¿Un Las Vegas En Miami? Por Ahora No

La iniciativa de construir en Miami, Estados Unidos, un centro de ocio similar a Las Vegas por parte del Grupo Genting de Malasia, tras la compra del edificio del Miami Herald el año pasado y luego de haber invertido significativas sumas de dinero en apoyo a diversos sectores políticos tendientes a favorecer una enmienda constitucional para atraer casinos a ese Estado, no logró hasta el momento, los resultados esperados por los inversionistas asiáticos, que admitieron que sus metas a corto plazo cambiaron, pero sus ambiciones a largo plazo no.

Al hablar por primera vez en público desde la derrota legislativa, los ejecutivos de Genting dijeron que se mantienen comprometidos con Miami y se encaminan lentamente a un plan que podrían presentar a la ciudad a fines de este año o a comienzos del próximo.

La empresa del magnate K.T.Lim lleva gastado hasta el momento 1.3 millones de dólares en el ciclo de elecciones del 2012 y se embarcó en una estrategia política en dos frentes.

La mitad de su dinero se ha destinado a una petición por una enmienda a favor de los casinos a la Constitución estatal que pasaría por encima de la Legislatura para traer casinos a la Florida. La otra mitad, hasta el momento 486.000 dólares, al Partido Republicano de la Florida y 111.000, al Partido Demócrata de la Florida, fue entregada en su mayor parte antes de la temporada legislativa de sesiones y está siendo usada para respaldar a titulares o comités políticos, según un análisis de los informes de campaña.

La compañía dijo que no se involucró directamente en ninguna elección local o legislativa, desmintiendo rumores de que reclutó e investigó candidatos, y afirmó que el dinero que envió a los partidos está siendo destinado por igual a las campañas de partidarios y enemigos de los casinos.

Se esfumaron, al menos por ahora, los grandiosos planes de construcción para un centro turístico de 3.800 millones de dólares con 5.200 habitaciones. La empresa decidió remodelar su mega proyecto en uno mas modesto.

Los planes preliminares hablan de un hotel de lujo con menos de 500 habitaciones - una décima parte de su propuesta original - además de dos torres de condominios. El espacio total para restaurants y boutiques no alcanzan los 10 mil metros cuadrados.

Genting examina una docena de marcas de hoteles de lujo que han expresado su interés en el proyecto. Una vez que se escoja una, el plan seguiría adelante, dijo Christian Goode, presidente de Resorts World Miami. La esperanza es comenzar la demolición en mayo del 2013, cuando el Herald deje el terreno que ocupa en la actualidad frente a la bahía.

Genting le pagó en el 2011 a la compañía matriz del Herald, McClatchy Co., 236 millones de dólares por el lugar.

"Hemos prestado atención y hemos escuchado lo que dijo la
gente", manifestó Goode. "Esto complementará la ya existente línea de rascacielos. Queremos asegurar que realizaremos un proyecto con el que todos estén contentos y que le agregue valor a la ciudad de Miami".

Pero puede que los cambios de diseño no sean suficientes. Genting aún necesita arreglar las cosas en Tallahassee, donde ha designado al veterano republicano Brian Ballard para encabezar su equipo y sus esfuerzos, a fin de que los votantes decidan si se debe permitir el casino. Asimismo tiene todavía que acabar con las preocupaciones de políticos locales como el alcalde de Miami Tomás Regalado, quien dice que no favorece más el proyecto que una vez apoyó.

"Pensaron probablemente que si ofrecían empleos y desarrollo económico, sería un trato que nadie podría rechazar", dijo Regalado. "Tienen que mostrar realmente que este proyecto es lo que necesita el área".

Se suponía que la promesa de inversiones multimillonarias y cientos de nuevos empleos atrajera apoyo para los casinos en un centro turístico. Inicialmente, la estrategia buscaba funcionar tanto en la Florida como en Nueva York. Pero los planes de Genting en ambos mercados chocaron con una muralla y algunos observadores dijeron que la percepción que queda es que Genting perdió el contacto con la política estadounidense.

Los ejecutivos de Genting no han reconocido haber dado un paso en falso. Al hablar sobre la Florida, la compañía dijo que sus metas a corto plazo han cambiado, pero sus ambiciones a largo plazo no.

"Estamos aquí por el recorrido largo", dijo Goode. "Aún pensamos que un gran centro turístico de destino vacacional es algo que habría tenido un impacto positivo en la economía del Sur de la Florida. Pero hemos seguido adelante y nos hemos dado cuenta que es un camino diferente".

Aunque la compañía ha invertido unos 500 millones de dólares en propiedades inmobiliarias en Miami, sus inversionistas siempre han sabido que la aprobación para un centro turístico de juegos de azar como destino vacacional puede tomar años, señaló Melvyn Boey, analista del Bank of America Merrill Lynch en Asia, que sigue a todas las compañías Genting. 

Durante el año pasado, las acciones de la compañía matriz Genting Berhard cayeron un 10 por ciento.


 

 

Fuente:www.elnuevoherald.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner