Funcionarios Y Empresario Procesados Por Concesión De Un Hipódromo

Tras años de instrucción, finalmente llegó a sus primeras conclusiones la causa que investiga presuntas irregularidades en la otrora concesión del Hipódromo de Villa Aguirre, en la ciudad bonaerense de Tandil. Para el fiscal Marcos Egusquiza se recogieron elementos suficientes para endilgar responsabilidades penales, por lo que resolvió procesar al empresario que estuvo a cargo de la concesión y a tres funcionarios municipales

A saber, Daniel Blanco, titular de Vistas Serranas y responsable del circo de carreras hasta que se caducara la concesión otorgada por el Municipio, quedó imputado de "Fraude en prejuicio de la administración pública y falsificación de instrumento público reiterado en concurso real".

Oscar Maggiori y Pedro Espondaburu (titulares de Desarrollo Local, respectivamente) en tanto, quedaron procesados por el delito de "Incumplimiento de los deberes de funcionario público". También la acusación le alcanza al director de Vialidad municipal, Guillermo Alasia, por el delito de Peculado.

Por lo que se desprende del expediente, al empresario Blanco (ya condenado por una contravención -apuestas ilegales- de parte del Juzgado Correccional), no cumplió con el contrato de concesión a la hora de obras puntuales que hacía a la infraestructura del Hipódromo, como así tampoco en el complimiento de requisitos tales como la asistencia sanitaria en el predio y de seguridad, además de lo más trascendente que hacía al manejo del dinero otorgado vía subsidios para con los premios de las distintas carreras.

Respecto a los funcionarios, los secretarios de la Secretaría de Desarrollo Local (Maggiori primero y Espondaburu después) como máximos responsables de controlar las obras que nunca se hicieron. Lo de Alasia, alude a la utilización del camión aguatero municipal para la pista que manejaba un privado.

Así las cosas, los acusados fueron notificados por la Justicia, quienes deberán ahora prestar declaración en los próximos días en la audiencia 308, bajo las imputaciones antes citadas. Una vez prestadas sus declaraciones indagatorias, el fiscal deberá analizar toda la prueba recogida y así elevar la instrucción a juicio.

Cabe consignar que la denuncia fue motorizada por el cuidador Jorge Cuenca en 2011, quien recurrió insistentemente a los medios, a la dirigencia política y, finalmente, a la Justicia para esclarecer lo que él consideraba irregularidades varias en la concesión, lo que motivó la intervención de concejales de la oposición quienes también acompañaron desde lo político (vía interpelación a Maggiori) las denuncias que, empero, nunca tuvieron demasiadas respuestas del oficialismo que, vale reseñar, ya cuenta con varias causas penales en su haber por otras aristas, con procesados e incluso condenados por acciones que oportunamente se detallaron sobre áreas de la administración pública comunal.

Antecedentes

Como se vino detallando en ediciones pasadas, resultó fundamental el aporte del perito oficial que intervino en la causa, quien concluyó con severas observaciones que hacen al manejo de los recursos que la concesión manejaba.

Se trató del contador Roberto Eduardo Terrile, integrante del Cuerpo de Instructores de la Fiscalía General del Departamento Judicial de Azul, quien envió el informe del peritaje solicitado por el fiscal Marcos Egusquiza para la causa por la concesión del Hipódromo de Tandil.

En principio, una de las cuestiones salientes que surgen del peritaje es que en el expediente no existe documentación que acredite el destino de los subsidios que, según la Ley del Turf (13.253), deben dirigirse el 60 por ciento a premios y el 40 por ciento a infraestructura, tecnología y desarrollo comercial.

Incluso, el contador marcó que en ciertos períodos no coinciden los montos pagados por Loterías y Casinos con la rendición que presentó la empresa Vistas Serranas SA.

"Estas diferencias se observan principalmente en aquellos períodos en los cuales existen ajustes posteriores en los montos de los subsidios", indicó y agregó que los importes estimados parecerían guardar la relación exigida por el organismo provincial.

Por otro lado, el contador citó varias notas de la Comisión de Seguimiento de la Ley del Turf. En las dos primeras, el ente descartó que haya habido irregularidades en las rendiciones contables entregadas por el concesionario antes de 2010, fecha en que se concretó la denuncia.

Posteriormente, con una carta documento del 22 de abril de este año, la comisión le informó al titular de Vistas Serranas que no había cumplido con la presentación de la nota que informe el porcentaje destinado a la bolsa de premios y el monto aplicado a infraestructura, tecnología y desarrollo comercial, pero además le reclamó la facturación respaldatoria.

En paralelo, notificó al Hipódromo local sobre falencias en la presentación de la inversión del dinero otorgado por la Provincia, donde "no existe declaración jurada alguna sobre las liquidaciones efectuadas a premios ni de las aplicaciones de los remanentes del subsidio no aplicados, que debieran constituir planillas con carácter de declaración jurada, con los detalles descriptos anteriormente y según la normativa vigente".

Otra de las observaciones de la prueba enviada al fiscal Egusquiza repara en que los programas de carreras cuentan con los premios, pero no acreditan el importe real pagado, ni tampoco que los eventos se llevaron a cabo.

El inventario y las obras

Del análisis de la totalidad de la documentación que obra en la causa, Terrile subrayó que si bien el contrato de concesión prevé que "la toma de tenencia del predio se realizará mediante inventario que efectuará la división de Patrimonio de la Municipalidad de Tandil", el Ejecutivo aún no ha aportado la documentación que corresponde según la cláusula citada.

En segundo término, cuestionó la respuesta de Gabriel Bayerque, director General de Inspección y Habilitaciones de la comuna, enviada al fiscal cuando requirió informes sobre las obras por 3 millones de pesos que debía ejecutar el concesionario: "No efectuamos nosotros las obras ni llevamos de ellas registros contables, no operan así las concesiones en el Municipio. Pero sí tenemos cantidad de informes y evaluaciones técnicas", había contestado el funcionario comunal.

En ese punto, el contador sostuvo que "la respuesta brindada por el doctor Gabriel Bayerque no guarda relación con la solicitud del suscripto", quien había pedido a la Municipalidad de Tandil "la documentación que acredite el cumplimiento por parte de la empresa concesionaria de la obligación dineraria emergente de la mencionada cláusula contractual".

Apuestas y canon

En otro párrafo, el perito reparó en las apuestas "remates" y consignó que deben contar con un registro de acuerdo a la Resolución 92/2008 de Loterías, ya que tributan del mismo modo que el resto de las apuestas vigentes.

En este aspecto, manifestó que en el contrato de concesión entre la Municipalidad y Vistas Serranas se estableció como canon locativo el 3 por ciento del total de las apuestas de todas las carreras del mes o 7 mil pesos "lo que resulte mayor". Sin embargo, no se aclara el alcance del "total de las apuestas".

 


 

 

Fuente:www.eleco.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner