Tribu Seminole Suspende Pagos Al Estado De Florida

La Tribu Seminole de Florida notificó al gobernador de ese estado, Ron DeSantis, que dejará de efectuar pagos mensuales de millones de dólares correspondientes a derechos de exclusividad, luego de que las negociaciones legislativas sobre ese privilegio para ciertos juegos de naipes en sus casinos, fracasaran una vez más.

"La Tribu cree que el pacto y la legislación relacionada desarrollada con los líderes del Senado, habría resuelto este problema y habría sido mutuamente beneficiosa para el Estado y la Tribu", escribió Marcellus Osceola Jr., presidente del consejo tribal.

Osceola dijo que respetaba la decisión del gobernador de tomarse más tiempo para revisar los problemas, y reanudar las discusiones en el verano.

"Mientras tanto, la Tribu seguirá su acuerdo con el estado y suspenderá sus pagos de participación en los ingresos hasta que se resuelva el problema del juego de naipes bancado ilegal", escribió Osceola.

Se trata de una pérdida potencial de ingresos de U$S 350 millones, si el estado no puede evitar que los parimutuels (hipódromos y canódromos y frontones jai alai) ofrezcan juegos de cartas que la tribu alega que infringe sus derechos exclusivos de juego. Específicamente, la tribu tiene el derecho exclusivo de llevar a cabo lo que se denomina juegos de cartas "bancados", juegos en los que los jugadores apuestan contra la casa y la casa cubre todas las apuestas.

Los ingresos no se incluyeron como parte del presupuesto estatal de U$S 91,1 mil millones, sabiendo cuán inestable era la situación con la tribu.

La Oficina del Gobernador dijo que aún no ha recibido la carta, pero que espera recibirla el martes.

La tribu firmó un acuerdo hace un año con el entonces gobernador Rick Scott para continuar haciendo sus pagos mensuales al estado hasta el final de esta sesión legislativa, para que no tengan que hacer entradas adicionales por problemas no resueltos.

Esos problemas incluían permitir las tragamonedas en los condados donde los votantes las aprobaron mediante un referéndum fuera de los condados de Miami-Dade y Broward, y la regulación estatal de los llamados juegos de jugadores designados.

A la tribu no se le exigió que realice pagos desde el 31 de marzo, pero aceptó hacerlo porque depende de la economía del estado.

Barry Richard, abogado de la tribu, dijo que la suspensión de pagos no tiene nada que ver con modificar o extender el contrato, sino la violación por parte de los parimutuels, del derecho exclusivo de la tribu a ofrecer juegos de cartas bancados.

"El estado no tiene que negociar un nuevo acuerdo", dijo
Richard. "Sólo tienen que detener las infracciones. Los parimutuels son descarados, incluso anuncian estos juegos de cartas".

La disputa se remonta a un caso federal de 2014 que Richard trató ante el Juez de Distrito Robert Hinkle de los Estados Unidos.

La Tribu Seminole tiene derechos exclusivos para ofrecer juegos de cartas bancadas en virtud de su acuerdo con el estado. Los parimutuels pueden realizar juegos no bancados como el póker, donde los jugadores apuestan entre sí y obtienen sus ganancias de un pozo común.

Pero parimutuels ideó un juego llamado jugador designado o juegos bancados, donde cada jugador toma un turno como el croupier y esa persona cubrirá todas las apuestas para esa mano. Cuando se descubrió que los parimutuels tenían a alguien del casino o una compañía externa sentados en cada mesa, la tribu demandó.

Hinkle en noviembre de 2016 dictaminó que los juegos de jugadores designados, violaban un acuerdo de 2010 que otorgaba a los Seminoles los derechos exclusivos para ofrecer blackjack y otros juegos bancados.

Después de la decisión de Hinkle, el estado acordó no apelar si la tribu le daba al estado un año para cerrar los juegos de cartas de los parimutuel. Se forjó un acuerdo de indulgencia que otorgó al estado hasta después de la sesión de 2017 el cierre de los juegos.

El final de la sesión de 2017 pasó, y la tribu acordó esperar hasta el final de esta sesión para que el estado tome medidas.

Según la decisión de Hinkle, dijo Osceola, la tribu pudo haber detenido todos los pagos de ingresos compartidos hace años. Pero acordó continuar haciendo pagos para darle tiempo al estado a tomar "medidas de aplicación agresivas" para cerrar los juegos.

"Desafortunadamente, no ha habido acciones de cumplimiento agresivas contra esos juegos, que se han ampliado desde la decisión del juez Hinkle", escribió Osceola.

No se necesita un nuevo acuerdo o acuerdo para que la tribu pueda reanudar los pagos, dijo Richard. Todo lo que se requiere es que el estado tome medidas, y el Departamento de Regulación Profesional, el Procurador General, cualquier fiscal estatal podría hacer eso, dijo.

"Tienen que reanudar los pagos si se detienen las infracciones", dijo Richard. "El estado tiene varias opciones para detener la infracción".


 

 

Fuente:www.tallahassee.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner