La Otra Cara De Macao

Macao, una región autónoma de China situada a 65 kilometros al oeste de Hong Kong, es la reina internacional de las ciudades de juegos de azar. El año pasado los ingresos por sus más de 30 casinos fue de 33.5 mil millones de dólares, más de cinco veces superior al de Las Vegas. Para este año está previsto un nuevo récord. Estos fenomenales números sugieren que empresas como Las Vegas Sands, Wynn Resorts y MGM Mirage, los grandes jugadores americanos que entraron a Macao luego de que la ex colonia portuguesa liberalizó el sector de juegos en el 2002, lograron ganar el premio mayor. Pero no todos lo consideran de este modo.

Los operadores estadounidenses entraron en el énclave de juego con licencias por 20 años o menos, sin garantías de renovación. Dependen de los apostadores de China continental para sus negocios, que a su vez ponen a los casinos a merced de los controles de inmigración de Pekín (los ciudadanos continentales necesitan un permiso de viaje para visitar Macao) y las restricciones de divisas (los visitantes del continente sólo puede tener poco más de 3.000 dólares con ellos).

Esto también los obliga a competir por el lucrativo encargo de grandes apostadores -responsables de hasta un 70 por ciento de los ingresos-, llevados a Macao por infames promotoras sombras conocidas localmente como "junkets", después de que organizan suntuosas juergas. Aún más preocupante es que las denuncias de conductas inadecuadas, y en algunos casos ilegales, conducidas en el territorio vuelven a los operadores estadounidenses en su propio terreno. Las duras leyes nacionales contra el lavado de dinero y los controles del ente regulador de Nevada pueden hacer peligrar la licencia de juego y ser revocada por mala práctica en jurisdicciones extranjeras, haciendo de Macao un cáliz envenenado.

Para tener éxito en Macao, los operadores de casinos deben establecer las conexiones adecuadas, tanto a nivel local como en el continente. Los esfuerzos por cultivar esta "guanxi" están en la raíz de los problemas que hoy enfrentan las empresas estadounidenses allí, con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Comisión de Bolsa y Valores, que están llevando a cabo sondeos para determinar si Wynn Resorts y Las Vegas Sands han violado la Ley de Prácticas de Corruptas en el Extranjero.

En ambos casos, lo que empezó como disputas internas de la empresa, evolucionó en juicios que contienen alegatos explosivos e investigaciones federales posteriores. En Wynn Resorts, después del litigio con su CEO Steve Wynn, el otrora socio de negocios Kazuo Okada acusó a la empresa de buscar tratamiento preferencial del gobierno a cambio de una donación de 129 millones de dólares a la Universidad de Macao. A su vez, Wynn Resorts, que niega las acusaciones, alegó que Okada hizo pagos indebidos a funcionarios filipinos de juego, dando lugar a su remoción del directorio con el argumento de que era una "persona inadecuada".

En Las Vegas Sands, Steve Jacobs, un ex conocido ejecutivo de la división China de la firma, alegó en una demanda civil que la empresa realizó pagos indebidamente grandes a un abogado y legislador de Macao, y permitió a una figura de una tríada de participar activamente en el funcionamiento de una de sus salas VIP, según declaró en un tribunal de Hong Kong. Las Vegas Sands, encabezada por el donante líder del Partido Republicano, Sheldon Adelson, también niega cualquier negociado. Ni Wynn Resorts ni Las Vegas Sands han sido acusadas de ningún crimen.

MGM Mirage también se encuentra frente a un problema. Se batió en una retirada avergonzante de Nueva Jersey, después de que los reguladores de juego del Estado consideraron a su socio de negocios en Macao, Pansy Ho -hija del magnate del juego Stanley Ho que monopolizaba el negocio en Macao-, como "no apto" en un mordaz informe del 2010. Según se informa, ahora podría enfrentarse a dificultades similares, en sus planes para un proyecto de casino de 800 millones de dólares en Maryland.

Macao "es el sueño de un lavador de dinero, entre otras cosas" afirma Jeff Fiedler, director de proyectos especiales de la Unión Internacional Estadounidense de Ingenieros, que representa un pequeño contingente de trabajadores estadounidenses en el casino MGM. "Y Macao sin duda está empezando a filtrarse en los Estados Unidos. Eso es muy corrosivo".

En febrero, Fiedler encabezó el lanzamiento de un sitio web "dedicado a arrojar luz sobre las áreas del mundo del juego de Macao que los agentes industriales ... han trabajado para mantener fuera del ojo público". Basado en la Corte y registros corporativos, las investigaciones del Congreso estadounidense e informes de prensa, el sitio web denominado CasinoLeaks-Macau.com, desde entonces ha producido un flujo constante de mensajes que alegan criminalidad generalizada entre las promotoras "junket". Con la mayor parte de las ganancias de un casino que viene de los grandes jugadores que suministran estas empresas "junket", los operadores estadounidenses no tienen "otra alternativa", sino la de confiar en ellos, dice Bruce Kwong, un académico de la Universidad de Macao. "Tomando distancia de las junkets, ¿quién les ayuda a llevar a los hombres ricos a jugar?"

Muchas "junkets" -que organizan vuelos, hoteles y líneas de crédito-, han sido perseguidas por acusaciones de implicación
en el crimen organizado o asociación con tríadas. El ente regulador de juego de Macao (DICJ), reconoció en pasado la violencia de estas "junkets" relacionada con las tríadas (a finales de 1990 se vió una verdadera guerra rival entre gangsters en las calles de la ciudad), pero dice que ahora tiene resuelto el problema.

Una ley de junkets introducida en 2005 exige a estos promotores solicitar una licencia cada año, e incluye verificación de antecedentes e idoneidad, así como informaciones de carácter financiero. Las autoridades de Macao también lanzaron ofensivas intermitentes, en coordinación con sus homólogos de Hong Kong y China continental. A principios de este mes, se detuvo a 150 personas en redadas en los casinos y hoteles a raíz de una reciente escalada de la violencia que avivó los temores de un resurgimiento de los problemas de los años 90.

Pero no todo el mundo piensa que las tríadas -con un máximo de 30.000 miembros en Macao según algunas estimaciones-, han desaparecido de la escena de las junkets. "A pesar de la ley, su nombre no está en la puerta de entrada de sus oficinas, y los garantes o quien está cerca de ellas son tríadas", dice Steve Vickers, quien dirige una consultora de riesgo con base en Hong Kong.

De hecho, el problema es que el sistema de las promotoras o "junkets", que es muy anterior a la llegada de los americanos en Macao, es más necesaria que nunca. Pekín está preocupada porque las "junkets" reclutan a los jugadores ricos en el continente. Estas empresas promotoras proporcionan el cobro de deudas en el continente, donde las deudas de juego no se pueden hacer cumplir en los tribunales. Y además evaden los controles transfronterizos de divisas en China. Son el aceite de un motor que de otra manera no funcionaría. "Los casinos tratan de ser respetables, y es ahí donde las junkets tratan de entrar", dijo un oficial de la policía de Hong Kong que investigó el lavado de dinero de China continental vinculado con Macao. "No se puede hacer cumplir deudas de juego en la parte continental de China, por lo que se necesita a alguien para romper las piernas", haciendo alusión al "sistema" de cobro de las deudas impagas.

Es poco probable que China disminuya los controles que, eventualmente podrían reducir la necesidad de estas junkets. Pekín está preocupado de que las regulaciones liberales de divisas "podrían dañar el sistema monetario peninsular, con todo el dinero que acaba fuera de China", dijo el académico Kwong. Eso significa que hay pocas posibilidades de que estas promotoras -o los personajes desagradables a menudo asociados con éstas-, se vayan. Esto llevó a algunos a preguntarse, si la estricta vigilancia que pesa sobre los operadores estadounidenses, simplemente la hace incompatible con Macao.

"Si los operadores estadounidenses están siendo monitoreados por la ley de Estados Unidos, no serían idóneos de operar aquí", afirmó Hoffman Ma, un importante inversionista de casinos de Macao y además empesario junket con licencia. Eso podría obligar a las empresas estadounidenses a elegir entre el Este y el Oeste. Las Vegas Sands, Wynn Resorts y MGM Mirage han declinado hacer comentarios, pero Frank Fahrenkopf, presidente y CEO de la American Gaming Association, insiste en que los tres operadores cumplen las condiciones asociadas a las licencias de juego de Estados Unidos. "No hay duda de las empresas saben que si violan las reglas y regulaciones externas de Nevada, están sujetas a sanciones", dijo. "Y yo no veo que estas empresas voluntariamente dejen el Estado de Nevada".

Otros discrepan y sostienen que la creciente riqueza de China, así como la disposición de los operadores rivales globales para adentrarse sin ninguna oportunidad, hace indispensable a Macao para las empresas estadounidenses.

La mayor amenaza ni siquiera puede venir de los reguladores estadounidenses. Es interesante especular sobre cuánto tiempo más el Partido Comunista de China, va a tolerar de buen ojo las utilidades generadas por las empresas estadounidenses en suelo chino, en parte, de funcionarios del continente errantes que derrochan grandes sumas de dinero público malversandolo en atracones de fin de semana de juego. "Ningún gobierno quiere ver a los inversionistas haciendo un 40%, 50%, 60% de retorno en su país", dice Gary Pinge, jefe regional de investigación de juego del grupo asesor financiero Macquarie Group. "Se dice que están sentados en el lado equivocado de la mesa". Y como cualquier jugador sabe, las mesas pueden fácilmente transformarse.

 

 


 

 

Fuente:world.time.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner