Al Turf Le Está Faltando Ponerse A Pensar En Políticas De Largo Plazo

Le anda faltando un plan maestro al turf argentino. Algo similar a una serie de políticas de largo plazo para la actividad hípica.

 Simulcasting si o simulcasting no. Control del doping unificado o diversificado. Turf a la europea o a la americana. Programación. Marketing. Difusión. Cuatro o cinco temas sobre los que sentar posiciones intocables a largo plazo. Podrían agregarse otros más profundos; sobre todo qué hacer para que la audiencia que ingresa en la hípica sea mayor a la que se retira. Y averiguar a qué velocidad lo hace.

Acaba de volver la denominada mesa asesora que funcionó para impulsar la ley provincial. Dicen que es para atender aspectos relacionados con aumentos de premios y distribución equitativa del subsidio que llega a los hipódromos. Ya que se juntan, podrían pensar también en la industria de las carreras por venir. Pero no la inmediata, sino la de los próximos 15 o 20 años. Qué mejor que mesas redondas para hacerse la pregunta de qué hípica se quiere. Porque todo lo que se haga ahora o deje de hacerse repercutirá en el turf que hereden las próximas generaciones.

Si el negocio sigue como va ahora, cuáles son las perspectivas para tiempos futuros es un interrogante que los norteamericanos trataron de responderse cuando
encargaron el denominado informe McKinsey, que concluyó en que sin nuevas estrategias para el crecimiento allí la industria caerá 25% en la próxima década, las pérdidas de los propietarios subirán un 50% y la crianza de caballos descenderá un 9 por ciento.

Anda faltando aquí también una camada de dirigentes jóvenes para asegurar el recambio. La buena noticia es que podrían surgir de una academia. Otra es que hay varios emprendedores jóvenes y buenos. Incluso en puestos clave, como Nachito Pavlovsky, recientemente ascendido a presidente coordinador del Consejo Técnico de la OSAF; también Tony Bullrich, hombre orquesta si los hay; Nancho Ceriani Cernadas, es otro para escuchar. Pero seguramente se necesitarán más de su estilo. Gente joven que piense un turf para gente joven podría ser la consigna.

No le falta a la industria excelentes tierras donde criar caballos. Tiene de sobra; Buenos Aires es la Kentucky argentina, se dice; tampoco gente que conozca su manejo. Esos son valores fundamentales. Una gran energía para seguir. Como decía el Bambino: la base está.

 


 

 

Fuente:www.lanacion.com.ar

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner