Se Complica El Plan Para Terminar Hotel Casino Cordobés

La primera licitación encarada por la Lotería de Córdoba que sucedió a la cuestionada gestión de Marta Zabala fue declarada desierta. Así, la segunda etapa de la construcción del Ansenuza Hotel Casino & Spa, ubicado en Miramar, tropezó antes de arrancar.

Sucede que los tres oferentes que presentaron propuestas ­económicas para realizar la ?obra civil, que incluye la terminación del segundo sector de habitaciones, lo hicieron muy por encima de los 28,7 millones de pesos, el techo estipulado por el presupuesto oficial.

RC IN SRL ofreció 59.355.819 pesos; Sadic SA, 49.492.337 pesos; y Astori Construcciones, 43.044.404 pesos. Esos presupuestos -todos de firmas que ya participaron en la primera etapa del complejo- superan entre 50 y 106 por ciento la pauta original.

Desde la Lotería sólo se limitaron ayer a difundir un comunicado. Fuentes del Gobierno, en tanto, confirmaron que se realizará un nuevo llamado de concurso de precios.

La casa de juegos tiene vigente un contrato con Emprendimientos Edén SA, la firma que desde mayo explota el complejo.

Ese convenio, de tres años de duración a cambio del 3 por ciento de la facturación en concepto de canon, fija un compromiso por parte de la empresa del Estado de tener concluido el hotel para finales de noviembre.

Hasta aquí, las obras a orillas de la laguna Mar Chiquita suman un costo de 356.771.865 pesos. Pero todavía resta realizar la segunda etapa, para lo que la Lotería estimó gastar otros 41,5 millones de pesos. Eso incluye los 27,8 millones de pesos que pensaba desembolsar para terminar las nuevas 32 habitaciones -que se suman a las 30 que están disponibles desde noviembre de 2015-, más otros trabajos y
servicios (compra y colocación de ascensores, instalación del sistema termomecánico y la decoración interior).

Sin embargo, por los montos de las ofertas dadas a conocer ayer de manera oficial, parece difícil que se pueda cumplir con las estimaciones hechas por la gestión que encabeza el contador Héctor Trivillin.

Excluida y luego invitada

Una empresa cordobesa con experiencia en la construcción de hoteles, que participó en la licitación para la primera etapa del hotel, ofertó el precio más bajo, pero fue oportunamente excluida por no garantizar los plazos de ejecución requeridos por la Lotería.

Según esa firma, que pidió preservar su nombre, la casa de juegos exigía los trabajos terminados en tres meses, mientras que el privado defendió que en menos de cinco meses era imposible realizar de manera adecuada la obra.

Su oferta era de al menos 10 millones de pesos más económica que la que terminó adjudicándose la obra. Ahora, para esta segunda etapa a construir y tras aquella buena referencia en cuanto al precio, la empresa recibió una invitación a participar, pero la rechazó.

En la Justicia

Sobreprecios. La fiscalía del Distrito 1 Turno 5 a cargo de Gustavo Dalma investiga todo lo actuado en la ejecución del hotel en Miramar. Legisladores de la oposición denunciaron y aportaron prueba para sostener su acusación de que en la obra se pagaron millonarios sobreprecios.


 

 

Fuente:www.lavoz.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner