Tragamonedas Reales Versus Tragaperras Online

Albertina Dore

Por Albertina Dore *

El mundo de las apuestas virtuales ha revolucionado el mercado de los juegos de azar. Los operadores online se empeñan diariamente en la tarea de ofrecer un servicio de apuestas mas sofisticado, capaz de igualar o superar la oferta lúdica de los establecimientos de juego presenciales. Al igual que en los casinos reales, las tragamonedas se han convertido en uno de los juegos mas populares de la web, brindando mayores opciones y beneficios a los fanáticos de la red.  Dentro de la oferta lúdica donde se libra una batalla macro entre dos versiones de juego, la presencial y la virtual, existen sub competencias respecto a los diferentes formatos para liderar el mercado de los juegos de azar, en este caso, las tragamonedas reales versus las tragaperras online.

 

Las tragamonedas continúan siendo el juego más popular de los casinos reales en todo el mundo. Sin embargo, esta unidad de juego ha podido adaptarse al medio digital de Internet. Las tragamonedas virtuales se han convertido rápidamente en una forma muy popular de jugar por la web, en parte debido al fácil acceso a las tragamonedas en línea, la variedad en el tipo de máquinas y juegos a disposición del usuario, la cantidad de promociones y beneficios extras -incluso antes de comenzar a jugar-, la posibilidad de jugar gratis sin perder y un retorno mayor de premios en comparación al que ofrecen los casinos reales.

Actualmente, no existen mayores diferencias entre uno y otro formato en cuanto a la forma de juego, salvo la posibilidad de contacto físico -de tocarlas- que sólo lo ofrecen las salas reales. Más allá de eso, podría asumirse, incluso, que apostar en las tragamonedas virtuales, desde el punto de vista del usuario, puede resultar más ventajoso. En este punto, el de los incentivos para jugar, radica una de las diferencias centrales entre las tragamonedas virtuales y las de carácter presencial. Debido a la enorme competencia librada en la web, los casinos virtuales compiten diariamente por la captación de nuevos y mayores usuarios. Esto significa que independientemente del nivel de actividad que el apostador tenga recibirá promociones y beneficios adicionales simplemente para que escoja ese casino en particular.

Las máquinas tragaperras en red representan una parte importante del negocio de los juegos online. Las bonificaciones de bienvenida son comunes en el mundo virtual, y ofrecen gran cantidad de créditos para jugar en el casino, los cuales pueden utilizarse para aumentar las reservas de dinero y así tener más oportunidades de ganar. Las tragaperras online debido a los escasos costes, pueden llegar a repartir el 98% de la recaudación, mientras que en las máquinas físicas de los casinos, el premio oscila entre un el 75% y 85% de lo recaudado. Recibir promociones y beneficios antes - y no después - de jugar es un cambio muy bien recibido por los fanáticos de las tragamonedas.

Los casinos online han acarreado un aumento en el número de adeptos a los juegos de las tragaperras. Gracias a esto, dicho juego de azar ha logrado conseguir un grado de popularidad insospechable en sus comienzos. El hecho de la gran notoriedad de las tragaperras online se ha visto favorecido por la variedad infinita de máquinas a disposición del usuario. Otra ventaja de las tragamonedas en línea, es que muchos casinos online admiten la posibilidad de jugar gratis, esto brinda mas tiempo de diversión, como también la oportunidad de aprender las reglas y los trucos de tragamonedas, descubriendo la estrategia oportuna para poder ganar el juego a la hora de apostar dinero real.

En el intento de captar usuarios cibernautas y superar el
mercado de apuestas tradicionales, las empresas vinculadas al juego virtual han sabido implementar estrategias comerciales orientadas a persuadir a los apostadores.  A la posibilidad de poder ingresar a un casino virtual de forma directa y espontánea, a cualquier hora y desde cualquier lugar, se suman otros beneficios: bonos de bienvenida -que no ofrecen las tragamonedas tradicionales- variedad de máquinas, pozos acumulados y la opción de diseñar un modelo propio de tragamonedas en línea, algo inimaginable en los casinos tradicionales.  

Si  en un principio, las apuestas virtuales presentaban alguna dificultad de adaptación respecto a las propias exigencias del soporte tecnológico, actualmente, respecto a las tragamonedas, no hay necesidad de tener que descargar el software e instalarlo para comenzar a jugar en una tragaperras online. Muchos sitios web ofrecen dicho juego desarrollados por medio de Flash, los cuales no habrá necesidad de descargarlos. Los jugadores acostumbrados a las tragaperras reales no encontrarán mayores dificultades al ingresar a un casino online, ya que esta modalidad de juego por Internet opera bajo el mismo concepto que las reales.

En esta etapa de revolución tecnológica que ha impactado y afectado aceleradamente el formato clásico de la industria lúdica, los operadores virtuales han sabido canalizar la demanda del público readaptando favorablemente los clásicos juegos presenciales en una nueva versión digital. En el caso de las tragamonedas, la transición al mundo virtual ha sido relativamente fácil debido a que las máquinas de los casinos reales han sido digitales por muchas décadas. Las tragaperras reales funcionan con un microprocesador de computadora que genera números aleatorios que determinan el resultado del juego. Por lo tanto, desde el punto de vista de su funcionamiento y las probabilidades de ganar, existe muy poca diferencia entre las tragamonedas virtuales y las de casinos reales.

Pese a los beneficios adicionales que brinda el juego virtual en general, como el acceso directo y sin restricción horaria, entre otras, podría decirse que siempre existirá una diferencia entre las dos versiones del juego -que se convierte en una innegable ventaja para el juego presencial- imposible de igualar: la posibilidad de contacto físico con la máquina. Este hecho, quizás sea parte de la explicación ante el fenómeno de las tragamonedas en los casinos reales, protagonizado por un público menos familiarizado con los soportes tecnológicos y más con el estilo clásico de juego. Más allá de ciertas especificidades, cierto es que la industria lúdica está sufriendo una acelerada transformación, donde cada vez mas juegos tradicionales pasan a convertirse en los favoritos de la web. Al tradicional poker online, se le suma ahora también la popularidad de las tragamonedas virtuales.

 


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner