Fuerte Arremetida De Israel Contra El Juego Ilegal

alt

Por Fabián Bataglia

El estado de Israel entró de lleno en la lucha contra los sitios ilegales de juegos de azar en línea, luego de que se conociera la sentencia impuesta al empresario Shay Raviv, quien admitió ser el responsable del funcionamiento de una decena de estos sitios. El empresario, que aceptó la totalidad de los hechos que se le imputaban, fue sentenciado por el Tribunal de Tel Aviv a cumplir 20 meses de prisión efectiva y un año de libertad condicional.

 

La sentencia impuesta a Raviv, una de las más duras que se conocen en este país por actos similares, también incluye el pago de unos 3,55 millones de Shekels (unos 923 mil dólares) al fisco israelí, alrededor de 840 mil Shekels en cheques incautados y 1,25 millones de multa por evasión de impuestos. En total, Raviv deberá transferir a las arcas del estado israelí el equivalente a 1.464.000 dólares.

La prensa israelí hizo la comidilla del caso y dijo que Raviv tuvo que cambiar una de sus empresas con base en Belice por una celda en una cárcel israelí. El juez que condenó al empresario y a sus cómplices, dijo que los hechos destinados a enriquecer los bolsillos de los delincuentes "deben recibir una dura respuesta de las autoridades y de la aplicación de la ley, para que funcione, no sólo como respuesta a dichos actos, sino como elemento disuasorio". El juez explicó que los ciudadanos, si son lo suficientemente sabios, "no deben caer en la tentación de actos similares".

La acusación en contra de Raviv y su grupo apunta a sus dos compañías, Solutions SuperD LTD y Brentsail LTD, las cuales entre 2006 y 2009 organizaron juegos prohibidos a partir de soportes técnicos en el país y transferencias de fondos en entidades fuera de Israel. Los siete sitios en cuestión, totalmente en hebreo, permitían a los jugadores apostar por encuentros deportivos dentro y fuera de Israel, además de participar en juegos prohibidos como el BlackJack, ruleta, póker y tragamonedas.

Raviv fue acusado también de manejar cuentas bancarias en moneda extranjera en entidades financieras alemanas a través de asesores económicos, para realizar pagos a los proveedores de servicios de mantenimiento de sus sitios de juego. Asimismo, las transferencias por el dinero apostado por los jugadores y los premios, se realizaban a través de cuentas controladas en Israel, Inglaterra y Hong Kong. La
justicia acusó a Raviv de lavado de dinero por no declarar la procedencia de sus ingresos ni la fuente de millones de dólares depositados en esas cuentas.

A la luz de este acontecimiento, el Banco de Israel se unió a la cruzada en contra de los sitios webs de juegos de azar ilegales, ya que el supervisor de bancos, David Zaken, emitió una directiva "de carácter inmediato" a los bancos y a las compañías de tarjetas de crédito, con relación a las transferencias en línea para los sitios web "problemáticos" que se utilicen para el juego de azar. La directiva da instrucciones a los bancos para que informen de su aplicación antes del próximo 31 de marzo. Según se pudo constatar, la rapidez con la que se decretó la medida es muy inusual para las entidades bancarias israelitas, ya que por lo general suelen tomarse su tiempo en la aplicación.

Lo que Zaken pide a los bancos es que proporcionen datos sobre los servicios prestados a los sitios webs y negarse a manejar las cuentas y transacciones de los portales de internet sospechosos. Zaken advirtió que la negativa a aprobar una transacción, rechazar un acuerdo económico o darlo por finalizado mediante la aplicación de lo dispuesto por la resolución, será considerada por la autoridad bancaria dentro de la conformidad de la ley de bancos. Es decir que los bancos con sede en Israel podrán bajar o subir el pulgar a las cuentas provenientes de sitios webs considerados dudosos.

Zaken dijo también que la lucha en contra de los sitios de juegos en línea tiene en alerta a la policía de Israel, porque la actividad fue señalada como una de las que más lugar da a la delincuencia. Las autoridades Israelíes creen que las transferencias de dinero ilegal que alimentan a cuentas bancarias provenientes de portales electrónicos y que son, aparentemente, para la actividad de juego, pueden estar relacionados con el lavado de dinero y para el financiamiento de actividades terroristas.


 

 


 
Banner
Banner
Banner