Adiós A Las Vegas

A los chinos les encanta apostar y eso ha generado un mercado gigantesco y millonario que le robó la supremacía en el rubro a Estados Unidos. Y ha despertado la ambición de toda la región.

"El Las Vegas del Lejano Oriente". Así fue como Sheldon Adelson, magnate estadounidense del juego y jefe máximo de la Sands Corporation de Las Vegas, describió hace un tiempo a Macao.

Hace una década cuando la ciudad de Nevada reinaba en el mundo y el territorio chino era aún un pantano, esa afirmación podría haber resultado graciosamente improbable. Hoy es un insulto a Macao: sus casinos tuvieron ingresos por 38.000 millones de dólares el año pasado, seis veces más que Las Vegas. Con cada vez más chinos con dinero como para dejar aflorar su pasión por el juego, las mesas de bacarat de Macao están más ocupadas que nunca.

A pesar de que el juego es legal hace más de un siglo y medio en este territorio portugués, sus casinos eran pequeños y sórdidos, poco más que garitos clandestinos.

La apertura de nuevos y pomposos locales alimenta un crecimiento explosivo. Entre 2008 y 2012, los ingresos de la industria del casino en Macao crecieron un promedio anual de 29%. Ningún otro lugar dedicado al juego le llega ni cerca.

La llegada de Macao al tope de la liga mundial de las apuestas es parte de un cambio más amplio en una industria que mueve 160.000 millones de dólares por año. En 2010, Estados Unidos se llevaba la mitad del mercado mundial, mientras que la región Asia Pacífico rozaba al 30%. La consultora PwC dice que en 2015, los porcentajes serán al revés.

El crecimiento de Macao le debe mucho a una combinación de geografía, historia y dogma comunista. A los chinos les encanta apostar pero el gobierno prohibió durante años los casinos en el continente. Lo que hizo, sí, es dejar que operasen en Macao incluso después que Portugal la entregó en 1999. Macao -como su vecino Hong Kong- tiene un grado de autonomía legal y está a unas pocas horas de vuelo de mil millones de potenciales jugadores.

De hecho, el espectacular crecimiento de Macao no se debe al turismo masivo, como en Las Vegas, sino en atraer a los grandes apostadores. Hombres de negocios del continente y funcionarios del Partido Comunista llegan en vuelos charter e invaden el lugar. Eso se debe en gran parte a que, a diferencia de los fuertemente regulados casinos en Estados Unidos, las empresas acá no preguntan quiénes son esos grandes apostadores ni de dónde sacaron tanto dinero.

Tercerizan estas tareas a los que venden los viajes, que son quienes encuentran a los peces gordos y los mandan a Macao, les dan crédito para evitar los rígidos controles de divisas chinos y gestionan las salas VIP. En efecto, manejan casinos autónomos dentro de los casinos, protegiendo al titular de la licencia de los aspectos más sórdidos de la profesión. Por ejemplo, el cobro de la deuda de juego que no está permitido por el sistema judicial de China, por lo que los operadores utilizan en silencio cualquier otro medio para conseguir el dinero.

Macao habrá superado a Las Vegas, pero su dominio está siendo desafiado por rivales en su propio vecindario. Dos nuevos casinos en Singapur se han convertido, en pocos años, en los más exitosos del mundo, en parte por la caza furtiva de algunos de los mejores clientes de Macao. Más preocupante para los operadores de Macao es que nuevos y ambiciosos proyectos de casinos están apareciendo por toda la región, desde Japón a Filipinas y desde Australia al Lejano Oriente ruso.

Los multimillonarios y los políticos detrás de estas empresas creen que pueden sacar a los grandes apostadores chinos de su territorio. Un hombre de negocios chino que ameniza a clientes ricos en los casinos de Macao añade que la represión del nuevo liderazgo chino hacia la corrupción oficial y la ostentación de la riqueza están llevando a los clientes a pensar en nuevos lugares lejos de su alcance: "Beijing tiene demasiadas cámaras observándonos en Macao."

Michael French, director de operaciones de Solaire, el primero de los cuatro casinos en abrir en la nueva Entertainment City de Manila, afirmó recientemente que "si podemos conseguir que el 7% de los negocios de Macao vengan para acá, entonces todos alcanzaremos nuestras metas". La helada Vladivostok parece una amenaza poco probable, pero los constructores de casinos notaron que el viaje hasta allí desde Beijing es más corto que a Macao.

Los grandes apostadores del continente han tenido un papel importante en alimentar el crecimiento de Macao. Hoy dan entre 60% y 65% de los ingresos a los grandes casinos. Pero, ¿por qué están huyendo de Macao?

De hecho, hay varias razones para pensar que los días más brillantes de Macao aún están por llegar. El más importante es que a diferencia de los destinos rivales, que por lo general se deben alcanzar por vía aérea desde China, la unión física de Macao con el continente (que está formada por una península e islas) significa que se puede llegar fácilmente y a bajo costo por tierra. Por lo tanto, tiene una alternativa a los grandes apostadores: el mercado masivo.

Los apostadores de poca monta de la vecina provincia de Guangdong vienen desde hace tiempo a Macao, en general por el día. De hecho, el promedio de los visitantes se queda menos de dos días, mientras que en Las Vegas lo normal es quedarse cerca de una semana. La plebe puede parecer un mercado poco atractivo en comparación con la elite
adinerada, pero aquí está la sorpresa: apostadores más modestos traen más beneficios.

Esto se debe a que atraer a grandes apostadores implica enormes subsidios, que van desde suites de lujo y champán a otra clase de beneficios, mientras que los apostadores comunes no reciben nada. Así que, aunque los VIPs aún constituyen la mayor parte de los ingresos de los grandes casinos de Macao, es el mercado masivo el que ofrece la mayoría de los beneficios.

Es más, el número de visitantes comunes está a punto de despegar, a medida que mejoran los vínculos con el continente. China está expandiendo la capacidad del puesto de control de frontera entre la parte continental y Macao, que suele saturarse con miles de jugadores impacientes.

China completó recientemente varias líneas férreas de alta velocidad en el sur del país. Antes, tal vez 100 millones de personas podrían llegar a Macao en pocas horas en tren, pero ahora podrán ser muchos más. Otro obstáculo para el turismo masivo ha sido el pequeño aeropuerto, que tiene poca capacidad de ampliación y pocos vuelos baratos. Se está construyendo una ambiciosa serie de puentes que conectarán Macao con el enorme aeropuerto internacional de Hong Kong.

Eso, en particular, ayudará a Macao a concretar el grandioso sueño de un mercado masivo de turismo familiar. Hong Kong tiene vuelos directos, incluidos los de bajo costo, desde muchos lugares. En pocos años, los jugadores, aquellos que van a convenciones y todo tipo de turistas podrán tomar un taxi o un ómnibus desde el aeropuerto de Hong Kong directamente a Macao. Hoy es posible hacer el viaje de una hora por ferry pero esa molestia espanta a muchos.

Pero hay un gran obstáculo: con menos de 30 kilómetros cuadrados, Macao luce demasiado minúscula para soportar un turismo masivo. Dado que la tierra es tan escasa, los precios inmobiliarios están por las nubes, las habitaciones del hotel son costosas y las diversiones familiares, difíciles de encontrar. Pero Macao tiene un as en la manga.

Flotando no muy lejos de los casinos de Macao, y conectada por el puente Lotus, está Hengqin. Esta isla poco poblada, que tiene tres veces el tamaño de Macao, pertenece a la provincia de Guangdong. Pero los funcionarios de la parte continental la han designado zona económica especial, con exenciones de impuestos y subsidios. Están dispuestos a desarrollarla para alentar a Macao a conquistar el turismo masivo.

Tierra y mano de obra baratas ya están atrayendo a los desarrolladores para construir instalaciones de Hengqin, tales como habitaciones de hotel que impulsarán negocio del juego de Macao. Galaxy Entertainment, una empresa local de casinos, está buscando un terreno por allí. Chimelong Group, una empresa china que maneja el mayor parque de atracciones del país, está gastando 2.000 millones de dólares en un parque temático marino, que piensa abrir a finales de este año. Es el primero de los 10 parques planeados en un esfuerzo por convertir la isla en "el Orlando de China" .

Otras actividades como el entretenimiento y las convenciones son una buena tajada de los negocios de Sands. Las tiendas dentro de sus casinos de Macao generarán 2.000 millones de dólares este año por ejemplo de los cuales entre 250 y 300 millones serán de ganancia neta. Se están trayendo además espectáculos que van desde boxeo a las ceremonias de premios de Bollywood.

La fuerte inversión en atractivos para el turismo masivo es una de las principales razones por las que es probable que Macao prospere a pesar de la creciente competencia en la región. Otra es que los casinos de Macao no se duermen en los laureles sino que gastan en ser cada vez más grandes y atractivos. La empresa Galaxy afirma que cuando termine su expansión de 7.700 millones de dólares, su ya enorme Galaxy Macao será más grande que el Pentágono.

Otra ventaja es que Macao puede confiar en un gobierno amistoso y la política es muy importante en la industria del juego. Praveen Choudhary de Morgan Stanley dice que los nuevos casinos de Macao sacaron ventaja porque se les permitió a los operadores a construir a gran escala. Por el contrario, Singapur limita el tamaño de sus casinos y desalienta que sus ciudadanos los visiten. Un experto en blanqueo de capitales dice que los requisitos de "conozca a su cliente" y reportar operaciones sospechosas son mucho menos molestas en Macao que en Estados Unidos. Y eso es más que bueno para un negocio como el de los casinos.

6

veces más que los de Las Vegas recaudaron el año pasado los casinos de Macao.

1.354

dólares gasta de promedio un apostador en Macao. En Las Vegas gasta 156 dólares.

 

Filipinas sale a pelearla

Si alguien puede disputarle el cetro mundial a Macao, y dejar aún más abajo a Las Vegas, es Manila. En la bahía de la capital filipina, se están construyendo simultáneamente cuatro impresionantes casinos.

Algunos de ellos tienen inversiones de hasta mil millones de dólares de grupos locales y extranjeros. Van a intentar llevarse el público chino, el pez gordo de la industria de las apuestas en la actualidad.


 

 

Fuente:www.elpais.com.uy

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner