Santa Fe Promulgó La Ley Que Prohíbe Las Carreras De Perros

El gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, firmó el decreto que promulga la ley que prohíbe las carreras de canes en todo el territorio provincial y fija multas y prisión para quienes promuevan esa actividad. La provincia se ubica de esta manera, a la vanguardia en la protección y reconocimiento de los derechos de los animales, al convertirse en “la primera del país en tener una ley contra las carreras de perros”.

Si bien no hay una legislación nacional que prohíba específicamente esta práctica, se tuvo en cuenta para la elaboración de la flamante norma promulgada, la Ley Provincial Nº 14.346 de Crueldad Animal para incorporar a la Ley Provincial Nº 10.703 del Código de Faltas de la Provincia, la "declaración de la prohibición de las carreras de canes en todo el territorio de la Provincia de Santa Fe", y sancionar con arresto de entre cinco y treinta días para sus organizadores y promotores, además de fijar a los mismos una multa de hasta diez jus, es decir, de hasta 6.500 pesos.

El proyecto legislativo -que fue una iniciativa de la diputada provincial Alicia Gutiérrez junto a Verónica Bena, Inés Bertero y Susana García y los diputados Eduardo Di Pollina y Ariel Bermúdez-, había sido convertido en ley por la Cámara de Senadores en diciembre del 2014.

En los fundamentos del proyecto, se explica que "las carreras de galgos son una competencia entre varios ejemplares de esta raza de perros. Los participantes corren
detrás de una liebre artificial, a la cual nunca pueden dar alcance, en un circuito ovalado, denominado canódromo, hasta llegar a la meta, y mientras corren llevan puesto un bozal".

En estas carreras, muchos de los perros son sometidos a varias técnicas ilegales para mejorar su "performance": son drogados, reciben estimulación eléctrica, y castigos con látigos; pasando la mayor parte del tiempo en jaulas y se les permite salir del encierro sólo para entrenar, competir o hacer sus necesidades. Todos estos animales, después de un tiempo de competir, quedan con temblores motores, estresados y prácticamente destrozados, motivo por el cual son abandonados o sacrificados.

En todo el país hay casi 40 canódromos; Santa Fe es una de las provincias argentinas con más de estos circuitos, aunque las provincias fuertes son Mendoza, Córdoba, y Buenos Aires, donde la práctica está prohibida por la ley provincial 12449, que exceptúa los lugares habilitados por leyes específicas de los municipios.


 

 

Fuente:www.elprotagonistaweb.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner