Ahora son once los casinos que opera Codere en Panamá

Codere, a través de su filial panameña Alta Cordillera S.A., comienza esta semana con los cambios ejecutivos para concretar la fusión de los seis casinos recientemente adquiridos en Panamá con los otros cinco que ya operaba la empresa española en ese país.

A partir de esta nueva adquisición, por un monto aproximado a los 30 millones de Euros, la compañía pasará a gestionar 11 casinos y 3.500 terminales de juego en el país centroamericano.

La transacción se cerró a partir de la adquisición del 63,6 % de la participación que Thunderbird Resort tenía en International Thunderbird Panamá Corporation, la cual operaba las casas de juego bajo la marca Fiesta Casinos. La operación se había anunciado hace algunos meses y sólo se estaba esperando la aprobación por parte del Estado panameño.

Los voceros de Codere anunciaron que la compra de los seis casinos Fiesta significarán un movimiento estratégico dentro de la economía del sector, ya que éstos se irán a complementar con los casinos CrowN, adquiridos por la
multinacional española en 2006. A partir de esto último, ambos grupos podrán unirse para realizar "atractivas sinergias operativas y comerciales" dentro del mercado panameño del juego al que se considera con un gran potencial.

"Con esta operación avanzamos en nuestra estrategia de consolidar nuestra posición de liderazgo en América Latina en el sector de juego y entretenimiento, a la vez que seguimos reafirmando nuestro compromiso con las premisas que entraña el concepto de Juego Responsable", Según explicó Juan Carlos Restrepo, CEO de Codere en Panamá.

Codere funciona en Panamá desde  el mes de octubre de 2005 cuando se transformó en el nuevo operador del hipódromo Presidente Remón de la capital de ese país, uno de los más importantes de Centroamérica.


 

 


 
Banner
Banner
Banner