Aumentaron 28% Los Ingresos De Tragamonedas Cordobesas

Sumaron 902 millones de pesos las apuestas realizadas durante el 2013 en las tragamonedas ubicadas en las salas de juego de las 17 ciudades de la provincia de Córdoba que cuentan con esos establecimientos. La cifra representa un 28 por ciento más que la del año anterior. Comparado con 2010, en tres años, se apostó un 131 por ciento más.

Los datos surgen de la estadística oficial de Lotería de Córdoba, la empresa provincial que administra los juegos de azar. En el caso de las slots, desde que se autorizaron en 2004 están concesionadas en forma exclusiva a la Compañía de Entretenimiento y Turismo (CET), la empresa privada que explota el sistema con unas 3.700 máquinas en el interior provincial.

A la cabeza de la lista por cantidad de apuestas, se encuentra la ciudad de Villa Carlos Paz. El promedio jugado en esa localidad durante 2013, fue de 19,5 millones de pesos por mes.

La segunda es Alta Gracia, con 8,7 millones mensuales. Río Cuarto (7,4 millones), Río Ceballos (7 millones) y Villa María (6,85) siguen en la tabla de las localidades que más recaudan.

Cada municipio con sala de juego recibe, por ley, el tres por ciento de la recaudación bruta. Lotería de Córdoba percibe un 24 por ciento del total recaudado. El 73 por ciento restante queda para CET, que se hace cargo de salas, máquinas y personal, paga premios e impuestos y aporta un uno por ciento adicional como tasa a los municipios en los que opera.

Si bien Lotería no detalla cuánto se juega por ciudad, la cifra es deducible del dato que proporciona respecto del aporte que, cada mes, CET deriva a cada municipio por ese tres por ciento que les corresponde.

En Carlos Paz, por ejemplo, de los casi 20 millones por mes que se apuestan, al municipio "vuelven" 583 mil pesos.

En Alta Gracia, por cada 8,7 millones que se juegan por mes, quedan 262 mil pesos para su municipalidad.

Para La Falda, donde se apuesta un promedio de 3,4 millones mensuales, su municipio percibe 102 mil pesos. En Deán Funes (que está entre las de menor actividad) entran al municipio 36 mil pesos mensuales, por cada 1,2 millones que se apuestan en su sala.

En cada ciudad con tragamonedas, como en cada una de las que se ha tentado para sumarlas, la discusión es si el porcentaje que recauda el municipio se justifica con relación
al monto que sus vecinos y visitantes apuestan.

En total, en 2013, como canon se repartieron 27.066.000 pesos, entre 17 municipios.

A la vez, ingresaron a Lotería de Córdoba 242.834.000 pesos. Para la empresa estatal, las slots son el segundo ingreso por juegos, después de la quiniela.

Lotería y CET aspiran a sumar más ciudades con salas, para agregar tragamonedas al stock en juego.

Sin embargo, hace cuatro años que la búsqueda no da resultados: las localidades que se fueron tentando terminaron rechazando el desembarco, ante una creciente resistencia social. Son los casos, por ejemplo, de Cruz del Eje, Hernando, Holmberg y Manfredi.

Mientras, una decena de ciudades dictaron en los últimos años ordenanzas que prohíben su instalación (entre ellas, Villa General Belgrano, Arroyito, Río Tercero, Almafuerte y Porteña), y un par condicionó todo intento a que llegue acompañado por una inversión hotelera de alta categoría (como Santa Rosa de Calamuchita y Jesús María).

La empresa CET, que opera con exclusividad las tragamonedas en Córdoba, es una sociedad que pertenece al Grupo Roggio y a Miguel Caruso.

Después de la quiniela, las tragamonedas son el juego más buscado, y tienen por público predominante a sectores sociales de bajo y medio poder económico. Según varios estudios, predominan las mujeres. Casi todas las salas están abiertas 20 horas por día, desde la mañana hasta la madrugada.

En las 17 ciudades con salas, se estima que CET opera hoy más de 3.700 tragamonedas. Hasta 2008 tenía un tope, por ley, de tres mil. Ese año, la Legislatura aprobó la ampliación del cupo hasta 5.400.

La estatal Lotería de Córdoba tuvo en 2013 ingresos por 872 millones de pesos. Por sus "juegos de distribución" (el principal es la quiniela), obtuvo 421 millones. Por las slots facturó 215 millones de canon. Menos le dejan sus casinos: fueron 127 millones en el año. Luego, 97 millones de pesos le entraron por los "juegos foráneos" (de otras provincias), y 10,5 millones en concepto de impuestos a juegos y rifas.


 

 

Fuente:www.lavoz.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner