Sin Pena Ni Gloria

SAGSE cierra hoy su 21 edición en la ciudad de Buenos Aires. Finaliza así, una de las más pobres ediciones de esta muestra de los ultimos años. Decisiones gubernamentales inadecuadas, falta de espiritu corporativo, tanto entre los operadores como entre los fabricantes, y una organización ferial unipersonal y anquilosada, que ha perdido de vista la dinámica de adecuación que deben imperar en todos los negocios en los tiempos actuales, han alejado a Argentina del lugar que supo tener en el mercado de los juegos de azar de Latinoamérica, y a la exposición, de la jerarquía de otrora.

Este año la muestra contó con menos cantidad de visitantes y de expositores. Con opinión dispar en cuanto a los resultados en materia de negocios, los expositores sí coincidieron en una caída en el público y en la oferta de productos con relación a ediciones anteriores.

Tambien se escucharon quejas de algunos expositores por los valores del metro cuadrado de la muestra y por la percepción de que la tarifa no fue idéntica para todos.

Como hecho destacable del día de ayer, los organizadores llevaron a cabo la entrega de los premios "Aguila Dorada" a
ejecutivos del sector, premiándose en este caso, por su amplia trayectoria a Guillermo Gabella, uno de los pilares del Grupo Boldt, empresa que en este 2013 cumplió 80 años.

Hoy, SAGSE se prepara para vivir, a partir de las 14.30 horas, la última jornada de su 21º exhibición en Buenos Aires. Como desafíos será necesario replantear si cinco shows en América del Sur no resultan demasiados, a pesar de que el sector demuestra un constante crecimiento, y si Argentina logrará recuperar su lugar de protagonismo en el plano local y regional.


 

 


 
Banner
Banner
Banner