ALEA Busca Consensos Para Regular El Juego Por Internet

 alt 

Por Juan José Marc*

Ausencias, posturas antagónicas, declaraciones de buena voluntad y la creación de una comisión especial para buscar consensos en torno a cómo regular en la Argentina el juego por Internet, pusieron en evidencia en el Grand Salón del Iguazú Grand, Hotel y Casino, las dificultades que tienen los 24 estados provinciales argentinos para ponerle el cascabel al gato de los juegos transfronterizos.

El anfitrión, Eduardo Torres, titular del ente regulador de juego de la provincia de Misiones, dio la bienvenida a un centenar de presidentes y funcionarios jerárquicos de las loterías y les dijo que hay que superar antagonismos y diferencias en pro de usar las nuevas tecnologías y regular al ritmo de los tiempos que corren.

Pocos minutos después volvió al uso de la palabra para defender la posición del Instituto Provincial de Loterías y Casinos de Misiones que preside. Y redundó, -con la clara voluntad de transmitir un mensaje unívoco- en la necesidad de poner el marco regulatorio que corresponde al siglo XXI a las actividades lúdicas transfronterizas. Se engloba en este concepto un tema de absoluta candencia y actualidad como los juegos por dinero a los que se accede por internet y también las apuestas denominadas "call TV" que son los juegos a los que se juegan a través de llamadas telefónicas a distintos programas televisivos.

La exposición de Torres fue breve y contundente. Y básicamente puso en evidencia la magnitud del daño social y económico que significa la carencia de regulaciones adecuadas para la explotación legal de una actividad que, en su defecto, se desarrolla en un marco de "normal" ilegalidad.

El tema estaba incluido en el orden del día de la Quincuagésima Séptima Asamblea Extraordinaria de la Junta de representantes legales de ALEA (Asociación de Loterías Estatales Argentinas), tal como se denomina oficialmente el evento. Formaba parte de una decena de cuestiones formales a tratar, pero todos los asistentes sabían que era el verdadero motivo de la reunión convocada a metros de las Cataratas recientemente declaradas una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo.

Por eso se evitaron los prolegómenos y la postura de Misiones y la ponencia de Lotería Nacional pasaron a ocupar el centro de la escena en la primera mañana de deliberaciones que se extienden hasta mañana 29 de noviembre.

Sin embargo resultó sorprendente la ausencia del presidente de Lotería Nacional, Roberto López, a quien se consideraba el ponente natural para reflejar la posición de ese ente regulador, que sin expresar postura alguna en
torno a la necesidad de un marco regulatorio homogéneo, hace hincapié en profundizar las políticas de represión y restricción legal y judicial a la actividad.

El rol de plantear esta argumentación ante la ausencia de López, no quedó en mano de Andrés Cimadevilla, presente en la reunión, sino de Noelia Longo Blasón, responsable de Relaciones Institucionales en la entidad lotérica, quien se limitó a exponer acerca de las limitaciones para lograr una regulación de juego unificada que afronta la Unión Europea y los procedimientos judiciales que lleva adelante contra los infractores, la Lotería Nacional.

Demasiado poco para el paladar del centenar de asistentes que conocen al detalle que conviven en el mismo territorio nacional, 24 jurisdicciones de juego diferentes, que son reguladas por decisiones políticas emanadas de organismos que no siempre están afiatados al último grito tecnológico de la realidad y que se debaten entre recurrir a la experticia de haber ordenado razonablemnte el juego de quiniela, en un proceso que llevó más de una década o recurrir a un marco legal, como la Ley de Pronósticos Deportivos que fue sancionada contemporáneamente a la época en la que Bill Gates buscaba un garaje para empezar a pensar en Windows 1.

Durante la Fiesta de la Vendimia, en Mendoza, en la primera semana de marzo de 2013 un órgano creado ad hoc e integrado por representantes de las 24 loterías deberá proponer avances para la creación de un marco regulatorio para el juego online, pero con mucho tino se planteo en la asamblea una moción para que los responsables de las 24 loterías vayan al encuentro de Mendoza sabiendo cual es la postura política en la materia que tendrá su respectiva jurisdicción. Porque el juego es una cuestión de estado, en cada estado provincial, y el que verdaderamente decide, siempre, es el gobernador de cada uno de esos estados.

 

 

 

 

 

 

 


 

 

* Editor de http://eldiario.deljuego.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner