderante.

También, dos empresas ligadas al juego en las Islas, Berjaya Filipinas Inc., proveedora del software para la lotería, e IP E-Game Ventures, que acordó distribuir a través de una filial local apuestas deportivas en línea, obtuvieron aumentos en sus ganancias durante los nueve primeros meses de 2011, comparado con el mismo periodo del 2010.

Por un lado, Berjava Filipinas tuvo ingresos por 602 millones de Pisos (alrededor de 13,7 millones de dólares) lo que significó un incremento anual del 51,64 por ciento. Take Two, la filial de IP E-Game Ventures, tuvo un increíble incremento anual del 448 por ciento, con ingresos que fueron desde los 3.51 millones de Pisos (unos 80 mil dólares) a los 19.25 millones de Pisos, algo así como 438000 dólares.

Pero la industria no está mirando sólo al sudeste asiático como posible destino de nuevas operaciones e inversiones. Países como Turkmenistan, donde funciona un Casino y Resort con 150 máquinas tragamonedas, Nepal, donde la antigua monarquía dejó seis casinos legales funcionando o antiguas colonias europeas en territorio indios, como Goa, se están volviendo regiones muy atractivas para realizar acuerdos e inversiones en el sector.

Los desarrolladores parecen estar escuchando seriamente los informes de los expertos, los cuales coinciden que para el 2015 la región asiática será el mercado más grande del mundo con respecto a los juegos de azar.

 


 

 


 
Banner
Banner
Banner