Pymes: Jugando En La Ruleta De Los Juegos De Azar

Aunque el panorama no es muy positivo para las pymes por los requerimientos técnicos del sector, las oportunidades para los pequeños empresarios en la industria del juego en Colombia se encuentran en crecimiento, con un dinamismo constante y enfrentando retos.

De acuerdo con Jimena Montoya, presidente de la Asociación Colombiana de Juegos de Azar (ACOJA), "con la liquidación de Etesa y la creación de Coljuegos viene una agenda legislativa bien importante para lograr estabilizar el negocio como tal, darle oportunidades a los pequeños empresarios de formalizar su negocio y abrir nuevos espacios para que los juegos de suerte y azar tengan un mejor futuro en Colombia".

También, esto permitiría aprovechar que los países donde está prohibida esta actividad, como en Ecuador y Venezuela, encuentren en Colombia un país atractivo para la inversión.

Según José Aníbal Aguirre, director de la Feria Andina de los Juegos de Azar, Fadja, la participación de las mipyme en el sector es muy reducida, debido a la alta tecnología requerida por los equipos que se utilizan en esta industria. "Las máquinas y los equipos son de tecnología de punta que no son desarrollables en el país. Hay algunas pequeñas empresas que están en la industria, pero más como proveedores de servicios, de repuestos o como distribuidores, pero no como fabricantes".

Por otro lado, si un empresario quiere contratar con Etesa, debe tener un mínimo de 80 máquinas y si quiere abrir un local, 60. Esto fomenta la ilegalidad porque no es rentable para las micro y pequeñas empresas del país invertir en el gremio, entonces existen muchas tiendas con muy pocas máquinas que no están legalmente constituidas y no se pueden contabilizar.

Es así como el gobierno colombiano dispuso la creación de Coljuegos con el fin de combatir la ilegalidad a través de los impuestos. La meta es recaudar 2 billones de pesos para atender los requerimientos en materia de salud en las regiones colombianas, pues el sector solo aporta cerca de 400 mil millones de pesos y esta cifra no se ajusta a la realidad de la explotación de los juegos de suerte y azar en el país.

"Es un camino muy complicado para que la pequeña empresa pueda salir adelante sin que quiera decir que no es un buen negocio. Yo creo que lo que hace falta es una regulación especializada para los pequeños empresarios", opina Montoya.


 

 

Fuente:www.misionpyme.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner