Cuphead: Extraño, Difícil Y Raramente Popular

El lanzamiento hace algunas semanas de “Cuphead”, considerado uno de los juegos más extraños, complicados y populares de los últimos tiempos, está revolucionando el mercado de los videojuegos. Con una estética basada en antiguos dibujos animados de la década de 1930, como Félix el Gato o Bety Boop, logra combinar audiovisuales y música únicos, con la acción clásica de los juegos en un paquete genial y pegadizo, según las apreciaciones de los propios usuarios.

El desarrollo del juego comenzó en 2010 de la mano del estudio independiente MDRH, cuyos líderes de proyecto, Chad y Jared Moldenhauer, tuvieron que hipotecar su casa para terminar el desarrollo, lo que hizo que se el anunciado lanzamiento se postergara varias veces. El juego es casi una pieza de arte moderno, ya que la recreación digital de los dibujos clásicos no funcionó del todo y tuvieron que hacer los diseños en papel con métodos de arte gráfico, y sólo la coloración se hizo de forma digital. Ese es uno de los mayores atractivos que tiene el juego y una de las razones de por qué se está haciendo cada vez más popular. 

Además, los usuarios y críticos parecen encantados con esta especie de obra de arte en un juego de dos dimensiones que es un típico "Run and Gun" (Corre y dispara) pero que los ingredientes de trabajo artesanal, diferente, complicado y extremadamente raro a los ojos de los jugadores. Cuando Studio MDHR se propuso hacer este juego, el objetivo era diseñar algo diferente a cualquier otro título en el mercado y en ese sentido, han tenido éxito por completo. Los críticos más entusiastas, y hasta ahora casi todos lo son, explican que cuando todo el entorno de animaciones pintadas en acuarela y dibujos clásicos persiguiéndose para dispararse se juntan, los resultados parecen salidos de un mundo totalmente mágico.

Este juego tiene una historia bastante simple. Cuphead y su hermano Mugman viven con su tutor Elder Kettle. Los dos niños siempre están aventurándose en el bosque y un día se dirigen al Casino del Diablo regido por un ser intrigante llamado King Dice. Los hermanos ganan mucho dinero, y King Dice convoca al Diablo. A pesar de las advertencias de su hermano, Cuphead apuesta por el Diablo y pierde. El Diablo quiere sus almas, pero les ofrece una oportunidad para salvarse a sí mismas, mediante la recopilación de contratos de otros que han perdido sus almas. El juego se trata casi exclusivamente sobre peleas, y mientras se pelea, se viaja de arriba abajo por un mundo fantástico y conocerá personajes inusitados y otros extremadamente peligrosos.

Cuphead fue un éxito, ya que desde el 29 de septiembre que se hizo el lanzamiento mundial, las ventas fueron creciendo de forma exponencial. Para graficarlo, en los primeros tres días se vendieron más de 100 mil copias para consola y en
las primeras dos semanas superó ampliamente el millón. Los críticos explican que estos números se deben a que los usuarios ven en Cuphead un juego pulido y terminado, sin tener que caer en la monetización adicional que requieren los grandes estudios, además de todas las bondades artísticas antes detalladas. Los desarrolladores explicaron que sólo tuvieron que poner mucho esfuerzo en el proceso creativo para darles a los jugadores los que realmente quieren.

En Europa, la última actualización de los rankings de ventas en tiendas digitales de consolas, Cuphead está en el segundo puesto de juegos más vendidos, solamente detrás de la edición de FIFA 18 y por delante de superproducciones como Mass Effect: Andromeda, juego que ha bajado su precio en las últimas semanas. Por su parte en Steam ocupa el primer puesto a nivel global con más de 330 mil ventas en la primera semana. Algunos blogs dedicados a los juegos anunciaron que en EEUU, donde el fútbol no es tan popular, Cuphead se encuentra en el primer puesto del ranking.

Pero el boom de Cuphead no termina ahí ya que la banda musical que acompaña al juego también está siendo un suceso. Los desarrolladores no dejaron nada al azar y tuvieron en claro desde un principio y no apostaron por las típicas bandas sonoras de los juegos de video. El estudio contrató a un compositor y percusionista de Toronto Kris Maddigan, miembro de la Orquesta Nacional de Ballet de Canadá, para encargarle la formación de una banda y una partitura origial que sonara como en los años '30. El resultado es un material de más de tres horas de jazz y ragtime, que hace que el juego suene como ningún otro realizado hasta la fecha. Ya se anunció que próximamente, la banda sonora saldrá a la venta.

Chad Moldenhauer, el artista líder del proyecto, declaró que "Cuphead ha estado en la calle sólo durante dos semanas y nunca hubiéramos podido soñar con la aceptación que hemos recibido de nuestros admiradores. Estoy emocionado de compartir que Cuphead ya alcanzó más de 1 millón de unidades vendidas". Y añadió que "hemos trabajado incansablemente durante los últimos años para ofrecer un juego que se mantuvo fiel a nuestra visión y nos sentimos humildes y entusiasmados de que tantas personas de todo el mundo lo estén disfrutando".


 

 

Fuente:en.softonic.com, gadgets.ndtv.com y www.eurogamer.net

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner