Procesaron A Jugadores Que Manipulaban La Ruleta

La Justicia de Rio Negro procesó a los dos jugadores del casino de la ciudad de Cipolletti que durante una semana manipularon uno de los ruletones y cometieron una estafa que ascendió a 300.000 pesos. Los imputados forzaron el aro que cierra la ruleta y con una especie de punta despegaron la burbuja de acrílico que la protege. Luego de esta maniobra, realizaron apuestas y colocaron la bolilla en el número que habían jugado.

El delito fue cometido en la sala de juegos de Casinos del Río, en Cipolletti. Entre el 1 y 6 de febrero pasado, los imputados ingresaron al sector fumadores y dañaron el acrílico que protege a la ruleta. Con este mecanismo, apostaban y luego colocaban la bolilla en el número ganador. Así se hicieron de 39.469 pesos el primer día, 53.058 el segundo, 102.892 el tercero, 49.066 el cuarto y 57.116 el quinto, ahasta que al sexto día fueron detenidos. El personal de seguridad ya había advertido la maniobra y los grabó con las cámaras de vigilancia. Mientras uno hacía de campana en la sala de fumadores, el otro manipulaba la ruleta.

En la resolución del procesamiento, además de la estafa reiterada también se les imputó el daño cometido en el acrílico de la ruleta. En total, los imputados se hicieron de 301.601., según confirmó la gerencia de Casinos del Río.

La denuncia fue radicada primero en la Comisaría Cuarta de Cipolletti, donde los hombres estuvieron dos días arrestados, y después pasó al juzgado de instrucción que conduce Sonia Martín. En un primer momento los jugadores fueron identificados y permanecieron detenidos hasta que llegaron sus antecedentes. Después salieron en libertad, aunque quedaron sujetos a la investigación.

En ese momento, la información sobre la estafa fue
adelantada por el gerente del casino, Daniel Albi, y después la confirmaron las autoridades de la Regional Quinta. Los encargados del casino presentaron los videos de las cámaras de seguridad, que registraron la maniobra de los jugadores.

Albi contó que los hombres, uno de 52 y el otro de 54 años, empezaron a concurrir al casino durante la última semana de enero. Eran habituales apostadores allí y su permanencia en la sala de fumadores empezó a generar sospechas porque siempre se ubicaban en el mismo "ruletón". Ese el nombre con que se conoce a las mesas de ruleta electrónica, de las cuales hay tres en la sucursal.

Según detalló el gerente, detectaron que "en algunos horarios se producían movimientos anormales en cuanto al juego" y focalizaron la atención en el sistema de cámaras porque "es muy preciso" ya que está ubicado estratégicamente para dar cobertura total a la salas de juegos. "También advertimos al personal de seguridad, a los asistentes y a los verificadores del sistema informático y enseguida detectamos que estas personas estaban cometiendo un fraude en la ruleta electrónica, moviéndola e introduciendo elementos para modificar el resultado de la apuesta", agregó.


 

 

Fuente:www.rionegro.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner