Se Mantienen Las Especulaciones Sobre Un Nuevo Casino En Posadas En El Remozado Hotel Turismo Del IPS

Albertina Dore

Por Albertina Dore *

Con la remodelación y refacción del Hotel Turismo de Posadas, propiedad del Instituto de Previsión Social de Misiones, por parte de Casino Club S.A., una de las empresas que lidera el mercado de apuestas presenciales en Argentina, propiedad de Cristóbal López, surgieron especulaciones sobre la posibilidad de la apertura de un nuevo casino en esa ciudad. Desde el momento mismo en que se pactó la obra, vecinos y funcionarios locales cuestionaron la iniciativa ante lo que sospechan sería una maniobra encubierta para emplazar otro casino en Posadas.

La inversión privada en mega proyectos edilicios que incluyen la puesta en marcha de casas de juego forma parte de una nueva política empresarial de moda en el país durante el último tiempo. Estas propuestas, en su mayoría consideradas proyectos integrales de emprendimientos turísticos,  concentran una variedad de servicios que van desde la oferta hotelera y gastronómica hasta el entretenimiento lúdico. Una nueva política de inversión empresarial que auspicia un mayor rédito a los concesionarios e incluso  contribuye a sanear el decaimiento sostenido de las apuestas presenciales.

Como sucede últimamente en otras provincias argentinas, en el marco de la ley 4032, sancionada en el 2007 en la provincia de Misiones se permitió a los casinos realizar inversiones turísticas. La firma Casino Club presentó la oferta de refaccionar el hotel de Turismo y las oficinas del IPS, y el gobierno provincial autorizó y aprobó el proyecto. A la fecha el complejo hotelero se encuentra íntegramente renovado, previendo ser inaugurado en vísperas de la Semana Santa. Pese a las versiones oficiales acerca de que se trata de una "inversión en desarrollo turístico" por la extensión de la concesión del juego en la provincia, son muchos los que aseguran que, en realidad, se trata de un mega negocio que nuevamente tiene como protagonista a los juegos de azar.  

No sería descabellado pensar que Casino Club, una de las empresas líderes en el mercado del juego argentino y que ha montado la cadena de casinos más grande del país, pretenda extender su mercado y sumar otra sala en Misiones. De hecho, la firma ya cuenta con el Casino Posadas y siete salas de tragamonedas que dependen de ese establecimiento de juego tradicional. Incluso, uno de dichos recintos de juego lleva el nombre de Terminal de ómnibus, precisamente porque fueron ambas fundadas en 1998 e inauguradas en forma conjunta.

Pese  a que voceros del empresario kirchnerista afirmaron que no se pretende montar un nuevo casino, el año pasado, en pleno desarrollo de la obra, varios diputados locales, entre ellos Julia Perié, presentaron iniciativas parlamentarias cuestionando la "demolición de un edificio emblemático", donde el "objetivo es construir un hotel casino que no contempla la arquitectura actual del edificio". Por su parte, temerosos de que el hotel se convierta en una sala más de la cadena de Casino Club, los jubilados nucleados en el IPS protestaron desde un inicio frente a lo que consideraron
un arrebato de un espacio edilicio que les pertenecía.

Pese a las especulaciones, según voceros del Instituto de Previsión Social, la obra es una compensación pactada por la renovación por más de 20 años (hasta 2032) de la concesión del juego para sus casinos en Misiones, otorgada por el gobernador "K" y ex joven prodigio de la UCR en la provincia, Maurice Closs. Sin embargo, con el complejo hotelero prácticamente terminado, las sospechas acerca del futuro emplazamiento de un casino en las instalaciones se mantienen. Más precisamente debido al estigma que persigue al empresario "K", Cristóbal López, por sus conocidos vínculos con el gobierno de Néstor Kirchner.

Respecto a esta situación, cuando se desató la polémica, los diputados Ricardo Biazzi -PJ- y Mariano Díaz -Socialista Popular-, dijeron que es "una clara muestra del capitalismo de amigos que propicia el kirchnerismo".  Por su parte, Biazzi expresó que "su sello es la baja calidad institucional, la cooptación económica del Estado encabezada por el ex gobernador Carlos Rovira y la extensión de concesiones viales, peajes, transporte, juego y del Macro como único agente financiero de la provincia".

Pese a la polémica que generó el caso y las diferentes pronunciaciones de diferentes sectores académicos, sociales y políticos la obra siguió adelante.

Como bien afirmaba días atrás Casino Club mediante comunicado de prensa, el reciente rediseño y reconstrucción del Hotel tuvo para la empresa un costo de inversión basado en 50 millones de pesos. Por otro lado, en el documento se informó que luego de varios llamados a licitación pública, la Comisión de preadjudicación se definió por la prestigiosa cadena hotelera Costa Galana, la que se quedó con la concesión del absolutamente renovado Hotel de Turismo del IPS de Posadas por un período de 10 años, aunque continúa siendo propiedad del Instituto.

Este último hecho llama poderosamente la atención, considerando que desde que se desató la polémica, en base a la reconstrucción del edificio, los propios funcionarios del organismo aseguraron que dichas instalaciones serían custodiadas y gerenciadas por el Instituto de Previsión Social. Este dato no es menor, porque si esa promesa no fue respetada podría esperarse que en un futuro próximo dicha "inversión turística" se convierta en un mega negocio y las especulaciones, sobre la construcción de un nuevo casino en Posadas, pasen a ser una realidad.


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner